Estas aquí =>

Mayor fabricante de barcazas del país cumple 40 años

Una empresa, CIE SA, cuya planta industrial se encuentra en Luque, tras 40 años en la industria electromecánica hoy es una de las principales fabricantes de barcazas en toda esta región sudamericana.  Sin embargo, su prestigio no se detiene en esta región sino llegó a todo el continente así como a otros donde presta servicios honrando el nombre de nuestro país. El 10 de octubre próximo cumple cuatro décadas de constante trabajo.

La industria naviera no es nueva en Paraguay. Con Carlos Antonio López se han incorporado al astillero militar varios ingenieros y técnicos ingleses que ayudar a la construcción y mantenimiento de la flota nacional. Recientemente en los astilleros de la Armada fueron reacondicionados a nuevos las históricas cañoneras, “Paraguay” y “Humaitá”, aunque ya no como para entrar en servicio sino para mantenerlas como museo y práctica de los oficiales marinos.

Interesantes testimonios sobre la historia naviera es relatada por testigos paraguayos y extranjeros, como Michell G. Mulhall y Jorge Federico Masterman, ambos ingleses, que en sendos libros afirman que en tiempos de Carlos Antonio López y Francisco Solano López Paraguay era llamada a ser potencia en la fabricación de barcos.

Con Itaipú y Yacyretá, primero y; el acuerdo regional de los países miembros del Mercosur de obtener mejor provecho a los ríos Paraná y Paraguay, después, el Consorcio de Ingeniería Electromecánica (CIE) SA se puso a trabajar de tal manera a convertir a nuestro país en una de las primeras naciones en contar con la flota de barcazas más importante del mundo.

En este sentido, la industria cuya planta se encuentra en Isla Bogado, Luque, empezó a operar  en octubre de 1977 en el sector metalúrgico electromecánico coincidente con la construcción de la hidroeléctrica Itaipú. Las cuatro décadas de la empresa la sorprende en la construcción de remolcadores de tiro y empuje de barcazas, diques secos flotantes y toda pieza requerida para la construcción respectiva,  siendo hoy la primera compañía en certificar un sistema de gestión de la calidad conforme a la norma ISO 9002.

Astilleros Chaco Paraguayo SA, del mismo grupo empresarial, instalado en Villa Hayes, a 32 kilómetros de Asunción sobre la margen derecha del río Paraguay, cuenta con tres diques secos flotantes y es el astillero con mayor capacidad de la región.

Este empeño empresarial al igual que el de otros grupos permite ubicar a Paraguay como el tercer país con mayor flota fluvial del mundo por detrás de Estados Unidos de Norteamérica y China.  Paraguay es el primero en la Hidrovía Paraná Paraguay con 3.000 barcazas.

Antes de las obras de Itaipú no existían en Paraguay industrias metalmecánicas capaces de responder a obras de envergaduras, Brasil y Argentina ya tenían. Con las obras civiles de la usina más grande del mundo un grupo de ocho constructores civiles operando en las obras de Itaipú decidieron aceptar los grandes desafíos de la construcción y formaron CIE para responder a la demanda generada por Itaipú. Si los paraguayos no hacían, absorbería toda la obra la industria metalmecánica brasileña.

CIE creció cumpliendo con puntualidad y eficiencia los contratos con Itaipú y Yacyretá a la par de ampliar su planta en Luque como capacitando a su personal obrero, técnico y profesional.

Notando que la producción granera aumentaba en Paraguay y Brasil y percibiendo la necesidad de contar con transportes que aseguren el tráfico desde las regiones productoras a los puertos de ultramar, CIE apunta hacia la fabricación de todas las piezas que requieren las barcazas en las que serán transportadas especialmente la soja.

El montaje final de las barcazas se realiza en los Astilleros Chaco Paraguayo, el de mayor capacidad de la región desde el 3 de octubre de 1988, fecha en que botaba la primera barcaza metálica con tapas corredizas y una bodega de 1.000 toneladas de capacidad de carga. Sin embargo, la nave no pudo ser vendida sino un año después por la razonable desconfianza sobre la calidad del transporte ante la falta de trayectoria en dicho ramo. Con el tiempo, sin embargo, las empresas navieras comprobaron su eficiencia por lo que los contratos de construcción empezaron a llegar a CIE y al astillero.

A partir de ahí, los éxitos de la empresa fueron constantes. Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Argentina, Brasil son países que conocen de la eficiencia de la referida industria electromecánica paraguaya. Pero también, Suecia, Taiwan, Canadá, Noruega, Ghana, India y Laos.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?