Estas aquí =>

Se extiende la agonía de frentistas y conductores por culpa del Metrobús

Así como están las cosas, la “emblemática” obra del Metrobús queda paralizada y se extiende la agonía de frentistas, conductores y ciudadanos afectados en las ciudades de San Lorenzo y Fernando de la Mora. La empresa contratista Mota Engil, comunicó al nuevo gobierno que suspenderá las obras, debido a supuestos incumplimientos.

El nuevo ministro de Obras Públicas, Arnoldo Wiens, convocó a una urgente conferencia de prensa para anunciar la situación planteada y adelantó que se instalará una mesa de crisis en torno al proyecto Metrobús.

A menos de 24 horas de haber asumido, el nuevo titular de la cartera recibió este “golpazo” y se genera preocupación en el Poder Ejecutivo por la magnitud de la obra que afecta a miles de personas. La contratista por medio de una extensa nota informó de la suspensión de los trabajos

Ante esta situación de abandono de las obras,  Mota Engil, el nuevo Gobierno deberá articular medidas de emergencia para buscar la continuidad de las labores, que ya de por sí suponían un suplicio para frentistas, comerciantes y ciudadanos que habitualmente deben sortear el caos vehicular consecuente. “Según el contrato, aún hay 21 días (de trabajo por parte de la contratista) a contar desde el 13 de agosto; tienen la obligación de seguir la obra hasta el 3 de setiembre…”, manifestó Wiens.

Una de las medidas anunciadas por Wiens es que se instala una mesa de crisis, que deberá presentar su informe el próximo lunes, integrarán técnicos del gobierno, del BID y representantes de los frentistas.

Supuesto incumplimientos

“Especialmente se aduce incumplimientos, no acceden a casi el 60% de lo que tendría que ser ya una franja liberada para los trabajos. O sea que se ha retardado mucho el proceso de deliberación del área de trabajo, lo cual entorpece o dificulta la posibilidad de avanzar con las obras en el ritmo que la empresa contratista debe cumplir”, explicó sobre el argumento que presenta la empresa para suspender provisoriamente los trabajos.

Wiens explicó que, según el contrato, ya este 23 de diciembre Mota Engil debía entregar la obra culminada. “Ni si trabajan 24 horas del día van a poder cumplir”, aseguró el ministro. Agregó que este preaviso de suspensión de trabajos, previsto en una de las cláusulas del contrato, permite tener un plazo de 21 días que serán “vitales para buscar una solución” en la mesa de crisis.

En la nota presentada ante el MOPC, Mota Engil afirma que han transcurrido más de 700 días desde el inicio de las obras pero aún no disponen de acceso al 63.6% del lugar de trabajo, “siendo que las áreas disponiblizadas siempre se revelaron insuficientes para la ejecución de actividades, por circunstancias ajenas al Contratista”.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?