Estas aquí =>

Olimpia acaricia el tricampeonato luego de 20 años

Olimpia dio un golpazo de autoridad y venció por 3-1 a Cerro Porteño en el superclásico del fútbol paraguayo. Ale Silva, Roque Santa Cruz y Tabaré Viudez anotaron los goles para el Decano, que con esta victoria da un paso gigante rumbo al tricampeonato. La cita fue en el Defensores del Chaco. Olimpia llegó como líder y con ganas de ampliar la diferencia, el ciclón llegó como escolta y con la intención de acercarse para mantener la ilusión de consagrarse campeón.

El primero en golpear fue el Decano, gracias a Alejandro Silva, el charrúa que acababa de sustituir al juvenil Hugo Quintana. El gol franjeado llegó a los 20 minutos luego de una jugada en la que Salustiano Candia fue presionado por Maximiliano Olivera, la pelota quedó en los pies de William Mendieta y este habilitó a Silva, quien pateó de primera y tras desviarse levemente en el talón de Juan Escobar, la pelota traspuso la línea de meta.

Cuando los franjeados seguían festejando en las gradas y el equipo intentaba acomodarse para cuidar la ventaja, llegó un penal para Cerro Porteño. El volante Federico Carrizo encaró, José Leguizamón le cometió una evidente infracción y el árbitro Eber Aquino, sin dudar y de manera correcta, sancionó la pena máxima. El capitán azulgrana Nelson Haedo se adueñó de la pelota y le dio el empate al Ciclón a los 23 minutos con un potente remate direccionado hacia la derecha cuando Aguilar se inclinó hacia la izquierda.

En el segundo tiempo, el equipo de Daniel Garnero mantuvo la esencia de su juego, serie de toques y paciencia para llegar al arco del adversario. El capitán de Olimpia, Roque Santa Cruz, también se hizo sentir y marcó el segundo gol, tras una buena jugada colectiva. El delantero aprovechó una pelota que le quedó prácticamente en los pies tras un remate de Alejandro Silva que pegó en el poste. La pelota ingresó lentamente ante la mirada de los defensores azulgranas a los 74 minutos. El experimentado atacante de Olimpia estuvo adelantado cuando Silva remató, fue una posición casi imperceptible por la rapidez de la jugada, pero offside en fin.

Desde ese momento Cerro Porteño no se pudo recuperar y el Decano siguió en la misma línea, defendiéndose con la posesión del balón.

La alegría del Decano aumentó cuando Tabaré Viudez, uno de los mejores refuerzos de esta temporada, marcó el tercero a los 85 minutos. El jugador oriental definió con espectacularidad un centro enviado por Alejando Silva y aseguró el triunfo de Olimpia.

Ahora el equipo franjeado le saca siete puntos de diferencia al Ciclón y tiene un partido menos. Olimpia ganó el clásico y lo ganó bien. Sumó tres puntos ante su rival directo en la lucha por el título y ahora se enfocará en asegurar su clasificació a los octavos de final de la Copa Libertadores.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?