Estas aquí =>

No fue una buena semana para los commodities agrícolas

En una semana negativa para los mercados financieros mundiales, los commodities agrícolas no quedaron exentos y cerraron en números rojos. Además, ante un escenario bueno de oferta para los granos, el desempeño de la demanda marcó el pulso en el mercado, donde las compras chinas de soja volvieron a decepcionar a los operadores. Las pizarras de Chicago reflejaron pérdidas de 1.62% para el maíz, 1.75% para la soja; y de casi 3% para el trigo.

Maíz

El balance semanal para el maíz en la Bolsa de Chicago concluyó el segmento comercial a la baja. En efecto, las posiciones marzo y mayo del cereal perdieron 1.62 y 1.53%, al pasar de 151.47 a 149.01 y de 154.42 a 152.06 dólares por tonelada. El derrumbe de los precios del petróleo y el informe semanal, el miércoles, de un aumento próximo al 4% de las existencias de etanol fueron dos de las principales razones de la tónica bajista del grano.

Por otro lado, el nulo derrame de la tregua en la guerra comercial sobre el complejo maicero estadounidense también fue motivo de presión bajista sobre los precios, dado que semanas atrás mucho se especuló con compras chinas de maíz, etanol y de DDGS. Además, si la ecuación soja/maíz no se modifica en los próximos meses, la posibilidad cierta de un importante incremento de la superficie destinada al cereal en la temporada 2019/2020, en detrimento de la oleaginosa, comenzará a influir sobre el mercado.

El jueves, en su informe semanal sobre ventas externas, el USDA reportó exportaciones de maíz 2018/2019 por 1´974,400 toneladas, ubicándose dentro del rango previsto por el mercado, de 1.80 a 2.30 millones de toneladas.

Trigo

El balance de la semana fue negativo para los precios del trigo en los Estados Unidos. En efecto, en la Bolsa de Chicago las posiciones marzo y mayo perdieron 3.02 y 2.,84%, al pasar de 194.74 a 188.86 y de 197.13 a 191.53 dólares por tonelada. En la Bolsa de Kansas, los mismos contratos perdieron 2.99 y 2.88%, al pasar de 190.43 a 184.73 y de 194.47 a 188.86 dólares por tonelada.

Tras especular, una vez más, con una eventual restricción en las ventas externas de Rusia, en la previa de la reunión que el Ministro de Agricultura ruso tendría el viernes con los exportadores, los operadores estadounidenses sufrieron otra decepción, que se trasladó a los precios en el cierre de la semana.

En efecto, tras ese encuentro, Rusia elevó su estimación de exportaciones totales de granos 2018/2019 hasta los 42 millones de toneladas, pero no se determinó un volumen para el trigo. Según la agencia Reuters: “Los operadores dijeron que en la reunión los funcionarios dieron la impresión de que Rusia no planeaba imponer límites a las exportaciones de granos”.

Aunado a lo anterior, resultó negativo el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA informó negocios por 313,600 toneladas de trigo, ubicándose por debajo del rango previsto por los operadores, de 0.5 a 0.7 millones de toneladas.

Soja

Por segunda semana consecutiva, el balance del segmento fue negativo para los precios de la soja en la Bolsa de Chicago, dado que los contratos enero y marzo perdieron 1.75%, al pasar de 330.88 a 325.09 y de 335.75 a 329.87 dólares por tonelada.

La razón de la tónica bajista fue la misma del segmento anterior, la decepción de los operadores con el volumen de las compras chinas de soja estadounidense.

En ese sentido, entre el miércoles y el jueves el USDA confirmó compras chinas por cerca de 1.40 millones de toneladas, un volumen cercano a los 1.43 millones adquiridos durante la semana anterior. Estos poco menos de 3 millones de toneladas comprados por China siguen lejos de las expectativas de los operadores de Chicago, que aguardaban un retorno mucho más agresivo de la demanda china tras la tregua de Buenos Aires.

Complemento de lo anterior es que no hay noticias sobre un eventual levantamiento del arancel del 25% que sigue impidiendo una apertura real del comercio entre Estados Unidos y China. Esta decepción del mercado eclipsó un reporte semanal sobre las exportaciones estadounidenses que bien podría haber implicado un alza de precios. En efecto, el jueves el USDA informó ventas de frijol de soja por 2´835,600 toneladas, ubicándose por encima del rango previsto por los operadores, de 2.0 a 2.50 millones de toneladas.

No obstante, debemos tener presente que si EE.UU. no logra colocar entre 12 y 15 millones de toneladas de soja 2018/2019 en China cualquier expectativa de precios notoriamente superiores a los actuales será infundada”.

Aún resta tiempo para cumplir ese objetivo, sin embargo, la próxima entrada de la cosecha de Brasil, que comenzaría a estar disponible para los compradores durante el mes próximo, podría complicar las aspiraciones de los operadores estadounidenses.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?