Estas aquí =>

Conflicto entre la DNCP y Tribunal por empresas sancionadas

Durante este año la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP), inhabilitó a 200 proveedores por incumplir contratos, de los cuales 12 recurrieron al Tribunal de Cuentas y 6 lograron levantar la sanción y facturar millones.

Desde hace ya un tiempo la DNCP, ha venido endureciendo los castigos contra los proveedores del Estado que incumplen con sus obligaciones contractuales en las diferentes instituciones.

De cantidad mencionada de inhabilitados, 12 recurrieron al Tribunal de Cuentas del Poder Judicial y obtuvieron medidas cautelares para dejar sin efecto la disposición de la dependencia estatal encargada de supervisar las compras del Estado, lo que les permitió poder concursar en nuevos llamados. Gracias a ese respaldo, 6 compañías han podido facturar más de G. 70.000 millones a entidades públicas.

Estas firmas son: Allianz Worldwide Care SA,Dan y Kar SA, Alberto Raúl Palumbo Zaldívar, Tecmont SA, Óscar Osvaldo Zaracho Méndez y Hugo Alcides Sanabria Lezcano.

Las primeras dos sufrieron la anulación de sus contratos por sendas faltas, pero el Tribunal les concedió la posibilidad de ejecutarlos. Allianz WWC con el Ministerio de Relaciones Exteriores, mientras que Dan y Kar con el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

En el caso de Palumbo Zaldívar, este proveedor obtuvo cuatro nuevos contratos, tras la medida cautelar y el monto total supera los G. 8.642 millones. El Ministerio del Interior (Policía Nacional), la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac), la ANDE y el Congreso Nacional fueron los contratantes.

La compañía Tecmont fue adjudicada en dos licitaciones por la ANDE y el monto general de los contratos sobrepasa los G. 26.000 millones.

El plazo promedio de las inhabilitaciones fue entre 3 a 6 meses. De hecho, Contrataciones Públicas puede suspender a un proveedor hasta por 3 años si la falta fue muy grave. No obstante, según se puede observar, las cuatro empresas que tuvieron nuevas adjudicaciones levantaron sus inhabilitaciones en solo un mes, gracias al Tribunal de Cuentas.

En todos los casos la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas realizó las apelaciones correspondientes, pero según explicaron técnicos de la entidad, pese a que la justicia termine dando la razón a Contrataciones, ya no hay efecto retroactivo una vez que se adjudicaron los contratos bajo la medida cautelar. Es decir, si los proveedores ya cobraron esos importes, nada más se puede hacer. Solo quedan inhabilitados para futuros llamados.

Existe malestar y disconformidad en la DNCP, puesto que los sumarios llevan mucho trabajo y el Tribunal deja sin efecto sus disposiciones con sus cuestionadas resoluciones.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?