Estas aquí =>

Buscan dar un impulso político al acuerdo UE – Mercosur

La Unión Europea y el Mercosur continuaron ayer domingo la negociación técnica de un acuerdo de asociación, con vistas a lograr los avances necesarios para convocar una reunión a nivel ministerial en la que se dé un impulso político clave al diálogo.

Desde el viernes se encuentran reunidos en Bruselas los jefes negociadores de los países de la UE y del Mercosur -Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay- para intentar resolver el máximo de asuntos pendientes en la negociación.

El proceso necesita un impulso político, según fuentes diplomáticas, pero para que se produzca un encuentro a ese nivel será necesario limar antes diferencias a nivel técnico.

Entre los temas más sensibles en el proceso se encuentra la agricultura, especialmente la carne vacuna y el azúcar, indicaron.

España promovió el pasado viernes una carta al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (foto), a la que se adhirieron otros seis líderes comunitarios, en la que solicitaban culminar las negociaciones con el Mercosur ante la amenaza del proteccionismo.

Los Estados comunitarios que apoyan el acuerdo creen que, en el contexto actual mundial, sería una señal muy potente de que el sistema funciona, que hay que respetar el sistema multilateral, que los acuerdos bilaterales dentro de un sistema más amplio multilateral son beneficiosos y pueden serlo para todos, señalaron fuentes diplomáticas.

Europa sigue creyendo en el comercio basado en reglas, un comercio justo que pueda crear prosperidad y riqueza, apuntaron.

En paralelo, Francia, Polonia, Irlanda y Bélgica han remitido por su parte otra misiva esta semana a la Comisión Europea, el organismo que negocia la política comercial en nombre de los Veintiocho, en la que han manifestado su preocupación por los efectos del tratado en su agricultura.

Los defensores del pacto creen que, con él, quedaría blindado el cumplimiento de los acuerdos de París contra el cambio climático, porque en el texto se incluye como condición.

De ese modo, en su opinión, se garantizaría que países como Brasil se alinearan con los objetivos de París.

Las negociaciones para un amplio acuerdo de asociación, basado en la cooperación, el diálogo político y el libre comercio entre la UE y el Mercosur, se iniciaron en Buenos Aires en abril de 2000 y desde entonces se han celebrado más de una treintena de rondas de negociación, un proceso complejo, incluso con bloqueos de muchos años.

En los últimos dos años se han sucedido los comentarios de optimismo que predecían un acuerdo en plazos cortos, pero todos ellos han pasado sin que haya logrado cerrarse el pacto.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?