Estas aquí =>

Una barbaridad: Por caso de homonimia, un hombre estuvo preso 10 años

Un hombre de humildes orígenes, hace 10 años está privado de su libertad, por la única culpa de llamarse igual que un homicida, que por cierto nunca fue atrapado ni mucho menos inculpado.

Se trata de Julio César Franco Morel, quien fue condenado a 13 años de cárcel por homicidio, de los que ya ha cumplido 10 años.

Comentó que a lo largo de estos 10 años, ninguno de los abogados hizo nada al respecto de demostrar su inocencia, ya que ello resultaba relativamente fácil, pues sus huellas digitales obviamente, difieren totalmente de las del asesino.

 “Mucho se jugó conmigo, me rompieron todo aquí en la cárcel. Yo vi homicidios aquí, pasé muchas cosas malas, pero tuve que aguantar, callar para que no me maten porque iban a decir que fui el delator. Yo solo necesito mi libertad porque mi madre es de la tercera edad y papá está en sillas de ruedas. No tengo cómo demandar a nadie”, relató tristemente el hombre.

La tremenda injusticia fue descubierta hace poco, cuando la Fiscalía de Derechos Humanos descubrió que el ciudadano fue condenado por un caso de homonimia.

Cuando se realizó el trámite para que el mismo obtenga su cédula de identidad, se pudo constatar que el sujeto en cuestión nunca con la cédula de identidad con anterioridad. Asimismo, también se pudo corroborar que sus huellas dactilares no coincidían con el expediente donde figuraba su caso. Con esto quedó demostrado que en realidad el autor del crimen fue una persona que posee el mismo nombre y apellido de Julio César Franco Morel.

El pobre hombre relató que siempre afirmó a los policías que era inocente, pero ellos hicieron caso omiso de sus explicaciones.

La policía lo detuvo estando su chacra trabajando y que incluso le dispararon dos veces para aprehenderlo. Posteriormente, según su versión, los agentes le amenazaron y obligaron que admitiera que era él el responsable del homicidio que estaba en investigación.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?