Estas aquí =>

Paraguay solicitará formalmente revocatoria de status de refugiados de Arrom y Martí

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, dio instrucciones a la Cancillería Nacional para solicitar formalmente al Estado brasileño la revocatoria de la condición de refugiados de Juan Arrom y Anuncio Martí, quienes se fugaron del país y obtuvieron protección política en el vecino país, tras ser acusados de ser los responsables del secuestro de María Edith de Debernardi.

El anuncio fue hecho por el vicecanciller Hugo Saguier, quien explicó que están dadas las condiciones políticas para presentar la petición y que los señalados, más Víctor Colmán, deben venir al país a enfrentar ante la justicia.

El diplomático viajará mañana jueves al Brasil para reunirse con el canciller Ernesto Araújo e informarle que el Gobierno de Paraguay ha resuelto requerir la cancelación, revocación y cesación de la calidad de refugiados, otorgados por el Comité Nacional para los Refugiados de (Conare) Brasil a los connacionales Arrom, Martí y Colmán.

“Esta decisión del Gobierno Nacional obedece a una obligación elemental del Estado de asegurar las condiciones para impartir justicia ya que estos señores son requeridos por órganos jurisdiccionales de nuestro país. Se basa en razones de hecho y de derecho con suficiente consistencia, pues han ocurrido hechos nuevos y se verificó que los refugiados vulneraron la normativa interna brasileña”, expresó el vicecanciller.

Afirmó que el Estado paraguayo ha demostrado con documentación fundada que los señores se presentaron en la causa, por la cual se solicita su detención con fines de extradición y a través de sus representantes legales han sustentado su defensa jurídica.

Según Saguier se decidió esperar el inicio del nuevo periodo de Gobierno en el vecino país para formalizar la solicitud de cancelación del refugio.

Arrom, Martí y Colmán fueron procesados por el secuestro de María Edith Bordón de Debernardi en 2001. Mientras eran investigados demandaron al Estado paraguayo ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por supuesta privación de libertad y tortura por agentes policiales.

Recibieron la medida cautelar dispuesta por la CIDH para que no sean recluidos. Al no estar privados de su libertad aprovecharon la situación y se refugiaron en Brasil.

Además, solicitan como resarcimiento la suma de 63 millones de dólares, que el Estado deberá pagar en caso de fallo a favor de los demandantes. El próximo 7 de febrero, Paraguay presentará los alegatos finales para demostrar que ambos son prófugos de la justicia.

Cortina de humo

Por su parte, Ruben Lisboa, abogado de los presuntos secuestradores Arrom y Martí, aseguró que la condena de la CIDH no será ni por el 5% de lo que están pronosticando las autoridades, que es de 63 millones de dólares. Por otro lado, aseguró también que la plata no saldrá del Estado paraguayo, si no de los “responsables” de las supuestas violaciones de derechos que sufrieron los prófugos de la justicia paraguaya.

Agregó que este tema que instala el Gobierno paraguayo es una cortina de humo para desviar la atención de otros acuciantes problemas sociales.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?