Estas aquí =>

Actual ministra de la Mujer irá como embajadora ante el Gobierno de Perú

En la sesión de la fecha, la Cámara de Senadores otorgó el acuerdo constitucional para la designación de Ana María Baiardi como embajadora ante el Gobierno de Perú y a Terumi Matsuo ante Bolivia.

Los legisladores no pusieron objeciones y ambos acuerdos fueron otorgados por el pleno y se comunicará al Poder Ejecutivo.

Baiardi  se desempeña actualmente  como ministra de la Mujer. Realizó la mayor parte de su trayectoria en la Cancillería. Fue embajadora ante la República de Italia, Eslovenia, Grecia e Israel y representante permanente de la República del Paraguay ante los organismos internacionales con sede en Roma.

Terumi Matsuo de Claverol, por su parte, fue viceministra de Administración y Asuntos Técnicos, fue embajadora ante la República de Chile, directora general de Política Multilateral, y ministra de Embajada – Misión Permanente del Paraguay ante la Organización de las Naciones Unidas, en Nueva York.

Leer mas...

Mujeres buscan mayor participación política con Ley de paridad

Representantes de ONU Mujeres, la Unión Europea y el Ministerio de la Mujer insistieron en la necesidad de aprobar el proyecto de la ley de paridad democrática en Paraguay, como un paso para garantizar la participación política femenina, según comentaron en la presentación del acto “Mujeres líderes”.

La campaña “Mujeres líderes. La política, nuestro lugar” busca impulsar la implantación de la paridad democrática en el país de forma duradera, más allá de las elecciones de abril de 2018. La ministra de la Mujer, Ana María Baiardi, apostó por sacar adelante el proyecto de paridad democrática que se presentó en 2016 y que hoy es necesario.

Tenemos la posibilidad y valemos. No me pueden decir que no hay candidatas. Claro que hay candidatas, solo que no estamos en los lugares elegibles, explicó encargada de la cartera de la Mujer a la par de defender la obligación de apoyar a esas mujeres.

Baiardi no se refirió solo a las candidatas políticas, sino que apeló también a las votantes a exigir la valía de su voto, que las autoriza para seguir reclamando la presencia femenina en la política.

Paraguay es el cuarto país de América Latina y el Caribe con menor porcentaje de mujeres en cargos políticos, un 16 %, junto con Brasil, Guatemala y Chile, según datos de ONU Mujeres, y solo 12 mujeres lograron un escaño en el Congreso de los Diputados en las elecciones de 2013.

A este respecto, la representante de ONU Mujeres en Paraguay, Florence Raes, estimó que quedan unos 55 años para llegar a la paridad democrática en Paraguay, una cifra que provocó carcajadas entre las asistentes.

Raes reconoció que esas cinco décadas quizá serían más y por eso reiteró la importancia de visibilizar un participación que ya existe y contribuir para crear una opinión pública y un espacio de debate que sea más favorable para una democracia paritaria.

ONU Mujeres, encargada de implementar el proyecto, cuenta con el respaldo de 425.000 euros (más de 2.864.500.000 de guaraníes) de la Unión Europea (UE), lo que supone el 95 % de este proyecto, según comentó durante el acto el embajador de la UE en Paraguay, Paolo Berizzi.

Como manifestó Berizzi, la participación de la vida política de la mujer no tiene que ser vista como una ocupación de puestos, sino como la contribución de todos, de hombres y mujeres, de manera igualitaria a mejorar la sociedad.

El representante de la UE en el país suramericano defendió la aprobación del proyecto de la ley de paridad, al que se refirió como un punto fundamental y más urgente.

No obstante, Berizzi no limitó la puesta en marcha de la paridad democrática a la esfera política, sino que invitó a que el movimiento viniera también por abajo, desde la sociedad civil, e incluso apeló a las asociaciones de hombres para que ayuden al empoderamiento de las mujeres. El embajador puso como ejemplo el caso de las instituciones europeas, donde se han marcado el objetivo del 40 % de inclusión femenina para 2020.

No estamos haciendo un favor a las mujeres, estamos ayudando a restablecer una paridad que va en beneficio de toda la sociedad, agregó el representante europeo.

Por su parte, la abogada y feminista paraguaya Line Bareiro señaló que el objetivo ahora es lograr que se apruebe el proyecto de ley de la paridad democrática y puso como fecha de tratamiento en el Senado el 8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora.

Tratemos de poner una fecha máxima, si se puede antes del cambio de Gobierno (agosto) para lograr la ley, si lo conseguimos antes de las elecciones (22 de abril), mejor todavía, pero es muy difícil, lamentó.

Bareiro también advirtió que en las elecciones generales existen posibilidades de retroceder, como ya pasó en las municipales (2015).

La paridad democrática con nuestro liderazgo significa generar igualdad en un país de desigualdades; es generar una cultura de derechos y obligaciones en lugar de la cultura de privilegios, concluyó.

Distintos senadores paraguayos presentaron el 8 de marzo de 2016 el proyecto de Ley de Paridad Democrática, para garantizar una representación paritaria de mujeres y hombres en los cargos públicos y en los partidos políticos.

Leer mas...

Al país le cuesta caro el maltrato a las mujeres

La violencia contra las mujeres, cuesta a Paraguay aproximadamente unos 1.450,6 millones de dólares al año, lo equivalente al 5,12 % de su Producto Interno Bruto (PIB), según los datos del estudio “Los costos-país de la violencia contra las mujeres en Paraguay”, presentado en Asunción.

Las mujeres sufren doblemente las consecuencias del maltrato, ya que no solo padecen los golpes o la violencia psicológica, sino que asumen el 36,1 % de esos 1.450,6 millones de dólares, según este estudio elaborado de manera conjunta por el Ministerio de la Mujer y la Cooperación Alemana. El porcentaje asciende al 48 %, más de 761 millones de dólares, si se suma también las repercusiones del maltrato dentro de sus hogares o de sus pequeños negocios.

Casi la mitad de los costes los están asumiendo las mujeres agredidas, puntualizó durante la exposición de los datos el investigador del informe, Arístides Vara, quien analizó la situación actual en nuestro país.

Así, mientras que las mujeres asumen un 48 % de esas pérdidas, sobre las arcas del Estado paraguayo solo pesa un 13,7 %, algo más de 217 millones de dólares, principalmente porque las víctimas tributan menos, ya que pierden días de trabajo y perciben un salario inferior mientras dure su recuperación a causa de la violencia.

Por lo general, las víctimas del maltrato tienen que pagar de su bolsillo la atención sanitaria, que asciende a una cantidad total de 30,4 millones de dólares, y en ocasiones también la de sus hijos, quienes también son víctimas en algunos casos.

Para las que cuentan con un trabajo remunerado, esa asistencia a los centros de salud se traduce en ausencias en sus puestos de trabajo, que les hace perder 24 de cada 100 dólares ganados.

Esta violencia machista también trasciende fuera del ámbito doméstico y llega hasta las cuentas de las empresas privadas, que dejan de ingresar al año 600,5 millones de dólares, un 2,12 % del PIB, por retrasos, ausencias e ir al trabajo afectadas por las consecuencias físicas y psicológicas del maltrato.

La ministra de la Mujer, Ana María Baiardi, destacó durante la presentación del estudio que es importante ser conscientes de estas cifras para atajar la violencia machista y recordó que todas las mujeres pueden ser víctimas, independientemente de su poder económico.

En este país, y en el resto del mundo, hay mujeres que no saben si van a llegar vivas a casa, lamentó Baiardi.

La violencia contra las mujeres es la más costosa para las sociedades, con una pérdida global de 4,4 trillones de dólares, según aparece en el informe presentado hoy.

Las víctimas del terrorismo, todas juntas en el mundo, no representan más de un 2 % de los costes mundiales de la violencia; es la violencia contra las mujeres la violencia más costosa a nivel mundial, que representa casi el 50 % de todos los tipos de violencia, añadió el investigador principal del informe.

El Ministerio de la Mujer contabilizó en enero cinco casos de feminicidios en Paraguay, la mitad de los ocurridos en el mismo mes del año pasado.

Leer mas...

Ministra pide involucrarse más para frenar feminicidios

Ana María Baiardi, la ministra de la Mujer, clamó a la población involucrarse para evitar el trágico final de muchas mujeres maltratadas.

“Rompamos esta racha”, rogó a la población la ministra Baiardi, en el sentido de que al ver las primeras señales de maltrato de una mujer en el seno de la familia, amigas, vecinas, compañeras de trabajo o estudios, denunciar, pues tal vez con esa acción salvamos una vida.

En lo que va del año son 46 mujeres asesinadas por sus parejas, arrojando un promedio de una muerte por semana.

“Tenemos que involucrarnos, las personas suelen decir este es un problema que a mí no me atañe. Claro que me atañe y nos atañe a todos”, afirmó.

El ciclo de violencia no comienza con el daño físico, sino que el golpe recibido ya es el corolario del maltrato, que ha empezado mucho antes, con el maltrato verbal, el menosprecio frente a los amigos, es un síntoma de que estamos frente a un proceso violento. Indicó que sólo el 30% de la violencia física se denuncia, y 10% la psicológica.

La secretaria de Estado mencionó también que la sociedad es más crítica con la victima que con el victimario. Las mujeres necesitan orientación ante las primeras señales de agresión, o si se conocen casos pueden recurrir a la línea 137 que está disponible las 24 horas. Luego está la posibilidad de concurrir al Ministerio de la Mujer, donde un plantel de abogadas y psicólogas podrán ayudarlas.

Leer mas...

Ministra de la Mujer interviene en caso de acoso sexual en Itaipú

Luego de recibir muchas críticas por parte de organizaciones de mujeres y de generadores de opinión, finalmente la ministra de la Mujer, Ana María Baiardi, se pronunció sobre el caso de acoso sexual que denunció una funcionaria de Itaipú Binacional, diciendo que el acusado debería dar un paso al costado, por lo menos mientras dure la investigación.

La secretaria de Estado manifestó que desde que saltó el caso, la dependencia a su cargo tomó intervención y que inmediatamente se puso en contacto con el titular de la entidad, James Spalding.

En contacto con la 780 AM dijo que la comunicación con este se dio para pedirle que la denunciante tenga todas las garantías en la investigación, así como la apertura de un sumario al funcionario denunciado.

Añadió que el Ministerio de la Mujer brindará a Mariza Yrigoyen, la denunciante, la contención psicológica que necesita, tal como requieren todas las víctimas, teniendo en cuenta que la joven está muy afectada por lo ocurrido en la binacional.

Destacó que Spalding está “totalmente comprometido” con la investigación del caso y quiere que se brinde la máxima garantía a la supuesta víctima. Finalmente, consideró que el superintendente de Servicios Generales de Itaipú, Arturo Giménez, debe dar un paso al costado.

“Si es que esta señorita está en dependencia del denunciado, no pueden estar juntos. El agresor debe dar un paso al costado mientras dure la investigación”, sentenció.

Denunciante querellada

Mariza Irigoyen fue querellada por Arturo Giménez , por difamación y calumnia, porque según dijo este se siente muy agraviado y le perjudicó muchísimo su “falsa denuncia”. La joven recurrió a la Comisión de Derechos Humanos de Diputados para pedir apoyo, porque no cree que haya garantías para una denuncia penal.

Leer mas...

Ministra de la mujer pide desterrar la cultura de la violencia

Ana María Baiardi, ministra de la Mujer, pidió ayer lunes a la ciudadanía mostrar empatía con las mujeres víctimas de la violencia de género y fomentar así un quiebre cultural que serviría para erradicar ese problema del Paraguay, donde hasta este mes hay 38 víctimas de feminicidio en 2017.

Estamos en una situación donde la violencia a la mujer está tomando grados muy altos en el país, dijo Baiardi en el marco de una mesa debate en Asunción en la que también tomó parte Alicia Pucheta, ministra de la Corte Suprema de Justicia, y Florence Raes, de ONU Mujeres.

Manifestó además que, pese a que se ha logrado dar más visibilidad al problema, muchos casos quedan ocultos al no ser denunciados o como vulgarmente se los conoce, callan para evitar nuevos motivos de violencia temporalmente. No conocemos ni un 30 % de lo que está pasando, manifestó la titular de la cartera de la Mujer.

Solicitó además que se realicen trabajos conjuntos en las diversas instituciones del Estado, pero dentro de una política de concienciar de la magnitud del problema y de que la ciudadanía se implique en el mismo.

Hace falta un quiebre cultural, tener conciencia de que es un problema que nos afecta a todos, expresó la representante de la Mujer en el gabinete de ministros.

Dentro de las acciones que tomarán de manera gubernamental en el 2018, adelantó el proyecto “Ciudad Mujer”, que se espera inaugurar en febrero y específicamente será una herramienta para quebrar el círculo de la violencia, expuso finalmente Baiardi.

Leer mas...