Estas aquí =>

Moria Casán finaliza causa en Paraguay

La actriz y vedette argentina Ana María Casanova, conocida artísticamente como Moria Casán, terminó sus cuentas con la justicia de nuestro país, luego de comparecer por última vez en el juzgado donde respondía a una causa abierta por el robo de un collar evaluado en 80 mil dólares, denunciado por el joyero Armando Benítez, dueño de la pieza sustraída.

Luego de presentarse en el juzgado de primera instancia y firmar los últimos papeles que le faltaban para ser completamente libre, festejó con un almuerzo con todos los que la acompañaron en el viaje y la ayudaron a salir de esta pesadilla que se inició en el 2012.

Hoy se termina todo dijo la mediática argentina, quien viajó con su abogada argentina Venesa Morla y su representante Maxi Cardaci, quienes se unieron en Paraguay con Myriam Areco, su abogada que seguía el caso desde nuestro país.

Ya en su regreso a Buenos Aires, la vedette afirmó que está feliz de haber pasado la pesadilla del bijou-gate, como Casanova decía a la causa abierta en su contra y que afrontaba desde hace años en nuestro país según se hace eco el portal sin mordaza de Argentina.

Los problemas comenzaron en julio del 2012, cuando para un show que brindó en Paraguay, el joyero Armando Benítez le prestó el costosísimo collar, que horas más tarde desapareció. Por esta razón, la actriz fue demorada en la comisaría de Luque durante una noche, y para poder volver a la Argentina, la actriz tuvo que pagar una fianza de 2.500 dólares aproximadamente.

Misteriosamente, dos meses más tarde, el botín fue encontrado en un sobre en el juzgado, pero la causa siguió y la diva quedó con pedido de captura internacional, por estar en estado de rebeldía, hasta que en el 2015 volvió a Paraguay para terminar de regularizar el tema y quedó detenida.

Al ingresar a la penitenciaría, la policía encontró 1,6 gramos de cocaína en su billetera, por lo que su estadía tras las rejas se extendió durante casi diez días. Anteriormente, ella había llegado a un arreglo económico con el joyero, pero aún faltaba que la jueza lo aprobara.

Días más tarde Moria fue liberada: Me puse a derecho, soy inocente pero acepto lo que se me ha infringido, ya hemos cumplido con parte de lo que ha resuelto la jueza y está todo a derecho, para eso vine. Se hizo justicia, había declarado Casán en aquel tiempo.

Desde ese momento, hasta ayer, para no ser considerada nuevamente en estado de rebeldía, Moria tuvo que viajar cada tres meses a Paraguay a ver a la jueza. Como parte del acuerdo, la diva se había comprometido a no volver a acercarse al joyero y a hacer una reparación social, entregando cuatro millones de guaraníes a entidades de beneficencia.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?