Estas aquí =>

Ataques violentos en Ceará ponen a prueba al sistema de seguridad del Gobierno de Brasil

Los ataques a tiros y con bombas incendiarias proseguían el fin de semana en el estado nororiental brasileño de Ceará pese al despliegue de por lo menos 300 miembros de la Fuerza Nacional de Policía para poner fin a la violencia.

Varios autobuses y vehículos fueron incendiados, y algunas gasolineras atacadas en Fortaleza, la capital, así como en al menos seis ciudades más, indicó el departamento de Seguridad Pública de este Estado.

La policía mató a dos sujetos en un enfrentamiento. Las fuerzas de seguridad han detenido a más de 100 personas desde que la violencia estalló el pasado miércoles.

El despliegue de los efectivos policiales en Ceará se llevó a cabo días después de la juramentación del presidente Jair Bolsonaro, quien en su campaña prometió combatir la delincuencia y dar mayor libertad de acción a la policía frente a los malhechores. La Fuerza Nacional de Policía es un cuerpo de élite y con corte militar.

Horas antes, Bolsonaro elogió el despliegue cuando afirmó que la gente de Ceará necesita ayuda en este momento. Las autoridades afirman que grupos del crimen organizado ordenaron la ola de violencia en represalia por los planes del gobierno de imponer controles más estrictos en las prisiones del estado. Las pandillas en las cárceles de Brasil son poderosas y su actuar se extiende a las calles del país.

El Ministerio de Justicia y el de Seguridad Pública, este último encabezado por el popular juez Sergio Moro, ordenaron el despliegue a solicitud del gobernador de Ceará, Camilo Santana, que cito la naturaleza “urgente” de la amenaza.

Bolsonaro, que asumió la presidencia el día de año nuevo, ha dicho que tiene planeado emitir un decreto presidencial que facilite a los civiles la posesión legal de armas. El mandatario considera necesario que las personas puedan defenderse.

Aunque la posesión legal está restringida, a menudo los narcotraficantes y otros grupos delictivos cuentan con armas automáticas de mayor poder. Cada año Brasil registra el mayor número de homicidios en el mundo.

Leer mas...

Cerristas inadaptados causaron destrozos luego del clásico

Al menos 12 personas, hinchas de diferentes facciones de Cerro Porteño, fueron detenidas al terminar el partido disputado entre su equipo y Olimpia. Esto, luego de protagonizar un enfrentamiento en 15 de Agosto y avenida Quinta de Barrio Obrero. Entre los detenidos, una persona por tenencia de arma blanca.

Según el comisario Enrique Benítez, quien es jefe de Eventos Especiales de la Policía Nacional, 13 aprehendidos ya se encuentra a disposición del Ministerio Público, dos de ellos son menores de edad.

Benítez explicó que supuestamente hay un conflicto interno entre los miembros de la hinchada organizada del club Cerro Porteño, quienes fueron los que protagonizaron la gresca cuando se retiraban del estadio tras el encuentro deportivo que disputó su equipo.

Además de los vandálicos cerristas, una persona también fue detenida luego de intentar ingresar al estadio Defensores del Chaco con un elemento cortopunzante en uno de los anillos de seguridad instalados en los alrededores del coliseo deportivo. Encerró diciendo que Añadió el detenido, intentó ingresar el arma, sin embargo fue descubierto. También se practicó el test de alcoholemia cuyo resultado dio positivo.

Leer mas...