Estas aquí =>

Roger Federer reveló que tiene una lesión de la que nunca había querido hablar

Roger Federer contó hoy que padece una lesión en la mano derecha que lo molesta en momentos puntuales de los partidos, aunque apuntó que nunca había querido referirse al tema, porque aún puede manejar los avatares de los problemas físicos. “Me molesta para tirar mi derecha, algo que me pasó en la final de Halle y en Wimbledon pero ya estoy mejor, aunque en los 10 primeros minutos de los partidos me molesta hasta que se va pasando”, dijo en una nota brindada al diario alemán Tages Anzeiger.

El suizo, número 4 del ránking mundial de la ATP, jugará desde el 22 de octubre el ATP de Basilea, allí donde es el niño mimado. “Es increíble lo rápido que ha pasado el tiempo. El primer año que me encontré con Agassi aquí pensé: Wow, Andre Agassi. ¿Puedes creerlo?. Es una locura. Recuerdo la final que perdí ante Henman en 2005, que fue un shock para mí. Pensé que nunca podría ganar en Basilea. En la ceremonia de premios me quería meter en un agujero”, comentó respecto de cómo es competir en el torneo de su país.

El tenista, uno de los mejores de la historia del deporte, se consagró como campeón ocho años en Basilea (2006, 2007, 2008, 2010, 2011, 2014, 2015 y 2017). Al respecto comentó: “Si me dijeran que ganaría ocho títulos después de aquello no me lo habría creído. Si me tuviera que quedar con algún momento de todos estos años me costaría elegir uno. Recuerdo mi primera vez en la qualy o cuando vencí a Hewitt en el 2000 y tiraron los almohadones de los asientos a la pista. Recuerdo esa alegría en el pasillo. O también mi primer título o las victorias ante Djokovic, Delpo o Nadal”.

Roger Federer reconoció también que los resultados obtenidos este año no fueron tanto como esperaba (ndr: ganó Stuttgart, Rotterdam y el Abiero de Autralia) y apuntó que cometió errores en la planificación de sus viajes: “He pasado de Londres a Suiza, luego Cincinnati, Nueva York, Chicago, Dubai, Tokio y Shanghái. Mirka no ha parado de viajar con los niños desde finales de julio. Que volaran directamente desde Chicago a Dubái fue un error. Fue un viaje demasiado largo y el año que viene no haremos eso. Aun así, me alegro que estuvieran conmigo en Tokio y Shanghái. A los niños les gustó mucho aquello. Vimos el monte Fuji, visitamos el templo y la ciudad. Fue impresionante”.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?