Estas aquí =>

Gobiernos del Cono Sur se preparan a dar respuesta al embarazo adolescente

Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay tienen en común las estadísticas de nacidos de madres adolescentes. Dos de cada tres nacimientos de madres adolescentes registrados en América Latina corresponden a países del Cono Sur. 0981367062

Esta realidad común a Paraguay, Brasil, Chile, Argentina y Uruguay es el resultado de grandes desigualdades que urgen una respuesta multisectorial y coordinada. El martes 6 de junio, se presentará en el hotel Crowne Plaza Asunción el Marco Estratégico Regional de Prevención y Reducción del Embarazo Adolescente No Intencional. Este instrumento de política pública, define las líneas y abordajes para hacer frente a este reto desde sectores como salud, educación y protección social, involucrando a las comunidades y las y los propios adolescentes.

De acuerdo al Reporte de Fecundidad y maternidad adolescente en el Cono Sur: Apuntes para la construcción de una agenda común del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la tasa de fecundidad adolescente (15-19 años) de nuestra región, con un valor de 73,2 por mil, se destaca por ser muy elevada, comparada con el 48,9 a nivel mundial y el 52,7 en los países en desarrollo. Prácticamente duplica los niveles del resto de las regiones, y sólo es superada por África, en donde llega a 103 por mil.

Por ello es que resulta fundamental intensificar los esfuerzos que en materia de política pública que vienen implementando los países del Cono Sur, a través de la inclusión de nuevos actores en la respuesta, del fortalecimiento de los marcos legales y de las instituciones ocupadas en garantizar los recursos para que el ejercicio de los derechos sea posible. A más de una política de monitoreo y evaluación permanente encaminada a brindar información actualizada que permita reorientar las acciones en “tiempo real”.

La construcción de un Marco Estratégico conjunto se propone como una herramienta de cooperación horizontal que pretende potenciar un movimiento virtuoso. Por un lado, se nutre de las mejores tradiciones y experiencias de Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay; y, por el otro, se plantea como espacio de orientación para la implementación de políticas comunes para el Cono Sur, las cuales serán revisadas y eventualmente reformuladas a nivel nacional a fin de adaptarse a sus recursos, así como a las necesidades de los grupos más desfavorecidos a nivel local.

Las diferencias tan marcadas en los comportamientos reproductivos de las adolescentes de nuestra región, y en relación con las otras regiones, cobran aún más relevancia cuando se las contrastan con la tasa global de fecundidad, es decir el promedio de hijos por mujer. Esta tasa en América Latina y el Caribe es de 2,3 hijos, por debajo del promedio mundial, que es de 2,5 hijos. Esta disociación es el resultado de un descenso continuado de la fecundidad general, particularmente durante la segunda mitad del siglo XX, que no ha sido acompañado por cambios significativos en la fecundidad adolescente.

¿Que opinas?