Estas aquí =>

¿Cómo es Catanduvas?, el penal donde fue recluido el narco Marcelo “Piloto”

Marcelo “Piloto” Pinheiro, uno de los líderes del grupo criminal brasileño Comando Vermelho que fue expulsado de Paraguay tras haber asesinado a una mujer que lo visitó a su celda, fue recluido en una prisión de máxima seguridad de Brasil.

La Penitenciaría Federal de Catanduvas es una de las cinco prisiones de máxima seguridad administradas por el Gobierno Federal y está destinada a los presos más peligrosos de Brasil.

Conocida popularmente en Catanduvas como “Cadeião”, esta cárcel está ubicada a 476 kilómetros de Curitiba, en la región occidental de Paraná.

Al igual que las otras prisiones de máxima seguridad, tiene 208 celdas individuales y 12 más de completo aislamiento, siendo de 12.700 metros cuadrados su área construida. Este establecimiento está destinado exclusivamente a presos de alta peligrosidad.

En los presidios federales de Brasil, el régimen disciplinario es mucho más rígido que en el resto de las prisiones, ya que los internos pasan 22 horas diariamente dentro de su celda, reciben menos visitas y hay una mayor vigilancia y control.

El penal fue inaugurado en mayo de 2006 y en julio recibió al narco Fernandinho Beira-Mar. Este criminal, apodado como el “El emperador de Río de Janeiro” por su influencia sobre esa ciudad, fue uno de los fundadores del Comando Vermelho, el grupo al que pertenece Pinheiro.

La reclusión de “Piloto” en Catanduvas fue ordenada por el juez de ejecuciones penales de Río de Janeiro Rafael Estrela Nóbrega, a petición de la secretaría regional de Seguridad Pública, para evitar que Pinheiro entre en contacto en alguna cárcel local con sus cómplices del Comando Vermelho, la mayor organización criminal que opera en Río.

El juez citó en su decisión los dos intentos de narcotraficantes de rescatar a “Marcelo Piloto” de su reclusión en Paraguay, así como el asesinato de una joven, con el que el narcotraficante quería evitar que las autoridades paraguayas lo extraditaran a Brasil.

Asesinó a una joven mujer

“Piloto” asesinó el sábado a Lidia Meza, una joven de 18 años que lo había visitado en su celda tras el pertinente permiso de las autoridades.

El narcotraficante la golpeó y luego le clavó varias veces un objeto punzante que era usado como cuchillo de postre por los reclusos, con la única intención, según el ministro paraguayo del Interior, Juan Ernesto Villamayor, de frenar el proceso de extradición en su contra.

El crimen llevó al presidente paraguayo a expulsarlo para no esperar más los trámites de la extradición y por considerar que “Paraguay no tiene que ser tierra de impunidad para nadie”.

Pinheiro responde a varios procesos en Brasil, en dos de los cuales ya fue condenado. Una de sus condenas es de 21 años de prisión por homicidio.

El narcotraficante era considerado como el jefe del Comando Vermelho en Paraguay y como el mayor abastecedor de las drogas y las armas que ingresan a Brasil desde el país vecino, en donde vivía desde 2012.

Considerado prófugo en Brasil en 2007, fue arrestado en diciembre de 2017 en la ciudad paraguaya de Encarnación, en donde usaba una identidad falsa, en desarrollo de un operativo internacional conjunto entre varias agencias antinarcóticos.

Infobae

Tal vez te interese...

¿Que opinas?