Estas aquí =>

¡El colmo!, Justicia beneficia a Tapití S.R.L., empresa suspendida por el DNCP

El Tribunal de Cuentas Primera Sala, en plena feria judicial (03 de enero) otorgó medida cautelar a la empresa de seguridad Tapití S.R.L., a pesar de que la firma está suspendida por la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) para contratar con el Estado por diversas irregularidades e incumplimiento de contratos.

La DNCP apeló la resolución judicial ante la Corte Suprema de Justicia, cuya Sala Penal, no se pronuncia hasta el momento, pese a que la acción llegó a la misma hace cerca de 3 meses. Con esto la máxima instancia judicial, integrada por los ministros Luis Benítez Riera, Manuel Ramírez y Miryam Peña, favorece a la irregular empresa para seguir haciendo de las suyas, en detrimento del dinero público.

Tapití S.R.L, que tiene como cabezas visibles a los ex comisarios Vidal y Viviano Machado, fue suspendida por la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas por daños y perjuicios al Servicio Nacional de Promoción Profesional. En esta institución se comprobó que personal de la empresa de seguridad cometió robo de bienes de la dependencia educativa, con lo que se evidenció el incumplimiento de contrato.

Sin embargo, la firma recurrió a principios de año, al Tribunal de Cuentas de Primera Sala, que resolvió otorgarle una medida cautelar, suspendiendo los efectos de la inhabilitación, permitiendo a la esta empresa seguir negociando con el Estado paraguayo.

En la DNCP figuran varias faltas en contra de la empresa de los hermanos Machado; sin embargo, la justicia hace oídos sordos al filtro organizativo que lleva adelante Contrataciones Públicas para que empresas que incumplen contratos, sigan operando con el mismo y de manera fraudulenta continúen embolsándose millonarios negocios por servicios de dudosa calidad.

El expediente que fue caratulado como “Tapití SRL c/ Res. N° 5042 del 18/12/2018 dictada por la DNCP”, se encuentra en un oscuro cajón de la Corte Suprema de Justicia desde mediados del mes de febrero de este año, sin que se produzca un pronunciamiento de fondo desde que el documento llegara a la máxima instancia judicial.

El tira y afloje de Tapití continuó y fue así que en un primer momento, la Sala Penal canceló la intervención de la abogada Lilian Rosana Prieto Ramírez, designada por los Machado para provocar la inhibición del ministro Ramírez, con quien tiene presuntas causales precedentes de excusación.

En una rápida acción los representantes de la empresa suspendida recusaron a Ramírez y plantearon un recurso de reposición con el inocultable afán de continuar estirando el tratamiento de la medida cautelar que les beneficia, esto explicado por fuentes que se encuentran dentro de la DNCP.

De todos modos, el precedente que dejan desde la empresa Tapití, demuestra que siguen utilizando a la Justicia de mala manera, pasando inclusive por encima de los órganos organizativos de las compras y contrataciones que realiza el Estado. De continuar así, no se garantizará que el Estado pueda obtener contrataciones que ayuden a mejorar los servicios contratados.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?