Sesameros felices al duplicar el rinde de sus productos

sesamoemparvado

Luego de bajos rendimientos en la zafra pasada, el presidente de la Cámara Paraguaya de Exportadores de Sésamo (CAPEXSE), Gilberto Ozorio, anunció optimista que los rindes conseguidos este año se encuentran cerca de los 700 kilos por hectárea y con ello se alcanzó la duplicación de la media del 2016.

Ozorio afirmó que con este resultado, se disiparon todos los temores que se tenían cuando se reportaban meses atrás caídas del 50% en cuanto a superficie de siembra. La superficie bajó bastante, alrededor de 25.000 a 30.000 hectáreas menos respecto al año pasado que fue de 60.000. Pero para que veamos cómo es el agro y cómo este año con menos superficie vamos a estar por lo menos acercándonos a lo que quiere el mercado internacional que demanda mucho sésamo, afirmó el exportador de la oleaginosa.

Este repunte sirve para crear una base que buscará hacer proyecciones de a dos zafras como mínimo, ya que el flujo de caja de las empresas está proyectado a solo una zafra. Hasta ahora hacemos proyecciones cortas y nos juega muy justo. El mercado tenemos de sobra, entonces estamos haciendo lo posible para establecer precios bases que alimenten toda la cadena desde el productor, dijo Ozorio.

Arturo Fernández, gerente general de una de las empresas miembros de Capexse, afirmó que el precio del sésamo se encuentra cerca de G. 5.000 por kilo, con un plus para aquellos productores que mantienen la inocuidad que exige el mercado japonés y europeo, según menciona. Porque no hay otro rubro, si nos ponemos a mirar, no existe otro rubro rentable, pues el maíz no cierra los números que el sésamo ofrece. El algodón no tiene mucho futuro realmente sin tecnología y sin otro tipo de asistencia. La mandioca y la stevia no terminan de despegar y el sésamo siempre está ahí presente, aseguró.

Este año, se alcanzó un rendimiento de 700 kilos por hectárea, superior al promedio nacional de los últimos años de 500 kilos por hectárea, duplicando el rendimiento de 350 kilos por hectárea del año pasado que hizo desistir a muchos de este cultivo. Se espera que nuevamente se contagien los ánimos de este año de modo a que vuelva a aumentar la superficie de siembra y que se superen los volúmenes mínimos registrados en los últimos años.

A veces es muy poco protocolar un convenio de alianza público privada que al final no se dé, entonces este año hicimos en forma más silenciosa, sin mucha publicidad y en forma coordinada estamos llegando en forma integral con la asistencia técnica bajo el programa del Proyecto USAID – FECOPROD y con los extensionistas del MAG, finalizó Fernández.

Related posts

Leave a Comment