Estas aquí =>

Partido aliado de Temer decide si se va o se queda

El segundo mayor partido del Congreso y el mayor aliado de PMDB prevé alejarse por los escándalos.

Progresista de nacimiento y promercado en su madurez, el Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB) ostenta la “llave” de la estabilidad política en Brasil, al debatir si continúa apoyando un gobierno acechado por escándalos de corrupción.

“Sería una pérdida considerable si el PSDB saliese del gobierno. Es un partido de peso, con perfil ideológico claro, que disputa las presidenciales desde los años 90 y confiere calidad a la coalición gubernamental” en la que controla cuatro ministerios, sostiene Carlos Lopes, analista político en la consultora Tecla.

Un gobierno debilitado. Al mandatario conservador, que asumió el poder hace poco más de un año en sustitución de la depuesta Rousseff, lo merodean otros fantasmas que asustan también a sus aliados.

Hace tres semanas, la fiscalía decidió investigarlo a partir de una grabación hecha por el dueño del gigante cárnico JBS, Joesley Batista, donde parece avalar el pago de un soborno.

Desde que estalló el escándalo y con una denuncia en el horizonte, el PSDB discute su permanencia junto a Temer.
“La parte del PSDB que quiere salir afirma que el gobierno está muy debilitado, está respondiendo a un proceso (judicial) complicado”, explicó a la AFP el diputado Silvio Torres, secretario general del PSDB.

‘Desembarque’ a la PSDB. Quienes defienden la permanencia en el gobierno sostienen que un desembarque abrupto perjudicaría la tímida recuperación con la que Brasil parece dejar atrás la peor recesión de su historia.

Para el economista Gesner Oliveira, consultor de GO Associados, salir en este momento sería un “suicidio” para el PSDB.

“Si la economía empeora, llegarán a 2018 fortaleciendo las candidaturas de izquierda”, opina.
Por ello, una corriente propone una salida “a la PSDB”: abdicar de los cargos ministeriales pero continuar apoyando las reformas de Temer para preservar el rumbo económico.

Partido de gran peso. Con la debacle del PT, arrasado por la operación contra la corrupción en Petrobras -que sentó en el banquillo al expresidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010) y ha encarcelado a otras de sus principales figuras-, el PSDB cosechó una enorme victoria en las municipales de 2016.
Obtuvo casi un tercio de las 90 mayores ciudades brasileñas.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?