Estas aquí =>

La fiesta fue completa, Olimpia Tricampeón invicto

El Decano cerró con broche de oro el semestre, superó sin mucho drama a Guaraní (2-0) y le agregó la condición de invicto al título del Apertura. Ale Silva y Willy Mendieta hicieron posible la fiesta.

La fiesta fue completa en Para Uno, donde el Decano despachó sin dramas a un flojo Guaraní para de esa manera confirmar su primer título invicto después de 25 años y un poco más.

Salvo pasajes de la segunda mitad, en donde el Legendario se mostró más amenazante, el dominio y las acciones más importantes pertenecieron al conjunto local, que jugó casi a placer.

Ya a los 13 minutos Alejandro Silva marcó un golazo para abrir el marcador en el Bosque y sacarse de encima la ansiedad. Con la ventaja, Olimpia se dedicó a cuidar el marcador a partir de la tenencia de balón.

Más allá del dominio franjeado, en el complemento el Indio tuvo un par de chances de igualarlo, principalmente cuando balón pasaba por los pies de Claudio Aquino, pero José Ortigoza no estuvo muy certero a la hora de concluir las jugadas.

Olimpia también tuvo la chance de ampliar la diferencia con anticipación. Primero a través de una definición lujosa de Ale Silva que Morel saca sobre la línea. Más tarde, Silva nuevamente sacó un disparo que pegó en el palo izquierdo de Franco.

Finalmente, en tiempo de descuento, William Mendieta empujó un rebote cedido por franco para poner su sello en el triunfo franjeado.

Así, Olimpia llegó a 54 puntos y concluyó el torneo, que ya aseguró con anticipación, de manera invicta. La última vez que lo había conseguido en dicha condición fue en el campeonato de 1993.

Tras consumarse el triunfo sobre el Legendario, la atención se trasladó al centro del campo de juego del Tigo Manuel Ferreira. Allí se montó un escenario por el que fueron pasando los protagonistas de la intachable campaña franjeada para recibir el reconocimiento del público presente.

Durante la ceremonia tomaron la palabra los referentes de la institución: Roque Santa Cruz, Daniel Garnero y Marco Trovato. Todos destacaron lo que ya se ha logrado, pero apuntaron a seguir cosechando glorias para el club.

Más tarde, allegados a los protagonistas de la consagración tuvieron la oportunidad de subir al escenario y sacarse una foto para la historia con cada uno de ellos y la niña bonita de la noche: el trofeo de campeón.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?