Estas aquí =>

Los expertos están alarmados por desmonte de bosques Chaqueños

BUENOS AIRES taz | En Paraguay, los bosques son talados. El maderero más alto es el presidente Horacio Cartes. En las últimas semanas, tenía alrededor de 2 millones de árboles en su finca de San Francisco en la zona boscosa del Chaco. Las imágenes de satélite confirman el claro en un área de 2.000 hectáreas. El permiso para esto había sido otorgado por decreto del Presidente. Obviamente, Cartes quiere crear hechos más logrados antes del final de su mandato el próximo año.

De acuerdo con la Ley de Protección Forestal de Paraguay de 1973, cada terrateniente en sus tierras de más de 20 hectáreas en áreas boscosas debe dejar al menos el 25 por ciento del bosque existente. En septiembre, el presidente Cartes había reducido el límite por decreto al 6 por ciento. Condición: El área despejada se debe usar para la producción agrícola y la cría de ganado. No se trata solo de soja y algodón, sino también de eucaliptos de rápido crecimiento.

Según el decreto, Cartes y los barones del ganado han emitido una licencia para talar el Chaco, una región que se extiende mucho más allá de Paraguay más allá de Bolivia y Argentina. Desde 1990, Paraguay ha estado a la vanguardia de la deforestación en los continentes americanos. Cada año, más de 252,000 hectáreas de bosque desaparecen solo en Paraguay, un área tan grande como el Sarre.

El Senado calificó el decreto como ilegal

Según la organización ambiental Guyra Paraguay, la deforestación está progresando mucho más rápido en el Chaco que en el Amazonas. El viernes, miles de ecologistas tomaron una caravana por la ciudad capital de Asunción, huyendo hacia la residencia del presidente. El viento en contra sopla al Presidente también del Senado. Llamó al decreto como ilegal y le pidió a Cartes que lo devuelva. Una ley solo puede cambiarse por otra ley, pero no por un decreto, por lo que la opinión de la mayoría en el Senado. Mientras tanto, el abogado y abogado ambientalista José Méndez presentó una demanda constitucional contra el decreto.

«El intercambio de un ecosistema leñoso para, por ejemplo, el eucalipto, que solo cumple el propósito de cultivarlo para que pueda ser batido, pone en peligro el medio ambiente de forma sostenible», advierte la asociación ambientalista WWF. Además de las inundaciones y la erosión, también podría conducir al cambio climático. «Aunque la Ley de Protección Forestal existe en Paraguay y se registraron 5,000 denuncias por violaciones, había poco que condenar. La anarquía continúa siendo desenfrenada en la deforestación «, dice Óscar Rodas de WWF Paraguay.

La organización medioambiental británica Earthsight tuvo en julio un estudio sobre la industria ganadera de Paraguay como la fuerza motriz más fuerte para la deforestación, pero también criticó la producción de carbón. Esto «ayuda a cubrir los costos iniciales de la deforestación para la cría de ganado». Especialmente la madera dura de crecimiento lento de los árboles de Quebracho es popular debido a su ardiente y baja quema de humo en los amigos de la barbacoa. Casi todo el carbón se exporta.

Fuente: Taz.de

Tal vez te interese...

¿Que opinas?