Estas aquí =>

De cómoda victoria a empate con sabor a derrota en estreno albirrojo

La selección paraguaya de fútbol no supo aprovechar una ventaja de dos goles en la primera hora de juego y terminó empatando con Catar 2-2 en su debut por el Grupo B de la Copa América en Río de Janeiro.

A segundos de iniciar el partido, Óscar Cardozo, uno de los “históricos” de la plantilla albirroja, abrió el marcador con un tiro penal a los 5 minutos y Derlis González aumentó la cuenta a los 56 con un gran remate de larga distancia imposible de atajar para el portero Saad Alsheeb.

Pero el equipo de Eduardo Berizzo no consiguió mantener el resultado y Catar terminó igualando con un tanto de Almoez Ali también desde fuera del área, y otro de Boualem Khoukhi a los 68 y 77 minutos respectivamente.

Con este resultado, Colombia lidera el Grupo B de la primera fase de la Copa América tras su triunfo del sábado 2-0 ante Argentina, seguido por Paraguay y Catar con una unidad cada uno y la “albiceleste” sin puntos.

En la siguiente jornada, Colombia jugará con Catar y Argentina con Paraguay, en un partido donde ya se puede definir el destino del grupo.

Catar, conducida por el español Félix Sánchez, comenzó el partido dormido. Primero, sufrió con un error de su portero, y después quedó en desventaja por una grosera mano en el área del defensa Pedro Correia, que Cardozo transformó en gol con un fuerte derechazo al medio del arco.

El campeón de Asia asimiló rápidamente el golpe, se fue adueñando de la pelota e inquietó en un par de ocasiones al portero Roberto Fernández, que respondió bien.

González, jugador del Santos brasileño, ingresó en el entretiempo y gestó una jugada que terminó con un gol de Cardozo, anulado a instancias del VAR por fuera de juego y minutos después sacó un potente derechazo desde fuera del área para marcar el 2-0.

Parecía que la selección “albirroja” se encaminaba a una goleada, pero en nueve minutos, Catar llegó a la igualdad con otro gol de media distancia, en este caso de Almoez Ali, y el tanto de Boualem Khoukhi.

En el último gol, la pelota terminó en el fondo de la red tras un cabezazo fallido del paraguayo Rodrigo Rojas, lesionado en la misma jugada, en su intento por despejar.

Paraguay se lanzó al ataque, pero ya no logró inquietar a los asiáticos, salvo con un remate de Cardozo. Catar, en tanto, dilapidó un par de opciones de contraataque.

El empate tras desaprovechar un 2-0 a favor significó un golpe para la selección nacional, que sigue sin convencer desde el inicio del ciclo de Berizzo en febrero pasado. Nos vamos con un sabor amargo, dijo González a la televisión tras el final del partido.

Catar, en tanto, se mostró como un equipo de jugadores rápidos y con buen trato del balón. A pesar de ir perdiendo 2-0 siempre hemos creído en el equipo y ojalá eso nos dé más confianza de cara a nuestros próximos partidos, dijo el DT Sánchez.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?