Estas aquí =>

La comuna ante los problemas de presupuesto y vialidad

El intendente de Asunción, Mario Ferreiro, reconoció que los problemas burocráticos y estructurales de la capital persisten. Dijo que no se puede dar una solución de fondo por la falta de presupuesto y reiteró que necesitan de US$ 1.000 millones por año.

Sobre el problema que presenta el Superviaducto expresó, que volverá a tener los mismos problemas con las obras civiles del Metrobus que implican cierres parciales de la avenida Eusebio Ayala. “No creo que se haya contemplado las obras de esas vías alternativas, con toda sinceridad”, vaticinó Ferreiro.

Expresó que la ciudad tiene proyectos a largo plazo y que el más importante será la construcción de un desagüe pluvial que cubra el 70% de la ciudad. Reiteró que las obras están en proceso licitatorio, que tendrán una inversión de US$ 90 millones y que se hará bajo la figura de la alianza público-privada. La empresa que resulte adjudicada recibirá un porcentaje de la tasa que cobra la Municipalidad por la canalización del agua de lluvia.

Ferreiro reiteró que Asunción solo dispone de un presupuesto de US$ 200 millones anuales de los cuales 70% van a gastos rígidos, es decir, a cubrir los salarios de los más de 8.000 funcionarios que mantiene la estructura comunal.

“Hay que reconocer que destinar el 70% del presupuesto a gastos rígidos y el resto a obras de infraestructura es insuficiente. Asunción necesita de US$ 1.000 millones para construir por lo menos unos 10 viaductos, ofrecer un sistema de desagüe cloacal pero no hay esa plata. Estamos haciendo lo que se puede mientras”, apostilló.

Teniendo en cuenta las cifras, Asunción solo dispone de unos US$ 60 millones anuales para obras de infraestructura y gran parte de ese dinero se utiliza para “apagar incendios” como los bacheos, el desborde de los arroyos, los desagües pluviales, entre otras necesidades.

Si bien dijo que “hay plata en el mundo” para costear la inversión, cuesta un poco que los grandes financistas inviertan en Asunción ya que, para invertir en la capital requieren el aval del Estado. “Ahí va a haber un pa’a (traba)”, expresó.

“8.000 funcionarios tiene Asunción se replica con exactitud el mismo sistema de la administración central. Los porcentajes son idénticos y las soluciones no son fáciles. Todo cuesta dinero. Una con ONG alemana hicimos un estudio de cuánto costaría sacar 500 personas. Pagándoles todos sus derechos serían US$ 20 millones. Estamos en el círculo vicioso. Aparte del costo social y político tiene un costo financiero”, sostuvo.

Finalmente, dijo que existen planes para atraer nuevamente a los asuncenos que fueron “expulsados” por el alto costo que supone vivir en la capital. Expresó que con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) están elaborando un nuevo plan regulador de manera a dar un mejor ordenamiento a la ciudad y que con la Cámara Paraguaya de Desarrolladores Inmobiliarios (Capadei) están impulsando un plan de viviendas para la clase media.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?