Estas aquí =>

Sindicalistas textiles piden que el gobierno compre sus productos

El sindicato que representa a los trabajadores de la mayor empresa textil de Paraguay, Manufactura Pilar, pidió al Gobierno que compre sus productos para poder sortear la crisis por la que pasa la compañía, al reducirse sus ventas a Brasil y Argentina, principales compradores de la materia prima producida en el departamento del Ñeembucú.

La compañía anunció hace dos semanas la suspensión de sus actividades una semana al mes, a partir de abril y por un plazo de 90 días, debido a la caída de las ventas provocada por las crisis cambiarias que vivieron en 2018 Argentina y Brasil y que provocaron la pérdida de competitividad de los productos paraguayos. El secretario general del sindicato de Obreros y Empleados de Manufactura Pilar, Eumelio Núñez, tras mantener un encuentro con el vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, informó de que le solicitó que el Estado realice alguna contratación a la empresa, para venderle sus productos a los ministerios.

Núñez indicó que esa es la única solución para su problema de falta de mercado y la medida adoptada por la empresa de suspender su actividad durante una semana al mes, que afectará seriamente a las familias de los 865 trabajadores con los que cuenta la factoría, la principal fuente de empleo de la ciudad de Pilar, en el departamento de Ñeembucú.

No obstante, estimó que la crisis de la empresa, cuya planta de 55.000 metros cuadrados es capaz de producir unos 15 millones de metros de tejidos anuales, afectará a unos 2.000 trabajadores en total, teniendo en cuenta los empleos indirectos relacionados con la fábrica, desde los proveedores locales, hasta los transportistas.

La crisis de Manufactura Pilar, que exporta un 30 % de su producción, principalmente a los países del Mercosur, sirvió para que desde la Unión Industrial del Paraguay (UIP) denunciaran que hay otros sectores industriales con problemas y que perciben una recesión en la economía en general.

A esto se suma que una misión técnica del Fondo Monetario Internacional (FMI), que visitó Paraguay la pasada semana al país, rebajó las perspectivas de crecimiento del Paraguay al 3,5 %, desde el 4,2 % que estimó en octubre pasado, debido a la seguía y a la situación de los países vecinos.

Pese a ello, el Equipo Económico Nacional (EEN) que se reunió el miércoles pasado para analizar la situación, mantuvo su perspectiva de crecimiento para 2019 en torno al 4 %, aunque anunció mayor inversión en obra pública para hacer frente a una desaceleración puntual de la economía, provocada por factores externos.

Respecto a la situación concreta de Manufactura Pilar, Velázquez aseguró al sindicalista que trasladará su petición al presidente, Mario Abdo Benítez, del que Núñez espera respuestas positivas.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?