Estas aquí =>

Los cambios que hizo Santiago Solari para revivir al Real Madrid

Desde que el DT argentino tomó las riendas, el equipo blanco recuperó la estirpe ganadora. Los jugadores expresaron públicamente que lo quieren hasta el final de la temporada.

Tres triunfos, en tres competencias diferente, con 11 goles a favor y sin haber encajado un solo tanto. El Real Madrid recuperó la sonrisa desde que asumió el argentino Santiago Solari, un ex jugador del club que estaba dirigiendo en el equipo filial y se vistió de bombero para apagar el incendio desatado por el 5-1 en el Camp Nou, agravado por Florentino Pérez con el despido abrupto de Julen Lopetegui. El presidente pensó en Antonio Conte, Mauricio Pochettino y Roberto Martínez, pero ninguno llegó a un acuerdo para hacerse cargo de un vestuario convulsionado. Solari fue el bálsamo que se transformó en solución, como un pequeño extintor que demuestra partido a partido que no le teme al fuego.

A 10 días del desastre en Barcelona, el Real Madrid empieza a resurgir de sus cenizas. El DT argentino introdujo su sello paulatinamente y su silencioso trabajo se refleja en los resultados: una victoria en Copa del Rey, otra en Liga y la última en la Champions League. No ha tenido rivales de peso y eso lo favoreció para dar rienda suelta a sus modificaciones. Solari ha devuelto la confianza y el orden a un equipo que avala públicamente su estadía hasta el final de la temporada.

Desde su debut con un 4-0 ante el Melilla en la Copa del Rey, pasando por el 2-0 frente al Valladolid en Liga, hasta llegar al 5-0 al Viktoria Plzen en Champions, el principal cambio impulsado por Solari se vio en el esquema. Su 4-2-3-1, que se transforma en un 4-4-2 al defender, ha devuelto el orden a un equipo que empezó a reconstruirse de atrás hacia adelante. El nuevo posicionamiento colaboró para no encajar un solo gol estas tres presentaciones y detuvo la hemorragia del ciclo de Lopetegui. Aún hay pasajes de vulnerabilidad. Pero la idea de agrupar las líneas se ha hecho evidente y dio sus frutos.

La nueva labor defensiva ha permitido atacar con mayor seguridad, sin el miedo a sufrir una descompensación. El Real Madrid volvió a ser ese equipo que, pese a sufrir en algunos momentos, no regala los partidos. En los tres partidos de Solari se marcaron 11 goles, los mismos que habían anotado en los últimos 10 encuentros. El francés Karim Benzema y el galés Gareth Bale, que han vuelto a marcar, son los principales beneficiados.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?