Estas aquí =>

Evo fue sincero con Brasil y dijo que necesita de ese país

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó que su país “necesita” de Brasil para consolidar la industrialización, en una reunión marcada por la preocupación del Ministerio de Hidrocarburos en indagar sobre el futuro de la demanda de gas del país vecino.

Quiero decir, con mucho respeto y de manera muy sincera: Bolivia necesita de Brasil, después de la recuperación de nuestras empresas estratégicas, de nuestros recursos naturales estamos entrando en la etapa de la industrialización por primera vez en la historia, sostuvo Morales en su encuentro con Temer a un año y cuatro meses del alejamiento de Dilma Rousseff.

Según medios brasileños, con el fin del contrato actual, Petrobras pretende reducir sus compras de gas a la mitad. Bolivia espera un informe claro sobre ese aspecto para decidir si abren la venta de gas a otros compradores en Brasil.

Por otra parte, el Gobierno de Brasil se sumó al proyecto del tren bioceánico con la firma de un memorando de entendimiento, propuesto por Bolivia, que unirá el Atlántico con el Pacífico y que demandará una inversión de más de 10.000 millones de dólares.

La idea es que el tren enlace el puerto de Santos, en el litoral Atlántico brasileño, con el terminal de Ilo, en el Pacífico peruano, a través del territorio boliviano, y que también se vincule en una segunda fase a Paraguay y Argentina.

En el marco de la visita de Morales, también se acordó la creación de un grupo de trabajo binacional que se ocupará de sentar las bases del proyecto, que fue considerado por Brasil y Bolivia de importancia estratégica para la región.

Avanzar en este tren está en nuestras manos. Con esto ganamos todos: acortamos tiempos, acortamos distancias, reducimos costos y venderemos mucho mejor nuestros productos. Y esa es la verdadera integración, declaró Morales.

El gobernante brasileño, por su parte, sostuvo que la conexión ferroviaria facilitará el transporte de productos y generará más prosperidad para los países involucrados en el proyecto, para los cuales apuntó que la integración física es fundamental.

Tanto fuentes brasileñas como bolivianas dijeron que, en ese espíritu de integración, Temer y Morales evitaron hablar de la crisis venezolana aún durante su encuentro privado.

La idea era evitar temas que pudieran crear fricciones, porque lo que se desea es comenzar a dejarlas atrás y trabajar en aquellas áreas en las que haya consenso y en las que se pueda avanzar, dijo un diplomático brasileño.

Según las proyecciones, además de Bolivia, Brasil y Perú, también se beneficiarían con el proyecto Paraguay, Uruguay y Argentina con un ramal del ferrocarril, desde territorio boliviano hacia una zona portuaria en suelo paraguayo vinculada a la hidrovía Paraguay-Paraná.

El megaproyecto ha despertado el interés de varios países de Europa que pretenden incorporarse con financiamiento y transferencia de tecnología, como Alemania, país con el que ya se firmó un memorándum de entendimiento; y Suiza  que firmará un documento similar el 14 de diciembre.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?