Estas aquí =>

Inundación en túnel del “superviaducto”

La que fue presentada como una de las obras más importantes del Gobierno, amaneció completamente inundada a causa de las precipitaciones de la madrugada, entorpeciendo el tránsito vehicular. El superviaducto fue inaugurado hace solo dos meses  y le costó al Paraguay  más de USD 22 millones.

La construcción se realizó en el transcurso de un año y según afirmaron las autoridades la noche de la inauguración, “reúne condiciones de seguridad con estándares de calidad internacional”; sin embargo, con una precipitación no demasiado importante sus vías desagües se taponaron.

Por otra parte, el superviaducto debía ayudar a descongestionar el tránsito en la zona del parque Ñu Guasu. Sin embargo, esto aún no se dio. En principio, porque, de acuerdo con el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), la Municipalidad de Asunción no realizó los trabajos de coordinación de semáforos para ayudar a agilizar el tránsito.

Ante el bochordo, autoridades del Ministerio de Obras Públicas insinúan de que se trataría de un sabotaje. Argumentan que se habría dado una falla del tablero que acciona automáticamente el sistema de bombeo.

A todo este problema se le suma la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap), que empezó unos trabajos en la avenida Aviadores del Chaco, lo cual sigue impidiendo un paso más rápido de lo usual a los conductores.

Informe desde el MOPC 

Según un informe emitido desde el MOPC, en  las  verificaciones técnicas realizadas de la estación de bombeo del Superviaducto, la falla que ocasionó que el túnel se inunde, fue del tablero que acciona automáticamente el sistema de drenaje.

Esto pudo deberse a una manipulación del mismo, por lo que no se descarta un posible acto de sabotaje, según adelantó el ingeniero René Peralbo, jefe de Ejecución del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

Tal vez te interese...

¿Que opinas?