Estas aquí =>

Canciller alemana advierte riesgo en acuerdo UE – Mercosur

La canciller de Alemania, Angela Merkel, advirtió hoy que está en riesgo la firma de un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercado Común del Sur (Mercosur), ya que el tiempo se está agotando y se extendió demasiado.

Ante el parlamento alemán, en Berlín, Merkel planteó que el próximo gobierno de Jair Bolsonaro, que asumirá la Presidencia de Brasil el 1 de enero, podría dificultar el acuerdo comercial UE-Mercosur, que lleva casi dos décadas en tratativas, reportó este miércoles la prensa brasileña.

Las consideraciones de Merkel se sumaron a las declaraciones que en fecha reciente realizó el presidente francés Emmanuell Macron, respecto a que su gobierno no apoyará un acuerdo de libre comercio entre la UE y el Mercosur, si Brasil da un paso atrás en sus compromisos de reducción de emisiones de gases con efecto invernadero, como tiene previsto Bolsonaro.

Bolsonaro dijo, tras vencer las elecciones presidenciales en octubre pasado, que el Mercosur está sobrevalorado; mientras que el próximo ministro de Hacienda, Paulo Guedes, reiteró que Argentina y el Mercosur no serán las prioridades del nuevo Ejecutivo brasileño.

Con un aporte superior al 75 por ciento del Producto Interno Bruto total del Mercosur, Brasil es el gran gigante del bloque comercial y aduanero, y sus decisiones podrían tener un gran impacto en las economías vecinas, en especial en Argentina.

El Mercosur está integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, y desde 1999 mantiene tratativas con la UE para conformar un área de libre comercio.

Leer mas...

Castiglioni confía en el buen avance del acuerdo UE – Mercosur

El ministro de Relaciones Exteriores, Luis Alberto Castiglioni, dijo que confía en que la reunión de cancilleres del Mercosur que se celebrará el jueves en Brasilia sirva para dar un movimiento positivo a las negociaciones del bloque con la Unión Europea, para un acuerdo comercial.

Nos reunimos para tratar de darle un movimiento positivo a las negociaciones que estamos obteniendo con la Unión Europea sobre el Acuerdo de Libre Comercio y Cooperación, manifestó el canciller a los medios.

El encuentro entre los cancilleres del Mercosur también servirá para analizar el resultado de la última ronda de negociaciones, que tuvo lugar entre el 12 y el 20 de noviembre en Bruselas.

El objetivo de Castiglioni, según informó la semana pasada, es avanzar lo antes posible en todos los asuntos pendientes para que se pueda cerrar un acuerdo antes de mayo, cuando se celebrarán las elecciones del Parlamento Europeo, ya que teme que un auge de los partidos euroescépticos pueda bloquear el tratado.

El encuentro estará condicionado por las declaraciones del equipo del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, que tomará posesión el próximo 1 de enero, y que ya adelantó que se inclinará más por tratados comerciales bilaterales que por acuerdos multilaterales.

Las negociaciones continúan encalladas en algunos asuntos relacionados con los sectores agropecuario, automotriz y lácteo, así como en diferencias sobre el acceso a los mercados, entre otros puntos.

Los dos bloques continentales discuten este acuerdo comercial desde el año 2000, cuando comenzaron formalmente unas negociaciones que han perdurado sin éxito durante casi dos décadas.

Leer mas...

Presidente español pide cerrar rápidamente el acuerdo UE-Mercosur

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, abogó por cerrar un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur lo antes posible, después de que durante la cumbre del G20 Francia se haya mostrado escéptica a ese pacto por la nueva Presidencia de Brasil.

Creo que sería muy bueno para el Mercosur y la UE que llegáramos a un acuerdo y que fuera lo antes posible. Creo que estamos muy cerca de llegar desde el punto de vista técnico a esos acuerdos, señaló Sánchez en una entrevista difundida hoy por la cadena estadounidense CNN en Español en el marco del G20.

Sin embargo, Sánchez reconoció que faltan algunos elementos importantes para la economía brasileña, como el sector de la automoción y piezas, y recordó que para España es importantísimo respetar las denominaciones de origen.

Le puedo garantizar que la UE y países como España estamos por estrechar aún más las relaciones con Latinoamérica, agregó el mandatario socialista.

Sánchez hizo estas declaraciones después de que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, advirtiera de que su país no aceptará acuerdos con potencias que no respeten el Acuerdo de París, en referencia a Brasil y su próximo líder, Jair Bolsonaro.

En una rueda de prensa en Buenos Aires, donde en los últimos días ha participado de la cumbre del G20, Macron consideró este sábado que si bien ha habido progresos, aunque conservadores, en las negociaciones con Mercosur, la elección de Bolsonaro como nuevo presidente brasileño va a cambiar esa situación.

La posición de Macron inquietó a la canciller alemana, Angela Merkel, que expresó hoy su intranquilidad al presidente argentino, Mauricio Macri, sobre la situación del diálogo entre la Unión Europea y Mercosur, iniciado hace casi dos décadas, según un comunicado de la Presidencia argentina.

La última ronda de negociaciones entre la UE y el Mercosur, que tuvo lugar en Bruselas entre el 12 y el 20 de noviembre, concluyó sin grandes progresos, lo que obligará a seguir trabajando para buscar soluciones sobre ese pacto.

La UE y el Mercosur negocian este acuerdo basado en tres pilares, el diálogo político, la cooperación y el libre comercio, desde el año 2000 con grandes retos, pero llegados a la recta final de la negociación intentan apurar el calendario para, si no cerrarlo, tenerlo lo más avanzado posible antes de la llegada al poder de Bolsonaro.

Entre los asuntos sensibles que todavía imposibilitan cerrar el acuerdo se encuentran las indicaciones geográficas, el sector automotriz y el lácteo y la oferta de la UE de acceso al mercado de productos.

Leer mas...

Intentarán cerrar acuerdo UE-Mercosur antes que asuma Bolsonaro

La Unión Europea (UE) y el Mercosur iniciaron hoy una nueva ronda de negociaciones con el objetivo de avanzar todo lo posible en los asuntos pendientes de un acuerdo de asociación antes de que el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, ocupe el cargo en enero. Los equipos negociadores de ambos bloques se han dado cita en Bruselas desde hoy y previsiblemente hasta el próximo viernes. Si bien fuentes comunitarias explicaron que la ronda se puede dilatar en función de los progresos que se vayan registrando.

La UE y el Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) negocian este acuerdo basado en tres pilares, el diálogo político, la cooperación y el libre comercio, desde 2000 con grandes retos, pero llegados a la recta final de la negociación intentan apurar el calendario para, si no cerrarlo, tenerlo lo más avanzado posible antes de la llegada al poder de Bolsonaro.

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, con ocasión de una reunión de ministros comunitarios del ramo el pasado viernes, dejó claro que su interlocutor en Brasil sigue siendo el actual Gobierno y que del nuevo que encabezará Bolsonaro aún no sabemos nada.

El próximo año veremos lo que pasa. Por eso, estamos intentando dar el último empujón o al menos uno lo bastante grande como para quedarnos verdaderamente cerca del acuerdo, reconoció.

Mientras tanto, Malmström señaló que se han intensificado los contactos entre la UE y el Mercado Común del Sur (Mercosur) en las últimas semanas, y que estamos haciendo progresos pero aún hay cosas por hacer.

La presidencia de turno del Consejo de la UE alertó por su parte en esa reunión de ministros de que los planes del presidente electo brasileño pueden incluir renegociar y reabrir capítulos del tratado que ya se daban por cerrados, a juzgar por los comentarios de Bolsonaro durante la campaña de las elecciones en las que se impuso en segunda vuelta el pasado 28 de octubre.

Desde mi punto de vista, no vamos a ceder en nada que rebaje los estándares de Europa, tanto en agricultura como en productos industriales, enfatizó la ministra austríaca de Economía, Margarete Schramböck, cuyo país ocupa este semestre la presidencia rotatoria de la UE.

Desde el bloque suramericano también ven complicado un acuerdo con Bolsonaro en el poder. La semana pasada, el ministro de Economía y Finanzas de Uruguay, Danilo Astori, consideró difícil la consecución del tratado comercial a causa de las diferencias internas en los bloques y la incertidumbre de la postura del nuevo Gobierno de Brasil.

Entre los asuntos sensibles que todavía imposibilitan cerrar el acuerdo se sitúan las indicaciones geográficas, el sector automotriz y el lácteo y la oferta de la UE de acceso al mercado de productos, según detalló el mes pasado el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, quien adelantó entonces que el Mercosur propondría a la UE nuevas propuestas.

En una ronda de negociación precedente celebrada en Montevideo en septiembre, las dos partes sólo anotaron progresos limitados en algunos sectores comerciales, como vehículos y sus componentes, ciertas indicaciones geográficas, productos lácteos y servicios marítimos.

En la parte europea, el secretario de Estado francés para Europa y Asuntos Exteriores, Jean-Baptiste Lemoyne, recalcó el viernes antes de empezar esta ronda de negociaciones que su país, que tiene especial interés en salvaguardar su producción agrícola, quiere un acuerdo equilibrado que reconozca las indicaciones geográficas protegidas europeas y tengan mejor acceso al Mercosur.

Por el momento no estamos ahí, apuntó, y recordó que Bolsonaro ha evocado incluso una retirada del Mercosur. Si no hay un acuerdo equilibrado, no habrá acuerdo, zanjó el representante francés.

Fuentes comunitarias insistieron en que la UE sigue comprometida con una conclusión exitosa de un acuerdo ambicioso, equilibrado y mutuamente beneficioso con el Mercosur, tan pronto como estén presentes todos los elementos necesarios.

Leer mas...

Acuerdo UE – Mercosur podría empantanarse debido a Bolsonaro

La presidencia del Consejo de la Unión Europea (UE) advirtió hoy viernes de que no rebajará estándares en el caso de que el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, pida reabrir capítulos del acuerdo de asociación que negocian el bloque comunitario y el Mercosur.

Hemos visto las elecciones en Brasil y lo que se ha dicho durante las elecciones, que nos indica que Brasil quiere renegociar y reabrir lo que ya se ha conseguido hasta el momento, indicó la ministra austríaca de Economía, Margarete Schramböck, ante la prensa a su llegada a un Consejo de ministros de Comercio de la UE.

En su papel al frente de la presidencia rotatoria del Consejo, desde mi punto de vista, no vamos a ceder en nada que rebaje los estándares de Europa, tanto en agricultura como en productos industriales, comentó.

No sabemos nada del nuevo Gobierno de Brasil, que debe asumir el cargo el próximo 1 de enero, indicó por su parte la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, a la pregunta de si con Bolsonaro en el poder ve alejarse el acuerdo que la UE y el Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) negocian desde 2000.

La política sueca explicó que por el momento su interlocutor es el actual Gobierno de Brasil.

Eso es lo que hacemos y el próximo año veremos lo que pasa. Por eso estamos intentando hacer el último empujón o al menos uno lo bastante grande como para dejarnos verdaderamente cerca del acuerdo, continúo y entonces tendremos que ver con la nueva administración brasileña, concluyó.

La comisaria indicó que se han intensificado los contactos entre la UE y el Mercosur en las últimas semanas, y que estamos haciendo progresos pero aún hay cosas por hacer.

Los negociadores de ambos bloques iniciarán el próximo lunes en Bruselas una nueva ronda de negociación con intención de dar un impulso técnico y político a los asuntos pendientes.

La UE sigue comprometida con una conclusión exitosa de un acuerdo ambicioso, equilibrado y mutuamente beneficioso con el Mercosur, tan pronto como estén presentes todos los elementos necesarios, apuntaron fuentes comunitarias.

Por su parte, el secretario de Estado francés para Europa y Asuntos Exteriores, Jean-Baptiste Lemoyne, recalcó que su país quiere un acuerdo equilibrado que reconozca las indicaciones geográficas protegidas europeas y tengan mejor acceso al Mercosur.

Por el momento no estamos ahí, apuntó, y recordó que Bolsonaro ha evocado incluso una retirada del Mercosur: Si no hay un acuerdo equilibrado, no habrá acuerdo, zanjó.

Malmström también se pronunció sobre el nuevo acuerdo entre Estados Unidos y México y Canadá, dos Estados con los que la UE mantiene tratados de libre comercio, y aludió a la posibilidad de que contenga asuntos relacionados con vehículos y reglas de origen que podrían posiblemente afectar a la industria europea, si bien reconoció que todavía estamos analizando esos puntos finalizó.

Leer mas...

Negocian en Montevideo el futuro acuerdo Mercosur – Singapur

Mercosur y Singapur concluyeron ayer viernes una ronda de negociación en Montevideo para evaluar los intereses de cara a un futuro acuerdo comercial entre ambas partes, informó la Cancillería uruguaya. Se trató del primer encuentro luego de que el pasado 25 de julio en Puerto Vallarta (México) las dos partes anunciaran el inicio de las negociaciones, afirmó la Cancillería uruguaya en un comunicado.

Las partes tomaron conocimiento de sus intereses en un posible futuro acuerdo comercial e intercambiaron comentarios y consultas sobre sus posiciones respecto a los principales temas objeto de negociación, agrega el documento.

En el encuentro, en el que estuvieron presentes los jefes negociadores, también se evaluaron borradores de textos que servirían como base para las negociaciones, al tiempo que se fijó una dinámica de consultas para conocer el alcance de los probables futuros acuerdos, señaló la Cancillería. La ronda se celebró el miércoles pasado y ayer viernes en Montevideo.

De esta manera, surgieron en las reuniones algunos temas sobre los que podrían versar los capítulos, como el comercio de bienes, las reglas de origen, los obstáculos técnicos al comercio, la defensa comercial, las medidas sanitarias y fitosanitarias, así como la cooperación aduanera y la facilitación del comercio, servicios, inversiones y compras gubernamentales.

El inicio de las negociaciones entre el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y Singapur tendrá beneficios diferentes a las negociaciones con otras contrapartes, como en el caso de la Unión Europea, la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA), Canadá y la República de Corea.

Concretar un acuerdo con Singapur permitirá al Mercosur iniciar negociaciones con un país asiático y, además, integrante de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (Asean), una prioridad de Uruguay.

A su vez, permitirá ampliar las relaciones económico-comerciales en áreas tales como inversiones y mejorar las posibilidades de acceder a ese mercado, agrega el comunicado de la Cancillería.

Leer mas...

UE redactará nuevo informe sobre impacto agrícola en acuerdos comerciales

El canciller belga, Didier Reynders, subrayó este viernes la necesidad de estudiar el impacto acumulado de los acuerdos comerciales, como el negociado con los países del Mercosur, en el sector agrícola, avanzando un nuevo informe de la Comisión Europea al respecto.

La Comisión presentará próximamente un segundo informe sobre los efectos acumulados y, en particular, en el sector agrícola, dijo Reynders a su llegada a una reunión de ministros europeos de Comercio en Innsbruck (Austria), donde presentó una propuesta en este sentido que recibió el apoyo de otros países como Francia.

El acuerdo comercial cerrado en 2016 entre la UE y Canadá, conocido como CETA, y el negociado desde 1999 con Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, generó preocupación entre los productores europeos, especialmente de carne, que temen una mayor llegada de productos cárnicos del otro lado del Atlántico.

Hay muchas dudas en el sector agrícola tras crisis de estos últimos meses, agregó el canciller belga.

Preguntado sobre un eventual impacto en las negociaciones de la elección presidencial en Brasil, donde los sondeos dan al ultraderechista Jair Bolsonaro como favorito en la primera vuelta del domingo seguido del izquierdista Fernando Haddad, Reynders apuntó que cualquier elección siempre tiene una incidencia.

Hay otros motivos para estar preocupados en las elecciones brasileñas, apuntó la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, preguntada a su llegada a la reunión en Innsbruck sobre una incidencia de estas en las negociaciones comerciales con el Mercosur.

Iniciadas casi hace dos décadas y pese al impulso dado por ambas partes tras la llegada del proteccionista Donald Trump a la Casa Blanca en 2017, los países del Mercosur y los europeos no logran ponerse de acuerdo y ya han sobrepasado las diferentes fechas límites marcadas para alcanzarlo.

Las elecciones en Brasil eran una de ellas. Me hubiera gustado lograr un acuerdo un poco antes, no estar en esta situación de elección y en esta situación un poco difícil en Argentina en el plano económico, agregó el canciller belga, quien abogó por continuar la negociación.

No pienso que la cita electoral sea algo que haga peligrar todo el proceso, porque, de todas maneras, la llegada de una nueva administración brasileña tendrá lugar a finales de año, aseguró Malmström al término de la reunión, precisando que el acuerdo está muy cerca, aunque todavía quedan asuntos difíciles por resolver.

A falta de un nuevo impulso, algunos europeos ven complicado que la negociación se cierre antes de las próximas elecciones europeas previstas en mayo de 2019, donde se espera un auge de las fuerzas euroescépticas. Esto sería un poco optimista, dijo el ministro de Economía maltés, Christian Cardona, sobre un eventual acuerdo.

Las indicaciones geográficas protegidas de algunos productos europeas, la rapidez en la liberalización del sector sudamericano de las autopartes, un sector clave para la UE, o la cuestión de las patentes de productos farmacéuticos y agroquímicos son algunos de los escollos todavía presentes en la negociaciones.

Leer mas...

Presidentes del Mercosur piden a sus cancilleres avanzar con la UE

Los presidentes de los cuatro países que integran el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) solicitaron a sus cancilleres que avancen en las negociaciones para cerrar un acuerdo entre su bloque y la Unión Europea (UE), según informó la Presidencia paraguaya en un comunicado.

Los cuatro mandatarios, Mauricio Macri, Michel Temer, Mario Abdo Benítez y Tabaré Vázquez, mostraron en una reunión celebrada en Nueva York su intención de alcanzar pronto un acuerdo con la UE.

El portavoz del Ejecutivo paraguayo, Hugo Cáceres, informó de que los presidentes del Mercosur encomendaron a los cancilleres y a los equipos técnicos negociadores trabajar para alcanzar una posición común sobre la última propuesta revisada con la Unión Europea.

El encuentro entra las comitivas del Mercosur se produjo en el marco de la 73 Asamblea de la ONU, donde los mandatarios y sus equipos mantienen una agenda paralela.

Así, el canciller de Paraguay, Luis Alberto Castiglioni, se encontró este lunes con la comisaria de Comercio de la UE, Cecilia Malstrom, para trasladarle su intención de mantener el diálogo para cerrar el acuerdo cuanto antes.

El Mercosur y la Unión Europea negocian desde 1999 un amplio acuerdo de asociación, incluido el tratado de libre comercio, aunque las negociaciones estuvieron completamente bloqueadas entre 2004 y 2010 y solo se retomaron en 2016.

Leer mas...

Sin grandes expectativas, Mercosur y UE vuelven a negociar

El Mercosur y la Unión Europea reanudaron este lunes en Montevideo una nueva ronda de reuniones a nivel técnico sin grandes expectativas de alcanzar un acuerdo ante las diferencias que aún persisten entre las partes.

Las negociaciones se desarrollan en contextos muy distintos a los precedentes: Brasil está en puertas de la elección presidencial más incierta de los últimos tiempos y Argentina atraviesa fuertes turbulencias económicas.

Pese a las ansias manifiestas del Mercosur por concluir el pacto comercial, fuentes del gobierno de Uruguay, que ejerce la presidencia pro tempore del bloque, integrado además por Argentina, Brasil y Paraguay, señalaron que acuden a la negociación en busca de una respuesta a la propuesta entregada en la última serie de encuentros sostenidos en julio en Bruselas.

En aquella ocasión, los negociadores europeos habían mostrado una actitud inflexible ante una oferta que el Mercosur llevó al límite, según la negociadora uruguaya, Valeria Csukasi.

En el mismo sentido el canciller brasileño, Aloysio Nunes, había manifestado el mes pasado que el Mercosur pretende un poco más de parte del bloque europeo, en especial en el acceso de carnes y azúcar.

Pero la semana pasada, el comisario de Agricultura de la UE, Phil Hogan, devolvió la pelota al otro lado al decir que la UE ha hecho una oferta clara y explícita en enero, y que los países del Mercosur han demorado su respuesta a esa significativa propuesta.

Hogan fue contundente: Si se pretende concluir la negociación, Mercosur debe cumplir con los acuerdos relativos a automóviles y componentes, servicios marítimos, lácteos e indicaciones geográficas.

Del lado del Mercosur dicen que los representantes de la UE corren la línea de llegada tras cada esfuerzo de parte de los sudamericanos, según una fuente del gobierno uruguayo que pidió mantener el anonimato. Las condiciones de la Unión Europea cambian constantemente, deploró el funcionario.

Eso, pese a que, como señalaron desde distintos sectores del Mercosur, el bloque ya ha cedido en muchas de sus ambiciones iniciales.

Welber Barral, secretario de Comercio en la gestión de Lula da Silva cuando se reabrieron las negociaciones en 2010 y actual asesor del gobierno brasileño, coincidió en el que el bloque no tiene mucho más margen para concesiones. En el sector automotor, por ejemplo, se ha cedido sobre todo en el tiempo en que comenzará la reducción arancelaria y llegará a cero, señaló.

Lo mismo puede decirse sobre vinos o lácteos, que se esperaba excluir y finalmente acabaron siendo parte de la negociación. Aunque ceda en términos comerciales, la gran ventaja del Mercosur será institucional, ponderó, aludiendo a los elevados estándares de normas técnicas y a posibles inversiones de la UE.

En el mismo sentido, Ignacio Bartesaghi, decano de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica de Uruguay, evaluó que el acuerdo posible por estos días es muy distinto al que se vislumbraba cuando se inició el proceso hace casi 20 años: Hay que ser pragmáticos y entender que aunque se cierre un acuerdo más light y con concesiones, sería un gran avance, incluso para alentar otras negociaciones en curso del bloque, como Corea del Sur o Canadá.

Uno de los temas más espinosos sigue siendo el de los productos agropecuarios, como la cuota de carne. En este caso, la UE está dispuesta a conceder casi la mitad de las 200.000 toneladas que ambicionaba el Mercosur.

Se aspiraba a más, e insistiremos en eso. Pero sabemos que si llegado el momento no hay una mejora (en la oferta), habrá que tomar lo que haya y luego seguir trabajando, dijo Miguel Sanguinetti, presidente de la Federación de Asociaciones Rurales del Mercosur.

En consonancia, el presidente de la Asociación Rural de Paraguay, Luis Villasanti, señaló que hay una posición unánime en aceptar, y más tarde veremos. Todo nos sirve.

También las principales centrales industriales de los países sudamericanos han manifestado su apoyo. En Brasil y Argentina, los de mayor peso, el acuerdo mantiene un sólido respaldo, pese a los cambios aceptados en pos de avances.

Thomaz Zanotto, director de comercio internacional de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo, aseguró que el Mercosur ha concedido que ningún sector industrial quedara excluido como se pretendía al inicio, por ejemplo, lácteos o vinos. Su visión es que intereses puntuales de países de la UE están frenando el acuerdo.

Leer mas...

Temer adelanta cierre de negociaciones UE-Mercosur para septiembre

El presidente de Brasil, Michel Temer, cree que el próximo septiembre podría cerrarse el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur, que lleva dos décadas en negociaciones.

Las conversaciones continúan, hay una reunión marcada nuevamente en septiembre y nos esforzamos mucho para eso, dijo hoy el presidente brasileño a los medios en Johannesburgo, donde se celebra la X Cumbre del bloque de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

Temer descartó que negociaciones paralelas de la Unión Europea con otras potencias, como las que se desarrollan con Estados Unidos para evitar una guerra arancelaria vayan a impactar negativamente en la concreción del pacto con el Mercosur, que integran Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay.

Las palabras del presidente brasileño llegaron justo después de entrevistarse con el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, anfitrión de esta cumbre por tener la nación africana la presidencia rotativa de los BRICS.

Ambos charlaron del incremento de las relaciones comerciales entre los dos países y sobre la figura de Nelson Mandela, cuyo centenario de su nacimiento se celebró el pasado 18 de julio.

Además, Temer consideró que esta cumbre de los BRICS está siendo extremadamente productiva y destacó que Brasil ha logrado cerrar el establecimiento de una sede regional americana del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD), una entidad creada por el bloque para financiar proyectos en los países socios y en otras economías emergentes.

También destacó el cierre de un memorando de colaboración aérea entre los BRICS y que el bloque haya decidido extender sus relaciones hacia nuevos planos, como el cultural y el deportivo.

Temer se había reunido también esta mañana en privado con el presidente de China, Xi Jinping, con quien abordó aspectos de la relación comercial bilateral, como las exportaciones agrícolas brasileñas hacia China o el papel de las importaciones que llegan desde el gigante asiático.

Esta es la última cumbre de los BRICS como jefe de Estado para Temer, quien no se presentará a las elecciones que celebrará Brasil en octubre para renovar el cargo.

Bajo ese nuevo liderazgo, Brasil será la sucesora de Sudáfrica en la presidencia rotativa del bloque a partir de 2019.

Los países BRICS son hogar de algo más del 40 % de la población mundial y su participación total en la economía mundial ha aumentado del 12 % al 23 % en la última década.

Leer mas...