Estas aquí =>

La versión de Rusia afirma que ataque químico a Siria es un “invento”

Sergei Lavrov, ministro del Exterior de Rusia, afirmó hoy viernes que el supuesto ataque químico en la ciudad de Douma, en Siria, fue inventado con la ayuda de una agencia de inteligencia extranjera no identificada.

Militares rusos aseguraron que tienen pruebas que las agencias serían del Reino Unido. El presunto ataque químico generó una fuerte reacción mundial contra el régimen del presidente sirio Bashar al-Assad, acusado de estar detrás de la ofensiva, aunque no haya confirmación de los responsables.

El presidente estadounidense, Donald Trump, llegó a amenazar el régimen de Assad con represalias militares, pero la Casa Blanca dijo que va a consultar aliados.

El canciller ruso Lavrov dijo que expertos rusos inspeccionaron el lugar del ataque en Douma, último reducto rebelde reanudado en la recién conquistada región de Ghouta Oriental, en el suburbio de Damasco. Los agentes no encontraron rastros de uso de armas químicas, y dijo a la prensa que Moscú tiene «información irrefutable de que era una nueva invención».

“Agencias de inteligencia de un Estado que ahora se esfuerza por liderar una campaña rusofóbica están involucradas en esa invención” – acusó a Lavrov, sin citar nombres.

UK colaboró con la “invención”

El Ejército ruso dijo tener pruebas de la «participación directa del Reino Unido en la organización de esta provocación en Ghouta Oriental», declaró el portavoz militar, Igor Konashenkov. Según él, Londres hizo una fuerte presión sobre los Cascos Blancos (organización de defensa civil que actúa en el área rebeldes) para escenificar esta prueba preparada de antemano.

“Se dijo a los Cascos Blancos que entre el 3 y el 6 de abril los combatientes del Jais al Islam («Ejército del Islam», facción rebelde) lanzar una serie de disparos de artillería contra Damasco. «Eso provocaría una reacción de las fuerzas gubernamentales que los Cascos Blancos debían usar para “escenificar” la provocación” –dijo, además de disponer en abundancia «entrevistas de personas que participaron directamente de la filmación de los vídeos que surgieron tras el crimen.

Peligro de guerra más cerca que nunca

El canciller ruso dio la declaración en la víspera de la llegada a Siria de expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (Opaq), con sede en La Haya, para examinar el lugar del presunto ataque.

La inédita invitación a Opaq, fue hecha por el gobierno de Assad y Rusia. No está claro si el envío de los técnicos de la organización encargada de monitorear el cumplimiento del tratado internacional que prohíbe el uso de armas químicas, puede afectar el momento de la acción militar estadounidense.

Trump consulta a sus aliados

El presidente estadounidense aplazó una decisión final sobre una posible acción militar contra Siria tras publicar en Twitter el jueves que eso podría suceder «muy pronto o no tan pronto». La Casa Blanca dijo que él haría consultas con aliados.

El secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, advirtió que tal estrategia traería el riesgo de huir del control, sugiriendo cautela antes de cualquier reacción al respecto del supuesto ataque químico, que dejó cerca de 70 muertos el 7 de abril, según organizaciones médicas que actúan en el lugar. Sin embargo, Mattis dijo que el uso de armas químicas no puede ser tolerado, e insistió en que la política estadounidense sea mantenida.

– Nuestra estrategia sigue siendo la misma de hace un año – dijo. llevar a una paz negociada por la ONU pero, al mismo tiempo, mantener nuestros pies en la cola del Estado Islámico hasta sofocarlo-dijo en relación al grupo extremista considerado exterminado en Siria, con poco control sobre el territorio.

Dejavu interminable

Si fueran ciertas las afirmaciones del canciller ruso, y luego de constatar la “rusofobia” artillada en los últimos meses, quizás el peligro de una guerra no declarada sea más real de lo que se espera.

Tal vez, la disputa territorial en la zona de la medialuna asiática entre los dos colosos mundiales sea mucho más peligrosa que en ocasión de los dos nefastos precedentes en el territorio, por parte de los Bush, padre e hijo.

Principalmente, en esa especie de “dejavu” que provoca a la alusión de armas químicas que adujo el gobierno de George Bush para justificar la invasión a Iraq. Nunca más se habló del asunto.

Y es que el negocio de la guerra sigue siendo la industria más lucrativa de todos los tiempos, desde los albores de la humanidad, era más rentable atacar. Y al parecer, luego de 40 mil años, eso no ha cambiado lo bastante para afirmar sin temblar que estamos en la flor de la “civilización”.

 

Tal vez te interese...

¿Que opinas?