Estas aquí =>

Diferentes factores ayudaron a mejorar el precio del Trigo en Chicago

Con excepción de la soja que cedió terreno durante la última sesión de la semana, los cereales operaron al alza en un entorno donde la evolución de las condiciones climáticas en EE.UU., comienza a ganar relevancia de cara al inicio de la siembra de la nueva temporada. El maíz ganó un respiro y el trigo levantó cabeza.

Trigo

El balance de la semana resultó positivo para el trigo en los Estados Unidos, donde las posiciones de mayo julio en Chicago ganaron 0.81 y 0.53%, al pasar de 169.85 a 171.23 y de 172.05 a 172.97 dólares por tonelada. En Kansas los mimos contratos ganaron 0.43 y 0.39% al pasar 162.77 a 163.51 y de 165.99 a 166.63 dólares por tonelada.

El trigo transitó la semana marcando una continua tendencia alcista y acumuló una ligera ganancia. Esta vez, el estímulo fue explicado desde el plano fundamental, desplazando los elementos técnicos que habían oficiado de sostén en la semana anterior. En vísperas del comienzo de la siembra del trigo de primavera, el mercado incorporó una prima por riesgo climático a los precios del cereal.

La salida del invierno propone excesos de humedad y anegamientos en zonas productivas, y comienza a generarse incertidumbre sobre el normal inicio de la plantación de tal variedad. La misma, comenzaría a generalizarse en el mes de abril, y los pronósticos climáticos no resultan alentadores.

Según los mapas, los siguientes meses la situación podría resultar de las más complicadas históricamente en términos de humedad y excesos hídricos.

Maíz

El balance semanal para el maíz en la Bolsa de Chicago resultó positivo, donde las posiciones mayo y julio del cereal ganaron 1.34 y 1.37%, al pasar de 146.94 a 148.91 y de 150.49 a 152.55 dólares por tonelada.

El mercado del maíz dividió la atención en dos cuestiones fundamentales. En principio, los precios enfrentaron dificultades para ascender, dado el excelente panorama productivo que se espera en Sudamérica. La cosecha avanza en Argentina, y los rendimientos superan las estimaciones iniciales en zonas claves.

Así, se mantienen las proyecciones de producción alrededor de 46-47 millones de toneladas. En tanto en Brasil, la cosecha de maíz de primera cubre 48% del área, mientras que la plantación de segunda llegó prácticamente a su fin. Ambas tareas se encuentran en línea con los promedios históricos o moderadamente adelantados.

Soja

El balance del segmento resultó negativo para los precios de la soja en la Bolsa de Chicago, dado que los contratos mayo y julio perdieron 0.60 y 0.62%% al pasar 334.09 a 332.07 y de 339.14 a 337.03 dólares por tonelada.

Varios elementos se conjugaron para condicionar la evolución de los precios en el mercado de referencia. Por una parte, el mercado se quedó a la espera de novedades sobre un avance hacia el acuerdo comercial entre EE.UU. y China. Según declararon fuentes oficiales del gobierno americano, la semana próxima se llevaría a cabo una nueva ronda de negociaciones entre funcionarios de ambas potencias.

Aunque, no hubo mayores declaraciones positivas al respecto. Otro elemento para considerar es el factor climático, que podría imponer retrasos en la siembra de maíz. Así, el mercado comienza a especular con un posible traspaso de área hacia soja.

Esto cambiaría el panorama de oferta, transmitiendo debilidad a los precios. De todos modos, aún resulta muy prematuro para anticipar escenarios.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?