Estas aquí =>

23 hectáreas de marihuana fueron destruidas por la SENAD

Efectivos de la SENAD incursionaron en una finca con cultivos de canabbis en una extensión de unas 23 hectáreas, ubicadas en el Asentamiento 7000 – Sidepar.

El dispositivo de represión a los cultivos ilegales de la hierba maldita, obedece a la obtención de informes de inteligencia de la ubicación de la plantación, que permitieron a los agentes allanar la propiedad y proceder a su destrucción.

La incursión de los agentes se logró tras la obtención de datos en el seno de las estructuras criminales, que estarían ingresando clandestinamente a los bosques para el cultivo y procesamiento de marihuana.

Las patrullas comandadas por el fiscal Osvaldo García, detectaron unas diez parcelas de marihuana con una superficie que totalizaron 10 hectáreas. El agente del Ministerio Público ordenó el corte de todos los cultivos que fueron hallados en la finca.

Cada hectárea resulta en unos 3.000 kilos, por lo que se concluye que el operativo logró destruir unas 69 toneladas de la droga, ocasionando un perjuicio de más de 2 millones 70 mil dólares americanos al narcotráfico.

El objetivo de este tipo de intervenciones es afectar las finanzas de las estructuras criminales, a fin de que las mismas acusen el perjuicio económico causado por la destrucción de sus cultivos.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?