Estas aquí =>

Constructora del “superviaducto” solicitó hoy su quiebra

La empresa española Isolux Corsan, que fue la adjudicada para la construcción del ”superviaducto”, solicitó hoy su quiebra con 3.800 trabajadores, según el medio español El Mundo. La obra fue inaugurada el pasado 31 de marzo mientras ardía un sector del Congreso en medio de protestas.

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), pagó a Isolux la suma G. 124.210 millones por la obra del ”superviaducto”. La fiscalía investiga supuestas irregularidades en la construcción, considerando que se observan grietas y que en más de una ocasión se inundó.

Se sospecha que dejó de hacer mejoras para quedarse con unos US$ 3 millones, puesto que la construcción ya ha presentado fallas a tan solo tres meses de su inauguración.

Con la declaración de quiebra, la empresa española puede llegar a un acuerdo con sus acreedores o su liquidación. Isolux cuenta actualmente con 3.800 trabajadores y un pasivo de 4.294 millones de euros.

“El hundimiento del grupo está ligado a una asfixiante falta de liquidez y a la pérdida de cifra de negocio, que sólo en el último año se ha hundido un 65% hasta los 758 millones de euros. Los bancos que ahora dejan caer al grupo ya realizaron un primer intento de rescate hace un año a través del cual entraron a controlar su capital”, informó El Mundo de España.

 

Tal vez te interese...

¿Que opinas?