Estas aquí =>

Tras 20 años de negociaciones UE y Mercosur logran un acuerdo comercial

Madrid.- La Unión Europea (UE) y el Mercosur han alcanzado un acuerdo de libre comercio tras veinte años de negociaciones, que engloba un mercado de casi 800 millones de personas. El pacto de hoy pone el broche a unas largas y difíciles negociaciones.

En mayo pasado, ambos bloques mantuvieron en Buenos Aires un positivo diálogo en el que se verificaron «progresos en todas las áreas», según informaron fuentes oficiales argentinas.

Las indicaciones geográficas, la industria automovilística y el acceso a los mercados de productos como la carne de vacuno, el azúcar y los productos lácteos fueron los capítulos en los que se avanzó.

La Unión Europea y el Mercado Común del Sur firmaron el 15 de diciembre de 1995 en Madrid el Acuerdo Marco Interregional de Cooperación, que fue calificado de pionero por ser el primero entre dos uniones aduaneras.

Los vínculos con el Mercosur, el cuarto bloque del mundo, presentaban ya una gran solidez. De hecho, todos los países miembros (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, además de los asociados Bolivia y Chile) habían firmado con la UE acuerdos de tercera generación y se beneficiaban de programas comunitarios de promoción de vínculos empresariales.

El acuerdo marco entró en vigor el 1 de julio de 1999, aunque empezó a ser aplicado de forma provisional en 1996 y perseguía la liberalización progresiva del comercio para alcanzar una zona de libre cambio integrada por 580 millones de personas y que en un principio estaba prevista para 2005.

El objetivo en la primera parte del proceso era estrechar los lazos políticos, económicos, empresariales, culturales y científicos para, en una segunda fase liberalizar los intercambios mediante la armonización y homologación entre las dos zonas, de conformidad con las normas de la OMC.

De los tres grandes apartados de la negociación (política, cooperación y comercio), el capítulo agrícola fue desde un principio el más conflictivo.

En la primavera de 2000, Mercosur y Unión Europea comenzaron en Buenos Aires la negociación del área de libre comercio para eliminar aranceles, restricciones y regulaciones.

Desde entonces se han celebrado casi una treintena de rondas negociadoras, en un proceso complejo con frenazos de varios años.

La Unión Europea ha sido tradicionalmente el primer socio comercial del Mercosur y conjuntamente suman un mercado de 773 millones de personas. El comercio de bienes entre ambas áreas se eleva a más de 80.000 millones de euros, según la Comisión Europea.

En 2018, la UE exportó a Mercosur por valor de 45.000 millones de euros e importó por una montante de 42.600 millones de euros.

Mercosur está integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay y figuran como estados asociados Bolivia, Chile Colombia, Ecuador, Guyana, Perú y Surinam.

Venezuela está suspendida en esta organización supranacional desde agosto de 2017. EFE

Leer mas...

Siguen negociaciones para llegar a un acuerdo comercial entre el Mercosur y Canadá

La VI Ronda de Negociaciones para un Acuerdo Comercial entre el Mercado Común del Sur (Mercosur) y Canadá se llevó a cabo recientemente en la ciudad de Montevideo, Uruguay. Durante el encuentro, el Ministerio de Hacienda estuvo representado por la Subsecretaría de Estado de Economía (SSEE), a través de la analista de la Dirección de Integración, Nancy Torales Haseitel.

En la ocasión, se reunieron los técnicos de ambas partes para trabajar sobre los puntos pendientes de los capítulos de: Acceso a Mercado de Bienes, Inversiones, Servicios Financieros, Contrataciones Públicas, Defensa Comercial, Propiedad Intelectual, Reglas de Origen, Medidas Sanitarias y Fitosanitarias, y Comercio electrónico.

En el caso particular del capítulo de “Acceso a Mercado”, las partes definieron la modalidad sobre la cual será realizada la mejora de las ofertas de bienes. Al respecto, el Mercosur reiteró a Canadá la importancia de que, a partir del acuerdo que se está negociando, los productos del bloque obtengan un acceso efectivo al mercado canadiense, principalmente de los productos agrícolas.

Además, se trabajó en la revisión del texto de negociación, específicamente en lo que respecta a los conceptos bases de trato nacional, eliminación de derechos aduaneros a la importación, restricciones cuantitativas a la exportación/importación, así como al tratamiento de bienes remanufacturados.

De manera a continuar con los trabajos, se prevé realizar una próxima ronda de negociación en el mes de setiembre de este año.

Leer mas...

Buscan dar un impulso político al acuerdo UE – Mercosur

La Unión Europea y el Mercosur continuaron ayer domingo la negociación técnica de un acuerdo de asociación, con vistas a lograr los avances necesarios para convocar una reunión a nivel ministerial en la que se dé un impulso político clave al diálogo.

Desde el viernes se encuentran reunidos en Bruselas los jefes negociadores de los países de la UE y del Mercosur -Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay- para intentar resolver el máximo de asuntos pendientes en la negociación.

El proceso necesita un impulso político, según fuentes diplomáticas, pero para que se produzca un encuentro a ese nivel será necesario limar antes diferencias a nivel técnico.

Entre los temas más sensibles en el proceso se encuentra la agricultura, especialmente la carne vacuna y el azúcar, indicaron.

España promovió el pasado viernes una carta al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (foto), a la que se adhirieron otros seis líderes comunitarios, en la que solicitaban culminar las negociaciones con el Mercosur ante la amenaza del proteccionismo.

Los Estados comunitarios que apoyan el acuerdo creen que, en el contexto actual mundial, sería una señal muy potente de que el sistema funciona, que hay que respetar el sistema multilateral, que los acuerdos bilaterales dentro de un sistema más amplio multilateral son beneficiosos y pueden serlo para todos, señalaron fuentes diplomáticas.

Europa sigue creyendo en el comercio basado en reglas, un comercio justo que pueda crear prosperidad y riqueza, apuntaron.

En paralelo, Francia, Polonia, Irlanda y Bélgica han remitido por su parte otra misiva esta semana a la Comisión Europea, el organismo que negocia la política comercial en nombre de los Veintiocho, en la que han manifestado su preocupación por los efectos del tratado en su agricultura.

Los defensores del pacto creen que, con él, quedaría blindado el cumplimiento de los acuerdos de París contra el cambio climático, porque en el texto se incluye como condición.

De ese modo, en su opinión, se garantizaría que países como Brasil se alinearan con los objetivos de París.

Las negociaciones para un amplio acuerdo de asociación, basado en la cooperación, el diálogo político y el libre comercio entre la UE y el Mercosur, se iniciaron en Buenos Aires en abril de 2000 y desde entonces se han celebrado más de una treintena de rondas de negociación, un proceso complejo, incluso con bloqueos de muchos años.

En los últimos dos años se han sucedido los comentarios de optimismo que predecían un acuerdo en plazos cortos, pero todos ellos han pasado sin que haya logrado cerrarse el pacto.

Leer mas...

Líderes europeos alientan llegar a un acuerdo con el Mercosur

Los dirigentes de siete países europeos, entre ellos España y Alemania, urgieron a Bruselas a concluir un «histórico» acuerdo comercial con el Mercosur, el cual se viene negociado desde 1999 y que en su recta final enfrenta las reticencias dentro del bloque del viejo continente.

Tenemos una oportunidad histórica, estratégica, para cerrar uno de los acuerdos más importantes de la Política Comercial Común Europea, subrayan en una carta enviada el jueves al presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker.

Cuando las negociaciones parecen acercarse a su fin, el ejecutivo comunitario, encargado de negociar en nombre de la Unión Europea (UE), es blanco de una campaña de presión, tanto de los partidarios del acuerdo como de sus detractores.

Días atrás, los lí­deres de Francia, Irlanda, Bélgica y Polonia expresaron en otra carta su profunda preocupación sobre el impacto de un acuerdo en la agricultura, un sector sensible que teme ser sacrificado en beneficio de la industria.

Ambas partes deben estar dispuestas a hacer algunas concesiones finales para lograr este acuerdo histórico, responden los mandatarios de Alemania, España, Paí­ses Bajos, Portugal, Suecia, Letonia y República Checa.

Los dirigentes defienden que el comercio es clave para el crecimiento económico y la creación de empleo en la UE» y subrayan los beneficios para la industria de vehículos y autopartes, de maquinaria, productos químicos y farmacéutica. La Comisión Europea confirmó la recepción de ambas cartas.

De llegar a buen puerto, la negociación entre los 28 paí­ses de la UE y las naciones del Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) dará a luz, a uno de los mayores acuerdos de libre comercio, con más de 770 millones de consumidores.

Leer mas...

Cerrar acuerdo con Mercosur es prioridad, según comisaria de la UE

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, aseguró hoy jueves que concluir la negociación de un acuerdo de asociación con el Mercosur es su prioridad número uno y que intentará cerrarlo antes de que termine el mandato de la actual Comisión Europea (CE) el próximo 31 de diciembre.

Creo que hay una ventana para cerrarlo durante esta Comisión, ésta es mi prioridad número uno, indicó Malmström en una conferencia sobre la política comercial de la UE organizada por el centro de estudios Bruegel.

La comisaria sueca se pronunció así después de que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijera la semana pasada que el acuerdo es inminente tras dos décadas de negociaciones.

Nos hemos estado aproximando en muchos elementos en abril, explicó Malmström, quien dijo que ha habido intercambios sobre agricultura pero que las últimas decisiones se harán en el momento final.

Afirmó que la UE está lista para hacer concesiones y que esperamos lo mismo de los países del Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay).

Reconoció que todavía hay algunos asuntos complicados, especialmente en áreas como la agricultura, pero pidió mostrar al mundo que la UE y parte de Latinoamérica están dispuestas a realizar un acuerdo de libre comercio.

Daría una señal muy fuerte. No digo que sea fácil, hay que tomar decisiones difíciles, comentó, en referencia a sectores como el del azúcar. Sería una gran pérdida si no lo conseguimos, le dedicaré todo el tiempo que pueda, agregó.

Sobre las tensiones comerciales internacionales, Malmström dijo que no le corresponde a la UE mediar entre China y Estados Unidos y que tenemos foros para cooperar.

En un momento de preocupación de la UE por las trabas que impone EEUU a la renovación del órgano de apelación de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que podría dejar de funcionar a finales de año, la comisaria pidió defender el sistema multilateral.

Estamos trabajando en nuevas reglas para comprometernos con China y otros. Estamos trabajando con Japón, México, Brasil, Argentina, Chile y otros, a ver lo que podría salir, comentó.

Actualmente la UE busca una solución alternativa provisional con socios internacionales para poder recurrir las decisiones de la OMC, si continúa el bloqueo del órgano de apelación, según confirmó el pasado lunes un portavoz de la Comisión Europea.

Sobre el mandato para negociar con EEUU un acuerdo para eliminar los aranceles a los bienes industriales, Malmström dijo que han empezado las discusiones técnicas sobre cooperación en materia de regulación.

EEUU y la UE comercian cada segundo, y no tener un acuerdo es estúpido, concluyó, a la vez que descartó que haya perspectivas por el momento de lograr con Washington un tratado grande, al estilo del que se negociaba antes de la llegada del actual presidente estadounidense, Donald Trump.

Leer mas...

EFTA y Mercosur ya casi terminan negociaciones

El Mercosur y la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por su sigla en inglés) celebraron en Argentina la VIII ronda de reuniones para un acuerdo comercial y se aproximan a la instancia final de la negociación, informaron este viernes fuentes.

Las reuniones tuvieron lugar, toda la semana pasada, en la sede de la Cancillería Argentina, en Buenos Aires, y estuvieron encabezadas por Victorio Carpintieri, subsecretario del Mercosur y Negociaciones Económicas Internacionales de la Cancillería Argentina y Jan Farberg, director general del Ministerio de Comercio, Industria y Pesca de Noruega, por parte de la EFTA.

Según señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina en un comunicado, el objetivo es procurar un acceso efectivo, mutuo y equilibrado al mercado de bienes, servicios, inversiones y compras gubernamentales, articulando de manera satisfactoria los intereses de cada lado.

Argentina y el Mercosur esperan que un acuerdo con la EFTA facilite nuestras exportaciones a ese mercado y estimule la atracción de inversiones originarias de los países que integran la asociación, destacó la Cancillería de Argentina, quien ostenta la presidencia semestral del Mercosur.

Las partes, aproximándose a la instancia final de la negociación, han consensuado un nuevo intercambio de ofertas para comienzos de junio. La próxima ronda está prevista para ese mes en Ginebra.

Resaltaron que durante esta VIII ronda se realizó un progreso considerable, quedando concluidos siete de los trece capítulos que componen la negociación, añade el texto difundido.

Los países que integran la zona de libre comercio de la EFTA (Islandia, Noruega y la unión aduanera conformada por Suiza y Liechtenstein) configuran un mercado de unos 14 millones de habitantes. Las exportaciones del Mercosur hacia esos países superan los 3.000 millones.

Recordaron que la primera ronda con la EFTA tuvo lugar en Buenos Aires en junio de 2017 y el rápido avance de las negociaciones permitió concretar siete rondas más en menos de dos años.

Leer mas...

Negociaciones UE-Mercosur se retomarán en mayo

Los negociadores del acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea (UE) acordaron volver a reunirse en mayo próximo al cabo de otra ronda de conversaciones finalizada este viernes en Buenos Aires.

Según informaron este sábado fuentes oficiales, las discusiones que tuvieron lugar esta semana en la capital argentina fueron constructivas y permitieron progresos a nivel de los jefes negociadores y de los grupos que fueron convocados. Según la Cancillería argentina, esto demuestra el compromiso de las partes en llegar a un acuerdo, bajo negociación hace casi veinte años.

La ronda de negociación en Buenos Aires incluyó encuentros con representantes del sector privado y de la sociedad civil de ambos bloques y con parlamentarios de Argentina, país que este semestre preside el bloque suramericano, también integrado por Brasil, Uruguay y Paraguay.

Las partes volverán a reunirse en el transcurso del mes de mayo para buscar consenso en los temas que quedaron pendientes, dijo la Cancillería argentina en un breve comunicado.

La intención de buscar un tratado de libre comercio quedó plasmada en un acuerdo marco de cooperación firmado en 1995 y que entró en vigencia en 1999, pero formalmente las negociaciones técnicas se iniciaron en Buenos Aires en abril de 2000.

Desde entonces, se han celebrado algo más de una treintena de rondas de negociación, un proceso complejo, incluso con impases por largos años.

El pasado martes, el canciller argentino, Jorge Faurie, afirmó que las conversaciones avanzan positivamente, aunque sostuvo que ambas partes van a tener que ceder un poquito para permitir el acuerdo.

En declaraciones a la prensa, Faurie dijo que para que el diálogo continúe en la buena senda se requieren esfuerzos de todas las partes.

La Comisión Europea dijo en enero pasado que está comprometida con la consecución de un pacto ambicioso, amplio y equilibrado y no escatimará esfuerzos, pero advirtió que la negociación se concluirá cuando se den las condiciones para ello.

Leer mas...

Continúan positivamente las negociaciones entre EFTA y Mercosur

El Mercosur y la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por sus siglas en inglés) terminaron este viernes en Buenos Aires la séptima ronda de negociaciones para un acuerdo comercial con significativos avances, según el Gobierno argentino.

En este nuevo acercamiento se produjeron avances concretos en todos los capítulos de la mesa negociadora, afirmó en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores argentino, que espera tener resultados finales en los próximos meses.

La primera ronda de negociaciones entre los países del Mercado Común del Sur conformado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay y los del EFTA quienes integran Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza, tuvo lugar en junio de 2017.

Acerca del séptimo encuentro, la Cancillería argentina añadió que gracias a un enfoque pragmático y flexible se registraron avances en las diversas temáticas tratadas, incluyendo el intercambio de ofertas de acceso a bienes, servicios, inversiones y compras gubernamentales.

Las delegaciones fueron encabezadas por el subsecretario de Negociaciones Económicas Internacionales y Mercosur de Argentina, Victorio Carpintieri, y por el director general del Ministerio de Comercio, Industria y Pesca de Noruega, Jan Farberg.

La próxima ronda de negociaciones se celebrará también en Buenos Aires la semana del próximo 6 de mayo y se prevé un trabajo intenso entre sesiones con miras a obtener resultados finales en los próximos meses.

Entre 2015 y 2017, el promedio anual del comercio entre Mercosur y el EFTA superó los 7.000 millones de dólares.

El pasado diciembre, al asumir la presidencia semestral del Mercosur, Argentina resaltó que buscará dar impulso al cierre de los acuerdos comerciales pendientes con la UE, con la EFTA y con Canadá, además de lanzarse a Centroamérica lo más rápido posible y pujar por el diálogo con la Alianza del Pacífico.

Leer mas...

Canciller alemana advierte riesgo en acuerdo UE – Mercosur

La canciller de Alemania, Angela Merkel, advirtió hoy que está en riesgo la firma de un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercado Común del Sur (Mercosur), ya que el tiempo se está agotando y se extendió demasiado.

Ante el parlamento alemán, en Berlín, Merkel planteó que el próximo gobierno de Jair Bolsonaro, que asumirá la Presidencia de Brasil el 1 de enero, podría dificultar el acuerdo comercial UE-Mercosur, que lleva casi dos décadas en tratativas, reportó este miércoles la prensa brasileña.

Las consideraciones de Merkel se sumaron a las declaraciones que en fecha reciente realizó el presidente francés Emmanuell Macron, respecto a que su gobierno no apoyará un acuerdo de libre comercio entre la UE y el Mercosur, si Brasil da un paso atrás en sus compromisos de reducción de emisiones de gases con efecto invernadero, como tiene previsto Bolsonaro.

Bolsonaro dijo, tras vencer las elecciones presidenciales en octubre pasado, que el Mercosur está sobrevalorado; mientras que el próximo ministro de Hacienda, Paulo Guedes, reiteró que Argentina y el Mercosur no serán las prioridades del nuevo Ejecutivo brasileño.

Con un aporte superior al 75 por ciento del Producto Interno Bruto total del Mercosur, Brasil es el gran gigante del bloque comercial y aduanero, y sus decisiones podrían tener un gran impacto en las economías vecinas, en especial en Argentina.

El Mercosur está integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, y desde 1999 mantiene tratativas con la UE para conformar un área de libre comercio.

Leer mas...

Castiglioni confía en el buen avance del acuerdo UE – Mercosur

El ministro de Relaciones Exteriores, Luis Alberto Castiglioni, dijo que confía en que la reunión de cancilleres del Mercosur que se celebrará el jueves en Brasilia sirva para dar un movimiento positivo a las negociaciones del bloque con la Unión Europea, para un acuerdo comercial.

Nos reunimos para tratar de darle un movimiento positivo a las negociaciones que estamos obteniendo con la Unión Europea sobre el Acuerdo de Libre Comercio y Cooperación, manifestó el canciller a los medios.

El encuentro entre los cancilleres del Mercosur también servirá para analizar el resultado de la última ronda de negociaciones, que tuvo lugar entre el 12 y el 20 de noviembre en Bruselas.

El objetivo de Castiglioni, según informó la semana pasada, es avanzar lo antes posible en todos los asuntos pendientes para que se pueda cerrar un acuerdo antes de mayo, cuando se celebrarán las elecciones del Parlamento Europeo, ya que teme que un auge de los partidos euroescépticos pueda bloquear el tratado.

El encuentro estará condicionado por las declaraciones del equipo del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, que tomará posesión el próximo 1 de enero, y que ya adelantó que se inclinará más por tratados comerciales bilaterales que por acuerdos multilaterales.

Las negociaciones continúan encalladas en algunos asuntos relacionados con los sectores agropecuario, automotriz y lácteo, así como en diferencias sobre el acceso a los mercados, entre otros puntos.

Los dos bloques continentales discuten este acuerdo comercial desde el año 2000, cuando comenzaron formalmente unas negociaciones que han perdurado sin éxito durante casi dos décadas.

Leer mas...