Dulce y peligrosa, el mburucuyá entra en su etapa de cosecha - El País
Estas aquí =>

Dulce y peligrosa, el mburucuyá entra en su etapa de cosecha

Su origen es de América tropical, hasta se podría decir que es autóctona en Paraguay. Esta planta incluye más de 400 especies distribuidas en América, Asia y África. Los mayores productores de mburucuyá a nivel mundial son: Brasil, México, Australia, EE.UU. (Hawai), África del Sur, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela, entre otros.

Esta noble planta, y como su nombre en español lo indica (Pasionaria), es muy apetecible por su sabor exótico. En si, es consumido como jugo al filtrar su pulpa y semilla, envuelta en una fuerte coraza y sus propiedades digestivas aseguran un buen pasar luego de las principales comidas. También de sus hojas se habla por sus efectos sedantes llamado a su vez pasiflorina, aunque también en algunas variedades se encuentran sustancias antibacterianas y repelentes.

Sus valores nutritivos hablan de que por cada 100 gramos de pulpa de mburucuyá, se pueden extraer 13 mg de calcio, 17 mg de fósforo, 1,6 mg de hierro 0,03 mg de vitamina B1, 0,13 mg de Vitamina B2 y 30 mg de vitamina C.

Debido a que gastronómicamente, últimamente se ha abierto el mercado para la fruta, en nuestro país ya comienza a elevarse el consumo y principalmente los de elaboración como jugos, yogur, helados y otros productos.

El mburucuyá de tono amarillo y sus derivados son los que actualmente gozan de buena comercialización y tiene una elevada resistencia al fusarium, plantas vigorosas, está mejor adaptado a los climas cálidos, posee frutos con cáscara amarilla y su peso promedio es de 50 g a 200 g por fruto, mayor acidez total y más productivas.

La enredadera de esta planta deja su toque de belleza a los patios donde estas crecen. La abertura de la flor de tonos azules a lila, se produce a la madrugada y cierre antes del mediodía aunque en algunos casos permanecen abiertas durante todo el día.

Cuando se acerca la época de cosecha, generalmente en verano a comienzos de año, se puede notar que las frutas alcanzan el diámetro necesario de adultez entre 50 y 60 días después de 7 a 8 meses posteriores a la siembra. Sin embargo, pese a observaciones se han podido constatar que pueden llegar a dos cosechas por año pudiendo albergar por cada metro de ramas cerca de 10 a 15 frutas, dependiendo de la sustentación de la planta.

Los peligros del abuso en el consumo de la fruta también existen, ya que se reportaron casos de personas con bajo ritmo cardíaco luego de consumir en exageración el zumo del mburucuyá por lo que es recomendable no tomar más de 250 a 300 ml en caso de antecedentes de presión baja.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?