Estas aquí =>

Avance científico, desarrollan arroz resistente a sequía

Un tipo de arroz genéticamente modificado es probado por científicos del Centro de Ciencias de los Recursos Sostenibles (CSRS), perteneciente al Instituto japonés RIKEN. Ellos, han desarrollado una variante que tolera a la sequía. Este descubrimiento, fue publicado en Plant Biotechnology Journal, donde informa que el arroz genéticamente modificado (GM), al que se le insertó un gen proveniente de la planta Arabidopsis, produce más arroz que el arroz no modificado cuando se somete al estrés provocado por la sequía natural.

Colaboradores del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) de Colombia y el Centro Internacional Japonés de Investigación de Ciencias Agrícolas (JIRCAS) de Japón, hicieron posible que esta nueva variedad sea desarrollada, lo que aumentaría la posibilidad de rendimientos en condiciones adversas.

El avance, permitiría aumentar la producción de cereales en áreas donde anteriormente no tenía buena respuesta y podrá ayudar a alimentar a la población mundial que va en constante crecimiento sin tener en cuenta el aumento de sequía que también se registra en los últimos tiempos. Los científicos de RIKEN y sus colaboradores abordaron esta cuestión desarrollando variedades transgénicas de arroz que llegaron a superar el problema de la falta de agua.

Normalmente, las plantas se adaptan al estrés relacionado con la sequía al producir osmoprotectores, moléculas como los azúcares solubles que ayudan a evitar que el agua salga de las células. La galactinol sintasa (GolS) es una enzima necesaria para producir uno de estos importantes azúcares llamados galactinol. En trabajos previos, los científicos de RIKEN demostraron que las plantas de Arabidopsis expresan el gen AtGolS2 en respuesta al estrés por sequía y salinidad.

Los resultados fueron muy prometedores. Primero, cultivaron las diferentes líneas de arroz en condiciones de invernadero y mostraron que el arroz brasileño y africano modificado mostraron realmente mayores niveles de galactinol que el arroz control no modificado. A continuación, probaron la tolerancia a la sequía durante el período de crecimiento de las plántulas, ya que este período a menudo se superpone con la sequía estacional.

Con el fin de controlar con precisión esta parte del experimento, se llevó a cabo en un refugio libre de lluvia que les permitió crear artificialmente condiciones de sequía. Después de tres semanas, las cepas modificadas habían crecido más altas y mostraron menos laminación foliar, una respuesta común al estrés por sequía.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?