Estas aquí =>

En Itapúa las lluvias retrasaron siembra de trigo

Orlando Gallas, director del equipo técnico de la Cooperativa Colonias Unidas, comentó que las constantes precipitaciones retrasan la siembra de trigo en el departamento de Itapúa. Recordó que por esta causa, a diferencia del año pasado, este año no hubo siembra en el mes de abril.

No se puede hacer nada a causa de la lluvia; la siembra y las aplicaciones correspondientes, por lo que no tenemos todavía nada bajo tierra, expresó el cooperativista. Además mencionó que la siembra del trigo todavía es viable hasta el 10 de junio, por lo que el retraso que se tiene hasta el momento no genera alarma.

A pesar de la disminución de la siembra de trigo registrada en los últimos años a causa de los bajos precios, este cultivo es el tercero con mayor superficie de siembra solo por detrás del maíz y la soja.

Los socios de la cooperativa estamos manteniendo nuestra área de siembra en 30.000 hectáreas aproximadamente, igual que el año pasado o un poco menor. No es tan grande la diferencia, expresó Gallas.

Recordó que la producción del departamento se destina al Brasil donde se encuentra el mayor mercado para este producto. Al parecer del mismo, los molineros paraguayos quieren que no se plante más trigo por eso pagan tan poco. Prefieren comprar cualquier cosa de otro lado, expresó diciendo que los granos de baja calidad que supuestamente importan las industrias locales a un menor precio desde Uruguay para mezclar con la producción local que es un trigo mejorado con un mayor valor proteínico.

La siembra de trigo se realizará a partir del 10 de mayo en Itapúa. No obstante, la situación económica todavía es difícil en relación a este cultivo por los bajos precios que disminuyeron la superficie de siembra el año pasado a 519.000 hectáreas, según registros de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas, (CAPECO).

Datos de comercio exterior, proveídos por el Banco Central del Paraguay, (BCP), indican que las exportaciones de trigo totalizaron un volumen de 109.700.000 toneladas de enero a marzo de este año, que representaron una disminución del 29% con respecto al mismo periodo del 2016. Los envíos trigueros significaron un ingreso de divisas por valor de 17.300.000 dólares en el primer trimestre del año, que representaron una disminución del 35% respecto al primer trimestre del año pasado.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?