Estas aquí =>

Instan a donar órganos: Después de la vida, puedes dar vida

Para muchos, el trasplante de órganos constituye una oportunidad para seguir viviendo. Es de suma importancia lograr modificar la conciencia ciudadana sobre la donación de órganos y tejidos, dado que aún existen personas que se niegan a ser donantes.

Un donante de órganos y tejidos puede salvar hasta 8 vidas y mejorar la vida de más de 50 personas.

En el país es alta la cifra de pacientes que se hallan actualmente en lista de espera de un donante de órganos. Para muchos de ellos, el trasplante de órganos constituye una oportunidad para seguir viviendo, mientras que para otros, la alternativa para mejorar su calidad de vida.

Dentro de este grupo, 13 son niños y adolescentes, menores de 18 años. De éstos, 3 necesitan un trasplante renal, 5 de un corazón y otros 5 de un trasplante de córnea.

Entre este grupo de niños, encontramos a la niña Jennifer, de 8 años de edad, en la lista de espera de trasplante cardíaco (donante compatible grupo sanguíneo B, aproximadamente 50 kg.), fue sometida a cirugía de implante de dispositivo de asistencia biventricular el sábado 6 de mayo del año en curso, en el Hospital Pediátrico “Niños de Acosta Ñu”, dependiente del Ministerio de Salud Pública.

Es de suma importancia lograr modificar la conciencia ciudadana sobre la donación de órganos y tejidos, dado que aún existen negativas familiares para la donación en el país.

Un donante de órganos y tejidos puede salvar hasta 8 vidas y mejorar la vida de más de 50 personas. Si quieres hacerte donante de órganos, solo necesitas llenar el formulario del Registro Nacional de Donantes de Órganos y Tejidos, elaborado por el Instituto Nacional de Ablación y Trasplante (INAT), que funciona como un testamento. Una vez inscripto en esta base de datos recibís un carnet donde hace constar tu voluntad.

Esta manifestación en vida se puede revocar en cualquier momento por la persona.

Para mayor información, contactar con el INAT al (021) 286-337 o a través del correo electrónico: inatpy@gmail.com.

¿Que opinas?