Estas aquí =>

Cargamento de droga iba a Brasil por agua

Agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD), decomisaron un cargamento de unos 500 kilos de marihuana prensada y cuidadosamente empaquetada en panes, que era transportada vía fluvial, desde Salto del Guairá con destino a Brasil.

La comitiva fiscal y de agentes antidrogas, consiguió interceptar un importante cargamento de casi media tonelada, listo para entrar en territorio brasileño. Fue en medio de un operativo de control, en el momento en que una patrulla nocturna estaba a orillas del río Piratiy, en Salto del Guairá, departamento de Canindeyú. De acuerdo a las informaciones, en el sitio se desarrollan actividades de tráfico.

Todo se inició en un operativo de control, cuando una patrulla nocturna de agentes antinarcóticos, que vigilaba la zona del río Piratiy, en Salto del Guairá, pues es una zona donde el flagelo del narcotráfico azota con mayor violencia. Al acercarse a la lancha, pudieron constatar que contenía 479, 8 kilos de marihuana. Se estima que la mercancía fue abandonada en el lugar ante la presencia de los antidrogas, dijeron desde la Senad. El fiscal interviniente en el caso es Bartomeu Barrios, quien dispuso la remisión del cargamento a la Base Regional de la Secretaría Antidrogas.

El Paraguay es el mayor productor de marihuana de Sudamérica, además de ser un potente distribuidor de la droga en la región. La ilegalidad de la producción y comercialización ha producido una mafia que genera horrendos crímenes conexos, por disputas territoriales e instalación de diferentes facciones criminales.

Aunque se sabe que Paraguay es pionero en la triangulación del narcotráfico que ya inició y fue protegido desde la dictadura de Stroessner. Actualmente, se estima que el cultivo alcanza unas 8.000 hectáreas y alcanza al menos ocho departamentos, donde el índice de muertes es “muy elevado”.

El transfondo de la escalada en la producción, es posibilitada por la crisis campesina, que carece de tierras y apoyo gubernamental. Así, para el campesino empobrecido y abandonado, es muy rentable dedicarse al cultivo de la “yerba”. Ocho de cada diez familias estarían cultivando marihuana, por razones económicas, pues cada hectárea produce unos 3 mil kilos de cannabis, que una vez procesados y puesta en las calles – a través de las bandas criminales que trafican y venden la droga– cada kilo ya deja una rentabilidad de unos 2 mil dólares por kilo.

 

Tal vez te interese...

¿Que opinas?