Estas aquí =>

Descubrieron plan del PCC para asesinar a un fiscal en Brasil

Una serie de cartas aprehendidas en Brasil revelaron el plan del Primer Comando de la Capital (PCC), el mayor grupo criminal del país, para asesinar a un fiscal y a un coordinador de presidios en el estado de Sao Paulo, informó hoy el Ministerio Público.

Las cartas, que tenían un lenguaje codificado, fueron confiscadas a dos mujeres después de realizar una visita a un presidio de la localidad de Presidente Venceslau, donde cumplen pena importantes líderes de esa facción criminal.

Las misivas detallan la intención del PCC de asesinar al fiscal Lincoln Gakiya, que investiga a la organización, y a Roberto Medina, coordinador de prisiones de la zona oeste de Sao Paulo, si los líderes del grupo criminal son transferidos a cárceles federales de máxima seguridad.

El Ministerio Público de Sao Paulo solicitó recientemente el traslado de Marco Willians Herbas Camacho, alías «Marcola», y otros cabecillas del PCC a un presidio federal después de que los servicios de inteligencia descubrieran un complejo plan de fuga.

«Marcola» es considerado como el máximo líder y uno de los fundadores de la organización criminal y, según las investigaciones, tanto él como otros dirigentes mantienen contacto permanente con miembros del PCC en los diferentes estados de Brasil para coordinar diferentes actividades criminales.

De acuerdo con las autoridades brasileñas, el PCC, que nació en las prisiones de Sao Paulo, ya actúa en prácticamente en todo el país y su número de integrantes saltó en los últimos cuatro años en casi seis veces, desde unos 3.000 en 2014 a cerca de 20.000 en 2018.

Pese a que en su gran mayoría está concentrada en Sao Paulo, con unos 11.000 integrantes, los tentáculos de la organización al parecer se extienden a países como Paraguay, Bolivia, Colombia, Guyana y Perú.

La rápida expansión del PCC provocó una reacción de las otras organizaciones criminales de Brasil, como el Comando Vermelho, la principal mafia de Río de Janeiro, y desató una violenta guerra que ha dejado un rastro de decenas de muertos, principalmente en las prisiones.

Las matanzas ocurridas en diferentes cárceles de Brasil en los últimos meses, incluso algunas en que fueron asesinados hasta 100 reclusos, son atribuidas a las disputas entre el PCC y las organizaciones rivales.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?