Estas aquí =>

Cerro dio la vuelta, ganó y clasificó

Cerro Porteño despertó con un rugido del ‘León’ Nelson Haedo Valdez para vencer 2-1 al venezolano Caracas FC este jueves, a domicilio, y clasificar a la segunda fase de la Copa Sudamericana 2017.

Haedo Valdez, marcando un polémico penal en el minuto 66, y Julio Villalba, con un cabezazo en el 83, marcaron los goles del ‘Ciclón’ en el partido de vuelta del cruce en el estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela. Rubert Quijada había adelantado a los anfitriones en el 49.

El experimentado ariete guaraní había sido protagonista en el encuentro de ida, el pasado 2 de marzo en el estadio Defensores del Chaco de Asunción, al anotar el gol cerrista en un empate 1-1. El duelo comenzó con un sorpresivo minuto de silencio guardado por los jugadores del Caracas en medio de las protestas contra el presidente Nicolás Maduro que han dejado 38 muertos en seis semanas.

Tras el pitazo inicial del árbitro Ricardo Ribeiro Marques, los jugadores de los ‘Rojos del ‘Ávila’ permanecieron inmóviles, mientras los visitantes hacían rodar la pelota en su campo sin atacar. Una vez normalizadas las acciones, Cerro Porteño se veía desdibujado ante Caracas, que ganó confianza con el correr del cronómetro y buscó con ahínco el triunfo pese a saber que el empate 0-0 era suficiente para avanzar.

El portero de los paraguayos Antony Silva se lució entonces para bloquear los enviones de los dueños de casa. Silva bloqueó peligrosos disparos de Giácomo Di Giorgi de volea a los 36 y Robert Hernández y Fredys Arrieta con los 45 reglamentarios cumplidos. Solamente Oscar Ruiz respondió por los guaraníes con un tiro controlado por el cancerbero Eduardo Herrera.

La segunda mitad arrancó de la mejor manera posible para los caraqueños, con un testarazo a la red de Quijada en un tiro de esquina lanzado por Evelio Hernández. Anticipó a los zagueros del Ciclón y frenteó a placer. El panorama pintaba bien para los venezolanos, pero justo a tiempo llegó la reacción de Cerro. Un controversial penal cobrado por Ribeiro Márquez, al sentenciar falta de Giácomo Di Giordi sobre Jorge Rojas en la lucha por un balón. No hubo contacto en realidad.

Fuese justa o injusta la pena máxima, no desperdició la oportunidad Haedo Valdéz con una segura ejecución que cambió todo. Poco antes, en el 60, había ingresado como suplente Julio Villalba, quien terminó siendo junto con Haedo el catalizador para que Cerro Porteño vuelva a Paraguay con el objetivo cumplido.

Tras proyectarse por su banda, el lateral izquierdo Omar Alderete sacó un centro que Villalba conectó de cabeza para acabar de darle vuelta al marcador y, también, a la eliminatoria. El Caracas necesitaba conseguir dos goles para seguir con vida, pero su propio público terminó atentando contra cualquier posibilidad de salvación. El duelo fue paralizado por varios minutos debido al lanzamiento de bengalas por parte de la hinchada en un costado del estadio. Ello congeló el cotejo.

Cerro Porteño, pese a atravesar instantes de dificultad, cumplió.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?