Estas aquí =>

Cancillería prepara agenda de Abdo para su encuentro con Bolsonaro

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, viajará a Brasil el próximo martes, 12 de marzo, para reunirse con su par, Jair Bolsonaro, y abordar una agenda muy rica, dijo este a los medios el canciller nacional, Luis Alberto Castiglioni.

A pesar de que los dos mandatarios vecinos ya conversaron el pasado 26 de febrero en la hidroeléctrica de Itaipú, compartida por ambos países, en esta ocasión tendrán todo el tiempo necesario para conversar, comentó Castiglioni.

Está previsto que en ese encuentro esté sobre la mesa las negociaciones del Tratado de Itaipú, que comenzarán en 2023 y para las que Paraguay cuenta con el asesoramiento del economista estadounidense Jeffrey Sachs, además de temas relativos a la seguridad fronteriza, la construcción de infraestructuras, asuntos comerciales y económicos.

El ministro de Exteriores anunció que probablemente a final de mes se conocerá la decisión de Brasil sobre la petición de revocación del estatus de refugiados de Juan Arrom y Anuncio Martí, exdirigentes del Partido Patria Libre (PPL), procesados por el secuestro en 2001 de la esposa de un empresario paraguayo.

Castiglioni confesó que están esperando con mucha ansiedad y con mucho optimismo la decisión del Gobierno brasileño que facilitaría la extradición de los dos dirigentes para que puedan someterse a la Justicia paraguaya.

Hemos podido conocer la visión y el pensamiento que tiene el presidente Bolsonaro respecto a los refugios concedidos por Brasil a personas acusadas por delitos comunes, como Arrom y Martí, agregó el canciller paraguayo a los periodistas.

Arrom y Martí fueron procesados por la Justicia paraguaya por su presunta implicación en el secuestro de María Edith Bordón Vda de Debernardi, esposa del fallecido empresario Antonio Debernardi y nuera del exministro de Hacienda Enzo Debernardi, que fue liberada a cambio de un millón de dólares.

Antes del juicio, los dos hombres desaparecieron y fueron liberados con signos de tortura, en un caso que provocó la renuncia de dos ministros y de tres jefes de la policía paraguaya. Posteriormente huyeron a Brasil, que en 2003 les otorgó el estatus de refugiados políticos.

Actualmente, Paraguay está siendo juzgado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos por su presunta responsabilidad de Estado en las posibles torturas que denunciaron los dos dirigentes.

Sigue siendo cada día, cada petición y cada expresión de estas personas una afrenta a toda la ciudadanía paraguaya, una afrenta a las víctimas de los secuestros que tuvimos, insistió Castiglioni.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?