Estas aquí =>

Seguirá la búsqueda de restos de víctimas de la dictadura.

El Ministerio de Justicia firmó un convenio por un valor de 60.000 dólares para las excavaciones y exhumaciones de restos de víctimas de la dictadura durante un año. Esto servirá para seguir la búsqueda de los detenidos que se reportaron como desaparecidos durante el Plan Cóndor y la régimen de Alfredo Stroessner (1954-1989).

El ministro de Justicia, Ever Martínez, rubricó un convenio con Lidia Molinier, directora de Tape’a, la ONG que se encargará de administrar los recursos y el pago al Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

Durante el acto de la firma, el ministro declaró que se trata de saldar una deuda histórica del Estado con la memoria de los desaparecidos y con sus familias para la búsqueda e identificación de personas desaparecidas durante el Gobierno de Stroessner.

Vamos a seguir avanzando y esta iniciativa va a dar frutos, sabemos que todo lo que hagamos no será suficiente y seguiremos con deuda pendiente con los desaparecidos y sus familias, declaró el ministro, citado en un comunicado.

Por su parte, el titular de la Dirección de Memoria Histórica y Reparación, Rogelio Goiburú, dijo que en cuanto se dispongan de los recursos comenzarán las excavaciones en varias zonas de Caaguazú (centro) y de Asunción donde se cree que hay fosas comunes con los restos de varios detenidos desaparecidos.

Los trabajos genéticos de identificación se realizan de manera conjunta con el Equipo Argentino de Antropología Forense. El primer convenio de cooperación técnica fue firmado en 2014 entre el Ministerio de Justicia y el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales, con una vigencia de dos años.

Por medio de esa cooperación se contrató al EAAF y se logró la creación del Banco Genético de Familiares, el Perfil Genético de la Población Paraguaya, el perfil biológico de 22 esqueletos y la identificación de cuatro personas, tres de ellas víctimas del Operativo Cóndor.

La Comisión de Verdad y Justicia, registró 425 ejecutados o desaparecidos y casi 20.000 detenidos durante el régimen de Stroessner, la gran mayoría de los cuales fueron víctimas de palizas, picana eléctrica, quemaduras y otras formas de tortura física.

El “Plan Cóndor” fue el sistema de coordinación de la represión a los opositores a las dictaduras del Cono Sur en las décadas de 1970 y 1980.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?