Estas aquí =>

En el Te Deum solicitaron mano dura contra la corrupción

El monseñor Edmundo Valenzuela, arzobispo de Asunción, fue el encargado de la homilía del Te Deum que fue realizada en la Catedral de Asunción en honor a la Virgen Santa María de la Asunción y la toma de poder del presidente Mario Abdo Benítez. Su mensaje fue centrado en la manera de cómo la iglesia cree que se debería llevar las tareas desde el Gobierno y entre varios puntos se centró en acabar con la corrupción.

El presidente de la República participó del acto religioso en compañía de la primera dama Silvana López Moreira, donde atentamente y desde la primera línea escucharon atentamente la homilía de Valenzuela, quien mencionó que el Estado y sus gobernantes deben buscar el bien común, además de extirpar el cáncer de la corrupción, respetar la vida y fortalecer las familias.

En otro punto de su sermón, el prelado destacó la necesidad de reformar la Justicia, luchar por la soberanía energética del Paraguay, a la necesidad de sacar de la pobreza a los campesinos y que se debe tener cuidado con el crecimiento del endeudamiento, tal vez en coincidencia entre otros puntos con el discurso que mencionó el presidente de la República, una vez asumió el mando.

Valenzuela en otra parte de la homilía, dijo que el Gobierno debe velar por el mantenimiento de los lazos que unen a los miembros de la nación, como comunidad de personas libres, unidos en busca del bien común.

No dejó de mencionar que por encima y antes del mismo Estado, al que los ciudadanos damos poder para organizarnos mejor, conformamos una nación, una comunidad humana de personas libres cuya vida, familia, bienes y cultura deben ser resguardados, potenciados y promovidos desde el Gobierno tanto político como eclesial.

Recalcó que la iglesia conoce su deber y siempre ha tratado de cultivar la conciencia de respeto profundo por la vida de cada paraguayo, sea cual sea su condición, desde el inicio de su vida en la concepción hasta su muerte natural. Sobre la base de este primer e innegociable derecho humano a la vida se deben establecer todos los otros fundamentos de la vida en común: fortalecer la familia basada en la unión estable del varón y la mujer con apertura a la prole y a sus otros miembros, especialmente de los ancianos, enfermos y discapacitados.

Criticó en otra parte a la colonización ideológica, que, según indicó, intenta coaccionarnos para aceptar antivalores como la legalización de aborto o la ideología de género a cambio de ayuda financiera. Aprovechó para solicitar el fortalecimiento de las instituciones y de esa manera esta sea la fuerza del nuevo Gobierno en cuanto a las políticas públicas, el vigor de las instituciones, tanto para el pobre como para el rico ciudadano en obtener justicia pronta y barata, realizadas con solvencia e integridad, no sólo beneficien a una élite sino a la mayoría de las familias paraguayas, con integridad plena y no selectiva.

Para los pobres solicitó una política social preferencial a satisfacer las necesidades de desarrollo y bienestar de nuestro pueblo, el combate a la pobreza de la situación de los más carenciados, destinando más y mejor aprovechados recursos a los servicios públicos de educación, salud, vivienda.

Con relación a la soberanía energética sobre las binacionales, dijo que será una fortaleza para el país disponer de una gran producción de energía eléctrica de baja contaminación y de bajo costo relativo a través de las represas de Itaipú y Yacyretá, en las que es socio con el 50% de propiedad del potencial eléctrico producido. Obtengamos todo el beneficio que corresponde al país de estas represas. El diálogo y la toma de decisiones deberán ser para la mejoría del país

En el caso de Yacyretá, es claro que el precio de venta del potencial eléctrico producido debe ser establecido con base en lo dispuesto en el Tratado y el producto de la venta debe ser recibido por Yacyretá. En el caso de Itaipú, en el año 2023 se completa la amortización de la deuda y deberá renegociarse la forma de cálculo del precio de la energía, flujo que deberá ser invertido en aquellos proyectos de más alta rentabilidad social y económica. El objetivo en estas negociaciones deberá obtener un precio justo por todas las exportaciones que hacen las binacionales a los países de Argentina y Brasil, dijo Valenzuela en otro punto.

Ya casi al final mencionó que no se debe tener espacios para la impunidad generada por la corrupción, en ese sentido, mencionó que esta es una debilidad para el país el cáncer de la corrupción que sólo puede ser extirpado por el fin de la impunidad. Lamentamos la pérdida de sentido y de valores en tantos jóvenes y adultos sin horizonte, esclavos de las drogas y de vicios, víctimas de los nuevos ídolos que no les permiten ni estudiar ni trabajar.

Luego de la celebración, el nuevo presidente de la República se trasladó al Palacio de Gobierno para saludar a las delegaciones que llegaron para asistir a su toma de poder como mandatario paraguayo.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?