Estas aquí =>

Olimpia no pudo como local ante los trasandinos

Olimpia sigue sin encontrar su fútbol en la Conmebol Libertadores y esta vez no pudo ante Universidad de Concepción con el que igualó 1-1 en el Defensores del Chaco.

Ni en casa. A Olimpia le cuesta ponerse el traje copero en este arranque de Conmebol Libertadores 2019. El equipo de Daniel Garnero sigue sin mostrar el nivel del Bicampeonato y esta vez apenas pudo sacar un empate 1-1 ante Universidad de Concepción de Chile jugando en casa, resultado que no conforma para nada y que obliga a seguir pellizcando puntos de afuera.

El Decano arrancó bien metido en el juego, tuvo dos chances con remates de lejos, pero poco a poco volvió a mostrar los mismos síntomas que en Mendoza. Ansiedad, nerviosismo, apuro y malas decisiones diagnosticaban un primer tiempo complicado para el equipo de Garnero, que increíblemente no parece poder plasmar lo bueno que muestra en el Apertura en el plano internacional.

Olimpia tenía la pelota, la iniciativa, pero no encontraba el camino, hasta que a Ale Silva se le prendió la luz. Emulando aquellas noches coperas del 2013, el uruguayo recibió la pelota tras una peinada de Roque en 3 cuartos de cancha y asistió de forma mágica a Tabaré Viudez que entró de atrás, bajó de pecho y la mandó a guardar. 1-0 para el Decano y parecía llegaría la calma.

Pero el gol en vez de beneficiar al equipo de Garnero lo perjudicó. Universidad de Concepción comenzó a estirar más su equipo, presionaba más arriba y complicó muchísimo al Decano. Avisaba Rubio con un remate esquinado que exigió la volada de Aguilar.

Ya sobre la media hora de juego el equipo chileno cortó todo intento de juego de Olimpia y a los 29’ golpeó fuerte. Pase filtrado para Ballón que ganó el fondo por derecha, sacó el centro atrás y Orellana, de primera, venció a Aguilar para el 1-1.

El Decano sintió el golpe del empate y le costó volver a meterse en el partido. Algunas apariciones de Mendieta que generaron faltas seguidas fueron las únicas aproximaciones de un equipo al que le costaba hacer pie en el campo ante un ordenado conjunto chileno que de contra podía lastimas. Así se fue el primer tiempo, con el 1-1.

La segunda mitad fue todo blanco y negro. Olimpia entró con ganas, con furia y lo metió contra su arco al cuadro chileno. El equipo de Garnero parecía por fin despertar y de una vez por todas meterse de lleno en la Copa. Hizo todo bien, menos la puntada final.

Mendieta, que sigue en deuda en el plano internacional, tuvo tres claras, un mano a mano y dos de cabeza ya metido en el área chica. Ale Silva despertó y empujaba con su fútbol, Richard Ortiz también buscó con remate de lejos, Santa Cruz intentó y tuvo también la suya, pero el gol no llegaba. En medio de eso Orellana también casi la clava en el ángulo, pero Aguilar responde bien y la manda al córner.

Después de la media hora del complemento ya también el nerviosismo comenzó a jugar contra Olimpia, que comenzó a perder el rumbo. El tiempo pasaba y las situaciones ya casi no aparecían. Garnero metió mano pero los cambios no tuvieron respuesta.

Universidad de Concepción, agazapado, abrazado al empate y de por ahí si salía alguna contra, terminó aguantando firme y a pesar del susto en la última pelota que Rolín cabecea contra su arco exigiendo a Muñoz, no hubo caso.

Olimpia no pudo en casa, repitió síntomas de Mendoza y poco a poco se va complicando en el grupo C de la Conmebol Libertadores 2019. El equipo de Garnero no se encuentra con su fútbol y sigue en deuda en el plano internacional.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?