Estas aquí =>

Búsqueda de “Plata Yvyguy” amenaza al patrimonio

La “búsqueda de tesoros” de la Guerra contra la Triple Alianza (1864-1870), actividad que está ganando popularidad en nuestro país, preocupa a las autoridades de la Secretaría Nacional de Cultura, que consideran que las excavaciones arqueológicas irregulares son delitos contra el patrimonio nacional.

Aprovechando este interés, algunas empresas ofrecen, a través de las redes sociales, detectores de metales para rastrear tesoros o servicios de localización de estos objetos con absoluta reserva y discreción. Otras, organizan jornadas de excavación con el reclamo de aprovechar el fin de semana para hacerse rico, tal y como escriben en sus anuncios.

Hemos tenido conocimiento de que una empresa está organizando jornadas de excavación en lugares como el campo de batalla de Avay (unos 30 kilómetros al sureste de Asunción), donde en diciembre de 1868 el ejército paraguayo fue prácticamente exterminado, declaró el titular de la Secretaría de Cultura, Fernando Griffith.

Alertó de que estas actividades demuestran una inconsciencia absoluta de lo que significa el patrimonio, y transgreden las leyes vigentes en el país, que penan con hasta 10 años de prisión la destrucción o alteración de bienes patrimoniales.

Es un delito alterar los sitios de batalla. Es como si estamos en la escena del crimen, y dejamos que entre la gente para alterar el lugar. Si sacamos las balas, los sables, los huesos, no tendremos forma de determinar cómo ocurrió la batalla, y nunca sabremos la verdad, expresó Griffith.

También advirtió del riesgo de que estos objetos hallados de manera irregular vayan a parar a colecciones privadas, e incluso salgan del país, y declaró que ya existen bienes patrimoniales paraguayos que forman parte de acervos de museos en el exterior.

El titular de la Secretaría de Cultura dijo que la entidad se plantea presentar un amparo preventivo contra estas excavaciones ilegales en lugares históricos y recordó que las convenciones de la Unesco persiguen el tráfico ilícito de bienes culturales.

La fiebre de la búsqueda de tesoros ocultos bajo la tierra está vinculada a lo que se conoce en Paraguay como el mito de la “plata yvyguy” (“plata bajo tierra”, en guaraní).

Según esta creencia, durante la Guerra de la Triple Alianza las familias paraguayas adineradas enterraron sus joyas cerca de los raíles del ferrocarril, que por entonces cruzaban gran parte del país.

Mitos aparte, Griffith aseguró que solo un 2 % del patrimonio cultural de Paraguay ha sido catalogado, por lo que la entidad que dirige está abocada a la búsqueda, identificación e investigación sobre bienes culturales, que permitan recuperar la memoria, la identidad y la conciencia sobre la historia paraguaya.

Admitió que Paraguay ya perdió una parte importante de su patrimonio, sobre todo el de tipo arquitectónico, debido a diferentes derribos de edificios históricos en las décadas de 1940 a 1960, por lo que la Secretaría de Cultura trata ahora de revertir el proceso a través de un inventario de bienes para facilitar su conservación.

Además, Paraguay está solicitando la colaboración de arqueólogos franceses, y también procedentes de los países que participaron en la Guerra contra la Triple Alianza, como Argentina y Uruguay, para contribuir a las excavaciones de lugares históricos de la contienda.

Este año, Paraguay pretende iniciar excavaciones arqueológicas en Acosta Ñu, donde tuvo lugar una de las últimas contiendas de la Guerra de la Triple Alianza, en la que se estima que unos 3.000 niños y adolescentes paraguayos perecieron peleando contra el Ejército de Brasil.

Paraguay había perdido al finalizar esta guerra a cerca de la mitad de la población, quedando una relación de cuatro mujeres por cada hombre, según los cálculos más aceptados por los historiadores.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?