Estas aquí =>

Mortal Kombat: un juego que comenzó a afectar psicológicamente a sus desarrolladores

Mortal Kombat es un juego que hizo su estreno en 1992 para máquinas recreativas, las mismas que se encontraban exclusivamente en casas relativas al tema en la época y donde se compraban monedas (fichas) para poder jugar. Hoy, ya en el siglo 21, el juego continuó y recientemente estrenó su 11va versión, sin embargo, las fuertes imágenes cargadas de violencia son tan altas que los propios desarrolladores comenzaron a sufrir problemas psicológicos por estar expuestos diariamente a acciones fuertes y viscerales.

La vieja polémica sobre el impacto violento de los videojuegos entre quienes consumen estos productos de entretenimiento ha tomado un nuevo giro, luego que uno de los desarrolladores del recién estrenado juego de peleas, confesara que fue diagnosticado con trastorno de estrés postraumático (TEPT) después de trabajar en la realización del juego.

Aunque las muertes atroces e impactantes del programa duran unos minutos para los jugadores, resulta un trabajo lento y hasta tedioso para sus desarrolladores, quienes pasan varios días y semanas puliendo esos pocos cuadros para lograr los pormenores realistas y macabros del juego.

Ese trabajo obliga a los desarrolladores a convivir con la extremada violencia de la serie mucho más tiempo que los propios jugadores, y tiene un costo. Uno que no se cuantifica ni se paga. Mucho menos se habla: el impacto psicológico que deja entre quienes realizan estos juegos.

Uno de los desarrolladores de Mortal Kombat 11, confesó que durante el 2018 pasó muchos días revisando trabajos de animación violentos, y rodeado de materiales de investigación sangrientos de la vida real para animar al videojuego gore.

El desarrollador, quien no dijo su nombre para proteger sus perspectivas de empleo en el futuro- aseguró que al mes de estar haciendo esa labor comenzó a sentir los efectos de estar expuesto a esas imágenes violentas.

Comencé a tener sueños extremadamente gráficos, muy violentos”.  Les detalló además que “de alguna manera, simplemente dejé de querer irme a dormir, así que me mantuve despierto durante varios días para evitar dormir, expresó el afectado.

Tras esos episodios, dijo que comenzó a verse con un terapeuta, quien lo diagnosticó con TEPT por su trabajo en el procesamiento del contenido del videojuego y por haber estado expuesto a materiales de referencia de la vida real que los artistas emplearon para la investigación y darle mayor realismo a las escenas de muerte.

Caminabas por la oficina y un chico estaba viendo videos de ahorcamientos en YouTube, otro miraba fotos de víctimas de asesinatos, alguien más veía un video de una vaca que estaba siendo asesinada, continuó explicando.

NetherRealm Studio, la compañía creadora del juego, no se ha pronunciado por las declaraciones de este desarrollador, aunque sí emitió una declaración sobre las acusaciones respecto a las malas condiciones en el lugar del trabajo y turnos extraordinariamente largos, que pueden haber exacerbado el impacto de las imágenes violentas en los desarrolladores.

Apreciamos y respetamos enormemente a todos nuestros empleados y damos prioridad a la creación de una experiencia laboral positiva escribió la compañía, agregando que estaba tomando medidas para reducir el ‘tiempo de crisis’.

No obstante,  el desarrollador  afectado asegura que todo lo que recuerda es haber recibido un aviso verbal, durante el proceso de contratación por parte del reclutador que le dijo, al notar que estaría en Mortal Kombat 11, que el trabajo podría ser un poco violento.

También pudo constatar que otros compañeros de trabajo tuvieron problemas similares. Un colega le confesó que trabajar en Mortal Kombat 11, le provocó imágenes horribles en la vida real. Cuando miraba a su perro, solo veía las entrañas dentro de él, y no podía mirar a su perro sin imaginar todas las vísceras, detalló.

Hemos hablado mucho sobre cómo el producto final no es tan perjudicial como la gente cree que es, y tiendo a estar de acuerdo con eso, abundó, pero creo que el proceso de hacer estas cosas puede ser perjudicial para las personas.

Espero, al menos, que los desarrolladores puedan hablar entre ellos sobre estas cosas. Contar con gente de apoyo, creo que es realmente crucial, concluyó.

El siguiente video contiene imágenes que pueden causar sensibilidad a los espectadores y aunque los hechos se viven en un mundo hecho para video juegos, los mismos podrían ser violentos al extremo por lo que se recomienda discreción al visualizarlo.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?