Estas aquí =>

Mujer fue salvajemente golpeada por denunciar polución sonora

La historiadora Noelia Quintana Villasboa, fue brutalmente golpeada por una patota de proxeneta y sus “pupilas”, porque la profesora les solicitó que bajaran el volumen de su estridente cachaca, para permitir el sueño de sus vecinos quienes trabajan desde tempranas horas de la mañana.

En efecto, la Prof. Noelia Quintana, vecina del barrio Obrero trataba de conciliar el sueño, porque es docente e investigadora y trabaja desde tempranas de la mañana, pero pegar un ojo era imposible con el alto volumen de la cachaca que sonaba en un alto parlante en un inquilinato contiguo a su domicilio.

Luego de hartarse de llamar al 911 tratando de que la policía concurra a persuadir a su molesto y desubicado vecino de que redujera el volumen, la historiadora decidió ir personalmente a solicitar al supuesto proxeneta que habitaba el inquilinato, a que bajara el alto volumen de la cachaca para permitirle dormir.

Fue perseguida por una turba de una docena de “chicas de vida fácil” y por el mismo proxeneta, que cuando la alcanzaron, la golpearon salvajemente hasta el punto de enviarla al hospital, donde actualmente se encuentra internada a la espera de un estudio que debe realizarse para descartar lesiones internas de gravedad.

La madre de Noelia, sostiene que la mujer salió corriendo del lugar y unas 12 personas la persiguieron y golpearon en la calle.

La víctima se encuentra internada, ya que recibió una fuerte patada en el estómago, que le provocó gran daño. Los familiares iniciarán acciones legales contra el dueño de la vivienda y contra las otras personas.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?