Estas aquí =>

Economía anémica, crecimiento estanco

Producto Bruto Interno solo avanzará 0,2%, según proyección FMI

La economía de Brasil continúa anémica, el FMI proyectó un crecimiento del 0,2%, detrás de los principales países emergentes y colista entre las naciones de América Latina.

El presidente Michel Temer expresó hoy su esperanza en que las reformas impulsarán la expansión.

Según el Fondo Monetario Internacional en 2017 Brasil, que es la mayor economía latinoamericana, avanzará sólo el 0,2% y el año próximo mejorará el 1,7%.

Este cuadro ubicó a Brasil muy lejos del crecimiento mundial que será del 3,5 % en 2017, y más rezagado aún frente a la subida de los emergentes que está situada en el 4,5%, en promedio.

El gigante latinoamericano es parte del grupo BRICS, junto a Rusia, India, Sudáfrica y China, que años atrás se perfilaba como el nuevo motor de la economía mundial.

Los números de este martes mostraron una seria desventaja de Brasil ante sus socios del Brics, donde India creció el 7,2 %, China mejoró el 6,6% y Rusia el 1,4%.

Luego de una etapa de crecimiento alto, que llegó a superar el 7% en 2010, Brasil ingresó en una fase de expansión más tímida hasta caer en la peor recesión de su historia reciente.

La depresión tuvo su momento más agudo en 2015 con una baja del 3,8% del Producto Bruto Interno seguida por una caída del 3,5% en 2016, según números oficiales del Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas.

Michel Temer manifestó su expectativa en que la reforma previsional y otras transformaciones estructurales, como la nueva legislación laboral, relancen la economía hacia un nuevo ciclo de expansión “sostenible”.

 “El crecimiento en el mes de febrero (ante enero) fue del 1,3%, según el Banco Central” conmemoró el mandatario durante una reunión con legisladores oficialistas que le presentaron el proyecto de reforma previsional.

El Jefe de Estado también habló de la mejor percepción internacional de Brasil, demostrada, según dijo, en el hecho de que la agencia de riesgo “Moddy’s nos sacó del nivel negativo y nos pasó a estable”.

De todos modos tanto Temer, como su ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, se han mostrado menos optimistas que el año pasado, cuando el gobierno llegó a estimar que en 2017 se llegaría a un crecimiento del orden del 1,5%.

El mes pasado el ministro Meirelles, quien hoy se reunió con Temer, reconoció que en 2017 se crecerá sólo el 0,5%, índice que es más del doble del 0,2% anunciado por el FMI.

Si se cumple este diagnóstico del FMI, Brasil será uno de los furgones de cola de América Latina donde se pronosticó una mejora del 1,1%.

Entre tanto México, la otra potencia regional, octuplicó a Brasil ya que su crecimiento será del 1,7 % este año.

Por qué razón Brasil pasó de ser la estrella de la economía emergente, comparado con un cohete en la tapa de la revista The Economist, a un país hundido en el estancamiento?.

Una de las razones para esa falta de impulso es “política”, señaló la agencia de análisis de riesgo Eurasia Group.

Esta interpretación de Eurasia tomó en cuenta la “incertidumbre” que rodea al gobierno de Michel Temer debido a los casos de corrupción que salpican a su gobierno en el escándalo Lava Jato.

La semana pasada el Supremo Tribunal Federal divulgó las grabaciones de cientos de horas de confesiones de 78 exejecutivos de la empresa Odebrecht.

En esos videos se formularon imputaciones al propio Temer, que habría gestionado el cobro de un soborno de 40 millones de dólares y a 8 de sus ministros.

Temer dijo ayer que los ministros continuarán en sus cargos hasta que la Justicia no los transforme en “reos”, anuncio que le permitirá tener mantener al gabinete intacto por algún tiempo.

El último boletín de Eurasia estimó que pese al desgaste causado por las grabaciones de Lava Jato, Temer podrá mantenerse en el cargo y realizar las reformas, dado que la Justicia demorará un largo tiempo en procesar a los ministros.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?