Estas aquí =>

Bolsonaro privatizará aeropuertos en Brasil

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, confirmó hoy lunes la intención de su Gobierno para privatizar 12 aeropuertos el próximo 15 de marzo y afirmó que la medida captará unos 3.500 millones de reales (unos 945 millones de dólares) en inversiones en los terminales aeroportuarios subastados.

A través de su cuenta de Twitter, su principal plataforma de comunicación, Bolsonaro destacó que todas las subastas de esos aeropuertos se realizarán en línea con un anuncio realizado el pasado viernes por el Programa de Asociaciones de Inversiones (PPI en sus siglas en portugués), que actúa bajo el paraguas del Ministerio de Infraestructura.

Calidad en el servicio específico, empleabilidad y economía. ¡Estos son solamente los primeros pasos dentro de esta área!, expresó el mandatario en la red social.

Según el anuncio de la cartera de Infraestructura, la subasta de los 12 aeropuertos tendrá lugar el próximo 15 de marzo, aunque la expectativa del Gobierno es la de realizar un total de 23 concesiones aún en los primeros 100 días de la gestión del presidente Bolsonaro.

Los aeropuertos serán subastados en tres bloques principales y el valor mínimo total para la concesión de los 12 terminales es de 219 millones de reales (59,12 millones de dólares), que deberán ser pagados de manera inmediata.

A lo largo de la concesión, que tendrá un plazo de 30 años, el Ministerio prevé que el valor total de otorgamiento deberá alcanzar los 2.100 millones de reales (uno 566,9 millones de dólares).

En el bloque del Noreste figuran los aeropuertos de Recife, Maceió, Aracaju, Juazeiro do Norte, Joao Pessoa y Campina Grande y el valor mínimo de otorgamiento será de 171 millones de reales (unos 46,16 millones de dólares).

En la región sureste de Brasil serán subastados los aeropuertos de Vitoria y Macaé, con un pago inicial mínimo de 47 millones de reales (12,7 millones de dólares).

Finalmente, los aeropuertos de Cuiabá, Sinop, Rondonopolis y Alta Floresta componen el bloque Centro-Oeste y el valor mínimo para la concesión inicial es de 800.000 reales (216.000 dólares).

Con la privatización de los 12 aeropuertos, el Gobierno espera recaudar unos 3.500 millones de reales (unos 945 millones de dólares), que serán revertidos en «inversiones en los terminales», según Bolsonaro.

En la imagen un registro del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien confirmó este lunes la intención de su Gobierno de privatizar doce aeropuertos el próximo 15 de marzo.

Leer mas...

Varios aeropuertos latinos no levantan el número de pasajeros

Algunos de los principales aeropuertos de Latinoamérica se han sometido a reformas para responder a la creciente demanda de conectividad aérea, sin embargo, la capacidad para recibir a cerca de 1.100 millones de pasajeros anuales que se prevén para 2040 sigue rezagada.

Organismos como la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) y el Grupo de Acción de Transporte Aéreo (ATAG) han instado a los latinoamericanos a modernizar o a construir nuevas terminales aéreas, en una región que cada vez es más atractiva para los negocios y para el turismo.

Un reciente informe de ATAG señaló que el transporte aéreo en Latinoamérica genera 156.000 millones de dólares en actividad económica y 7,2 millones de empleos.

Según cálculos del Banco de Desarrollo de América Latina-CAF, se requiere de una inversión de 53.150 millones de dólares entre 2016 y 2040 para adecuar la capacidad de las terminales al incremento de pasajeros, que llegará a los 1.100 millones anuales al final de ese período.

México es precisamente uno de los países donde los expertos consideran que es urgente invertir, pese a que esta semana los mexicanos le dijeron no a la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional, valorado en 13.300 millones de dólares y que llevaba un 30 % de avance.

Luego de cuatro jornadas de consultas a la ciudadanía, el 28 de octubre, se anunció que el 69,5 % de los votantes, unos 747.000,  se decantaron por reacondicionar el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y combinarlo con las operaciones del de Toluca y el de la base aérea de Santa Lucía.

Algunos de los principales aeropuertos de Brasil han recibido inversiones en los últimos años después de que el Gobierno subastara concesiones para operar y mantener las instalaciones antes del Mundial de fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.

Brasil subastó en 2013 las concesiones para operar los aeropuertos internacionales de Río de Janeiro y Belo Horizonte, el segundo y quinto del país, mientras que un año antes se subastó el de la capital Brasilia.

En Colombia, el Gobierno anterior puso en marcha un ambicioso plan de modernización de 91 aeropuertos con una inversión de unos 2.350 millones de dólares.

Dentro de ese programa se incluyó la construcción del nuevo aeropuerto internacional El Dorado de Bogotá, que se convirtió en el primero en movimiento de carga de América Latina y el tercero en flujo de pasajeros. Se pasó de movilizar 20 millones de pasajeros en 2010 a 36 millones en 2017.

En octubre el Gobierno peruano entregó los terrenos para la ampliación del aeropuerto internacional de Lima, donde se construirá una segunda pista de aterrizaje y una nueva terminal aérea con una inversión de 1.200 millones de dólares. Se prevé que el número de pasajeros pase de 4 millones a los 23 millones a finales de 2018.

El Gobierno argentino emprendió una política para impulsar el transporte aéreo con inversiones por 800 millones de dólares para renovar buena parte de los aeropuertos entre 2016-2019.

Para 2021 se prevé la remodelación del aeropuerto de Ezeiza, en las afueras de Buenos Aires, con un coste de 400 millones de dólares.

En Venezuela en 2013, el Gobierno aprobó 1.921 millones de bolívares (entonces 64 millones de dólares) para el llamado Plan Maestro del Aeropuerto Internacional de Maiquetía «Simón Bolívar», las obras no han concluido por el escándalo con Odebrecht.

Panamá está en la recta final de un gran proyecto de ampliación del Aeropuerto Internacional de Tocumen, en la capital, por unos 800 millones de dólares y a cargo de Odebrecht.

Se prevé que para enero de 2019 esté listo, precisamente por la celebración de las Jornadas Mundiales de la Juventud a las que asistirá el papa, y se estima que movilizará 9 millones de pasajeros adicionales anualmente, a los 15 millones actuales.

En agosto de 2016 Cuba anunció que la empresa francesa Bouygues se encargaría de la reforma del aeropuerto internacional José Martí de La Habana. Los plazos y costos no los reveló el Gobierno.

Paraguay proyectó en 2015 la ampliación de su principal aeropuerto, el Silvio Pettirossi, en Asunción, y se le adjudicó la obra al consorcio entre la española Sacyr y la chilena Agunsa en 2016, el cual está estancado por irregularidades en el proceso.

Leer mas...