Estas aquí =>

Despierta la industria de bicicletas en Paraguay

La bicicleta es desde hace tiempo, un elemento que ayuda a mejorar el desplazamiento de las personas, aportando a su vez a la salud de las personas. Dentro de este contexto, una empresa paraguaya se abre paso en la producción de estos elementos para ayudar a la movilidad de la ciudadanía. Se trata de bicicletas “ROD”, marca nacional que comienzan a posicionarse inclusive a nivel  internacional.

Una de las cabezas visibles del emprendimiento es Denis Rodríguez, joven emprendedor que notó que Paraguay puede ocupar este vacío en la producción de bicicletas y decidió tomar el desafío. Nos cuenta algo de los inicios, su motivación, el presente y el futuro de una marca que llega para quedarse.

-Denis, dentro de un abanico de posibilidades, ¿en qué momento te decidiste a ingresar de lleno en la fabricación de bicicletas?
Hace unos 3 años nació la idea de hacer bicicletas, tardé aproximadamente un año en diseñar y fabricar los primeros prototipos trabajando a medio tiempo y a comienzos de 2017 tuvimos nuestra primera venta de bicicleta que vino desde Holanda, enviamos la primera Rod vendida ahí, y desde ese momento trabajo a tiempo completa en ROD

-¿Cómo iniciaron y con qué elementos contaron cuando iniciaron?
Iniciamos con un presupuesto bajo, utilizando las herramientas de la metalúrgica de mi padre y trabajando en un pequeño sector dentro de su taller.

-¿Nuestro país ya está preparado para consumir en masa a los biciclos hechos aquí mismo? Estamos viendo que la cultura tanto de la bicicleta como el de los productos nacionales están creciendo bastante, lo cual es bastante alentador para nosotros.

-En cuanto a las materias primas, según entendemos, las aleaciones y metales fuertes pero ligeros son la exigencia de muchos ciclistas, ¿cómo bicicletas “Rod” hace frente al cada vez más exigente mercado de bicicletas con estas características?
Como nosotros nos enfocamos en bicicletas urbanas y no de competición, preferimos ofrecer un producto resistente y duradero. Es por eso que usamos el acero como materia prima para el cuadro de la bicicleta, y los componentes de aluminio para poder ahorrar más peso.

-Siguiendo con la tecnología, ¿cuáles serían los pasos de cara a la nueva década del siglo 21 que se llega en cuanto a la tecnología y que en poco tiempo también seremos testigos en los modelos hechos en nuestro país?

Nosotros actualmente contamos con un prototipo funcional de bicicleta eléctrica y tenemos en mente poder lanzar ese producto al mercado a comienzos del año 2019, esta bicicleta también contaría con una batería, sistema de luces, señaleros e inclusive un sistema de alarma anti-robo, la tecnología avanza rápidamente y hay que saber cómo y dónde utilizarla.

-Bicicletas con bandera paraguaya, ¿ya tienen muchos clientes en el extranjero?
Sí, de hecho que nuestra primera venta fue para Holanda como ya dije, luego tuvimos un pedido para Brasil y con el tiempo llegó uno más para Canadá.

-Imaginamos que el desafío es grande pero, no hay que esperar que todo salga bien. A lo mejor tuvieron problemas en el camino, problemas que a lo mejor pudieron sortearse. ¿Qué habría que mejorar en el país para que un emprendedor pueda llegar lejos?, ¿hay todavía algún inconveniente para quienes “sueñan” con llegar lejos con sus emprendimientos empresariales en el país?
Por suerte la cultura empresarial también va creciendo bastante y uno puede encontrar más apoyo que antes, la gente tiene ganas de ayudar en los proyectos y eso es genial, normalmente el mayor problema suele ser la falta de capital semilla para desarrollar los proyectos.

-Nos gustaría dejar este espacio para que puedas incluir todo lo que te parece podría ayudar a sacar a este emprendimiento adelante y cuentes lo que te parecería correcto decir sobre este gran proyecto que llevan adelante.
Siempre hacemos hincapié en dos mensajes que nos gusta transmitir. La primera es “Nunca dejen de soñar”, cuando el proyecto recién era una idea y no una empresa, probablemente éramos los únicos que realmente creían que una marca nueva de bicicletas paraguayas podría llegar a suelo europeo rápidamente pero por cosas del destino terminó sucediendo así. Y la segunda es “En Paraguay se puede”, desde que comenzamos el proyecto recibimos mucha ayuda de diferentes personas, empresas, organizaciones, etc., la empatía de la gente es sumamente positiva, de hecho que gracias a eso vamos escalando de a poco y pudimos no solamente nacer, también sobrevivir y crecer, y por supuesto soñar.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?