Estas aquí =>

Cuáles fueron los objetos que le regaló la familia de Ayrton Senna al Papa Francisco?

Brasil se está preparando para conmemorar un día que quedó marcado en la historia deportiva del país. El próximo 1 de mayo se cumplirán 25 años de la desaparición física de Ayrton Senna, uno de los grandes pilotos de todos los tiempos en la Fórmula 1. Es por eso que, como parte de los preparativos de los festejos en tierra brasileña, la familia del ex corredor visitó el Vaticano para sumar dos nuevos tesoros al Museo de la Santa Sede.

Encabezados por Bianca Senna, sobrina del tricampeón mundial de la máxima categoría del automovilismo en planeta, la familia tuvo un encuentro con el Papa Francisco en la Plaza San Pedro. Las dos ofrendas que le entregaron al Sumo Pontífice fueron una copia del último casco que utilizó la figura de la F1, un clásico con los colores de la bandera de Brasil, y una escultura del rostro de Ayrton realizada por Paula Senna, hermana de Bianca, que no pudo asistir al encuentro en Vaticano por haber dado a luz a su segundo hijo.

«Fue un día muy emotivo. Es un honor reunirme con el Papa en el Vaticano, en la semana de Pascua, para entregar una pieza tan especial hecha por mi hermana, Paula. Nos agradeció y felicitó el arte hecho por mi hermana. El sermón de hoy fue acerca de llegar a Dios en tiempos difíciles, y eso me recordó a Ayrton, porque él siempre hacía eso», dijo Bianca, directora del Instituto Ayrton Senna.

«My Ayrton» es el nombre de la escultura, que fue ideada y esculpida a principios de 2016, cuando la madre del conductor, Neyde Senna, se lo encargó personalmente a su nieta, artista visual y compositora.

La obra maestra se mostró al público por primera vez durante la reunión entre Bianca Senna y el Papa Francisco, y ahora pertenece a los archivos del Vaticano. «Fue un gran honor que le entregaran mi escultura al Papa», explicó Paula.

¿Cómo nació la idea de la escultura? La artista la creó durante su primer embarazo, utilizando imágenes y recuerdos como referencia. Hasta la propia familia ayudó a su gestación, ya que muchos posaron para darle vida a los aspectos de la anatomía de Ayrton Senna.

«Me sentí muy orgullosa de que mi abuela me diera esta misión, que quería retratar la forma en que la familia lo recuerda, con mucho cariño. Asumí el desafío, aunque sabía que sería difícil», reconoció la escultora.

De cara al próximo 1 de mayo, el Instituto Ayrton Senna, que por más de dos décadas trabaja para darle oportunidades a niños y jóvenes carenciados de Brasil a través de la educación, está al frente de una gran celebración que se llevará a cabo en el autódromo de Interlagos (circuito donde se lleva a cabo el Gran Premio de F1 de Brasil todas las temporadas) y recibirá el nombre de «Senna Festival Day», en los que habrá competiciones exhibición, se montará un museo itinerante con materiales del ex piloto y muchas más atracciones.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?