Estas aquí =>

Canciller alemana insta a luchar contra la ultraderecha

Berlín.- La canciller alemana, Angela Merkel, en un discurso pronunciado este sábado en el congreso de la Iglesia Evangélica alemana, llamó hoy a luchar contra la ultraderecha y calificó el asesinato del político regional Walter Lübcke, presuntamente perpetrado por neonazis, como un reto al Estado.

«La ultraderecha tiene que ser combatida en sus gérmenes y sin ningún tipo de tabú. De lo contrario, tendremos una pérdida absoluta de credibilidad», declaró.

Merkel recordó que a los deudos de las víctimas del grupo terrorista Clandestinidad Nacionalsocialista (NSU) se les había prometido esclarecer los asesinatos e investigar las redes de ultraderecha que los habían apoyado.

«Por eso, el Estado tiene un desafío, y el Gobierno lo toma muy en serio», señaló la canciller.

Sobre el asesinato de Lübcke, Merkel dijo que se trata de un hecho ante el que el Estado tiene el desafío de mirar en todos los ámbitos donde pueda haber tendencias de extrema derecha.

Lübcke fue asesinado en la noche del 1 al 2 de julio y un ultraderechista, Stephan E., está detenido como sospechoso.

Además, las autoridades creen que el autor material del crimen tuvo cómplices.

La Fiscalía General ha asumido el caso por considerar que se trata de un asesinato político con trasfondo ultraderechista. EFE

Leer mas...

UE se acerca más a EE.UU mientras de a poco se aleja del Mercosur

Según declaraciones del responsable de Agricultura de la Unión Europea, la UE no está cerca de un acuerdo comercial con Mercosur porque los miembros del bloque han cambiado su posición sobre temas previamente acordados, pero espera resolver un reclamo de Estados Unidos por una mayor proporción de un cupo de importación de carne en las próximas semanas.

No estamos más cerca (de un acuerdo) porque los países del Mercosur han dado marcha atrás en relación con ciertos productos en los que tuvimos acuerdos en 2017, dijo el comisario de Agricultura de la UE, Phil Hogan, en una entrevista en París.

Lo lamento mucho, pero al parecer hay razones políticas en los países del Mercosur, por lo que parece, agregó. La canciller alemana, Angela Merkel, dijo en diciembre que el nuevo gobierno brasileño del presidente Jair Bolsonaro haría más difícil llegar a un acuerdo en las largas conversaciones con el Mercosur, que también incluye a Argentina, Paraguay y Uruguay.

El grupo sudamericano ha estado presionando para lograr un mayor acceso a la UE para sus exportaciones agrícolas, en particular la carne vacuna. Brasil ha culpado previamente a la UE por ser proteccionista en temas de agricultura. La UE buscaba concesiones en relación con automóviles, partes de automóviles, reglas de origen, contratación pública, sector marítimo, lácteos e indicaciones geográficas, antes de una próxima ronda de negociaciones en marzo, dijo Hogan.

Respecto a una solicitud de Estados Unidos de una mayor parte de una cuota de importación de 45 mil toneladas en la Unión Europea para carne sin hormonas, dijo que esperaba que se resolviera en cuatro a seis semanas. Añadió que otros países que utilizan la cuota, incluidos Australia y Argentina, comprendieron la necesidad de resolver el problema o afrontar el riesgo de no tener la cuota.

La cuota se creó en respuesta a una larga disputa por la negativa de la UE a permitir el ingreso de carne de res estadounidense con hormonas. Sin embargo, bajo las reglas de la Organización Mundial de Comercio, la cuota de carne libre de hormonas también tuvo que abrirse a proveedores que no pertenecen a Estados Unidos.

Leer mas...

Canciller alemana advierte riesgo en acuerdo UE – Mercosur

La canciller de Alemania, Angela Merkel, advirtió hoy que está en riesgo la firma de un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercado Común del Sur (Mercosur), ya que el tiempo se está agotando y se extendió demasiado.

Ante el parlamento alemán, en Berlín, Merkel planteó que el próximo gobierno de Jair Bolsonaro, que asumirá la Presidencia de Brasil el 1 de enero, podría dificultar el acuerdo comercial UE-Mercosur, que lleva casi dos décadas en tratativas, reportó este miércoles la prensa brasileña.

Las consideraciones de Merkel se sumaron a las declaraciones que en fecha reciente realizó el presidente francés Emmanuell Macron, respecto a que su gobierno no apoyará un acuerdo de libre comercio entre la UE y el Mercosur, si Brasil da un paso atrás en sus compromisos de reducción de emisiones de gases con efecto invernadero, como tiene previsto Bolsonaro.

Bolsonaro dijo, tras vencer las elecciones presidenciales en octubre pasado, que el Mercosur está sobrevalorado; mientras que el próximo ministro de Hacienda, Paulo Guedes, reiteró que Argentina y el Mercosur no serán las prioridades del nuevo Ejecutivo brasileño.

Con un aporte superior al 75 por ciento del Producto Interno Bruto total del Mercosur, Brasil es el gran gigante del bloque comercial y aduanero, y sus decisiones podrían tener un gran impacto en las economías vecinas, en especial en Argentina.

El Mercosur está integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, y desde 1999 mantiene tratativas con la UE para conformar un área de libre comercio.

Leer mas...

Angela Merkel asumió su cuarto mandato con el reto de revitalizar la economía alemana

La canciller alemana encabeza una gran coalición con su partido conservador y los socialdemócratas. Gobernará con un Parlamento muy fraccionado.

“Sí, acepto”. Con estas escuetas palabras, a los 63 años, Angela Merkel se convirtió por cuarta vez consecutiva en canciller de Alemania. La “hija política” de Helmut Kohl, quien hace ya 13 años era la primera mujer y la primera persona de la extinta Alemania oriental en llegar a la jefatura de gobierno, lidera desde hoy una nueva coalición de conservadores y socialdemócratas con la promesa de modernizar la principal economía europea, reformar las instituciones del viejo continente e intentar paliar el descontento de parte de la sociedad en tiempos de precarización e incertidumbre global.

Esta tercera “gran coalición”, que se propone dirigir Alemania hasta el 2021 bajo la batuta de Merkel, está integrada por la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de la canciller, por los conservadores de la Unión Socialcristiana (CSU) de Baviera y por el Partido Socialdemócrata (SPD). Estas tres grandes fuerzas fueron duramente castigadas en las urnas en las elecciones de septiembre de 2017, sobre todo la CSU bávara (con una caída de 10 puntos) y el SPD, sumido en una profunda crisis de identidad desde hace más de una década tras la flexibilización laboral y los recortes al estado de bienestar impulsados por el canciller Gerhard Schröder (1998-2005).

Aunque tiene una mayoría importante de escaños, 399 sobre 709, este oficialismo convive con el Parlamento alemán más fragmentado desde 1953, cuando comenzó a aplicarse el mínimo del 5% de votos exigidos para entrar a la Cámara Baja alemana, el Bundestag.

Es la primera vez, además, que un partido de ultraderecha nacionalista constituye la principal fuerza de oposición en el Bundestag. La irrupción en la escena política de la Alternativa para Alemania o AfD, un partido de tendencias euroescépticas y xenófobas, provocó un corrimiento en la relación de fuerzas parlamentarias y puso el foco sobre sus temas favoritos: el freno a la llegada de refugiados de Oriente Medio y de inmigrantes en general y la defensa de la identidad nacional. Tanto, que ahora el ministerio del Interior alemán se llama además “ministerio de la Patria”. Lo comanda el conservador bávaro Horst Seehofer, quien promete agilizar los trámites de asilo y acelerar las deportaciones. La idea es que no se repita una situación como la de 2015, cuando llegó una masa de cientos de miles de refugiados que provocaron una crisis administrativa en Alemania y derivaron en el ascenso de la AfD.

Fueron los votos “robados” por la AfD a los grandes partidos los que sumergieron a la política alemana en un interinato de seis meses. Tras las elecciones de septiembre, como los socialdemócratas preferían en ese momento quedarse en la oposición, Merkel intentó formar una coalición con su bloque conservador, con los Verdes y con el partido liberal FDP. Pero en noviembre los liberales se fueron dando un portazo inesperado y Merkel tuvo que convencer a los socialdemócratas de sentarse a negociar. La canciller hizo concesiones en materia de políticas sociales, cedió el ministerio de Hacienda y finalmente, tras conversaciones que duraban toda la madrugada, logró el objetivo de conseguir una mayoría parlamentaria para gobernar.

La secunda en el Ejecutivo Olaf Scholz, un experimentado político socialdemócrata que será vicecanciller y ministro de Finanzas, un puesto clave para el reparto de fondos en Alemania pero también para la reforma de la Unión Europea. Scholz es un pragmático liberal que promete llevarse muy bien con Merkel y que podría mantener la política de austeridad de su predecesor en esa cartera, Wolfgang Schäuble, aunque con mayor inversión en educación, vivienda e infraestructura.

Clarin

Leer mas...

Merkel prefirió a Macri y no a Temer

La canciller alemana, Angela Merkel, evitó hacer escala en Brasil durante su última gira latinoamericana en la que visitó Argentina, donde se reunió con el presidente Mauricio Macri, antes de viajar a México. Así lo informó un trabajo de la Fundación Konrad Adenauer, el conocido «tanque de ideas» del partido al que pertenece Merkel, la Unión Demócrata Cristiana alemana, un estudio reproducido parcialmente por el diario Valor Económico de Brasil.

«Uno de los síntomas de la pérdida de importancia (de Brasil) según los autores fue la decisión de Merkel de no pasar por Brasil en su reciente gira por América Latina cuando visitó Argentina y México». Hace dos semanas la premier fue recibida por el presidente Mauricio Macri en Buenos Aires y posteriormente por el mandatario Enrique Peña Nieto en México. Merkel también «canceló» un convite para que Temer visitara Berlín.

Leer mas...

Merkel llama a impulsar las inversiones en África para frenar las migraciones

La canciller alemana, Angela Merkel, apostó hoy por establecer nuevas alianzas entre las potencias del G20 y los países africanos que superen el concepto clásico de la ayuda al desarrollo, impulsen la inversión privada y propicien un crecimiento que frene los flujos migratorios.

La canciller alemana, Angela Merkel, apostó hoy por establecer nuevas alianzas entre las potencias del G20 y los países africanos que superen el concepto clásico de la ayuda al desarrollo, impulsen la inversión privada y propicien un crecimiento que frene los flujos migratorios.

Con ese objetivo, y bajo el lema «Asociación G20 África-Invirtiendo en un futuro común», Merkel reunió en Berlín a los presidentes de Egipto, Costa de Marfil, Ghana, Mali, Níger, Ruanda, Senegal, Túnez y Guinea Conakry, éste último al frente de la Unión Africana (UA).

La propuesta alemana, presentada en el marco de la presidencia de turno del G20 y con apoyo del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Africano de Desarrollo, busca generar en los países africanos un marco que impulse la inversión privada, nacional e internacional.

Merkel reconoció que una condición básica es garantizar la seguridad y consideró que los países industrializados deben reflexionar sobre si la ayuda al desarrollo «clásica» ha funcionado de forma correcta para impulsar el crecimiento.

Cuestionó en este contexto que durante años los países donantes no se implicaran en la seguridad y no ayudaran a los países africanos en la lucha contra el terrorismo.

«Sólo donde la seguridad está garantizada se puede impulsar el desarrollo», recalcó Merkel, que abogó por poner el acento en la juventud y en la educación, con especial atención a la inclusión de las niñas.

Su ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, afirmó que la ayuda pública al desarrollo sigue siendo indispensable, pero subrayó que se requieren inversiones privadas para «lograr un mayor dinamismo».

Los países africanos que quieran unirse a esta iniciativa, denominada «Compact with Africa» y supervisada por los ministerios de Finanzas y los bancos centrales, deberán desarrollar instrumentos adecuados para mejorar las condiciones para los inversores.

Como primer paso, el Gobierno alemán firmó hoy con Túnez, Costa de Marfil y Ghana sendos acuerdos de asociación por los que destinará 300 millones de euros adicionales a proyectos de eficiencia energética, energías renovables y desarrollo del sector financiero a cambio de reformas en esos países.

«Queremos crear nuevos incentivos para los Estados más reformadores», explicó el ministro alemán de Desarrollo, Gerd Müller, quien destacó el trabajo de los tres países elegidos en favor de la transparencia presupuestaria, la lucha contra la corrupción y la democratización.

El presidente de la Unión Africana, Alpha Condé, coincidió con la lectura de Merkel sobre la agenda de desarrollo que necesita el continente y la necesidad de atraer flujos de inversión.

«La falta de infraestructuras es un desafío, pero también una oportunidad», afirmó Condé, quien, como el resto de líderes africanos, subrayó las posibilidades de inversión en carreteras y autovías o en sectores como las energías renovables o las telecomunicaciones.

Los presidentes africanos celebraron las propuestas de Berlín y resaltaron que África y Europa tienen problemas comunes -como el terrorismo, el crimen organizado y las migraciones- a los que tienen que responder como iniciativas comunes.

«Se trata de una iniciativa para impulsar inversiones, crear crecimiento y empleo y lograr que la gente en África tenga una vida digna», resumió el presidente egipcio, Abdelfatah Al Sisi.

Por su parte, el presidente de Níger, Issoufou Mahamadou, comparó la iniciativa con el Plan Marshall para la reconstrucción de Europa tras la II Guerra Mundial y la calificó como un «Plan Merkel» para África.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, señaló que el reto será localizar los problemas específicos de cada país para «crear un plan hecho a la medida de cada uno de ellos» y consideró que las organizaciones internacionales pueden ayudar con garantías para reducir los riesgos.

En este contexto, el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, instó a movilizar fondos privados para inversiones en África en lugar de guardar «billones y trillones debajo del colchón».

Tras la primera jornada de la conferencia, Merkel invitó a los líderes africanos a una reunión con representantes del mundo empresarial para analizar las dificultades y los desafíos de la inversión en el continente. EFE

Leer mas...

Merkel derrota a Schulz

La Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller alemana, Angela Merkel, derrotó hoy al Partido Socialdemócrata (SPD) de Martin Schulz en Renania del Norte-Westfalia, imponiéndose por tercera vez consecutiva en unas elecciones regionales.

La CDU se impuso con entre el 33,7% y el 33,8% según las últimas proyecciones divulgadas por el canal público Zdf y cadena radial ARD, mientras que el SPD obtuvo entre el 30,8% y el 31,1%, respectivamente.

En tercer lugar se ubicaron los liberales, que anticipan el gran retorno al Parlamento en septiembre, con un 12%, atribuible al consentimiento personal de Christian Lindner. Los populistas del AFD entran por primera vez en este parlamento regional, con un porcentaje de entre el 7,4$ y el 7,8%. Los Verdes, por ahora en el gobierno, caen al 6%. Y la izquierda de la Linke, ronda el 5%, teme no superar la barrera.

La ministra presidente del Land (estado federado), Hannelore Kraft, criticada después de 7 años por los resultados poco satisfactorios sobre educación, seguridad y desocupación, asumió toda la responsabilidad, renunciando a sus roles en el partido: era vicepresidenta federal y líder de los socialdemócratas de la Westfalia.

Los comicios de ese Land, el más poblado de Alemania, eran el tercer y último test en las urnas antes de las elecciones generales del próximo 24 de septiembre, en las que Merkel buscará su reelección, con el líder socialdemócrata Martin Schulz como principal rival.

Con las elecciones de hoy y con los datos a confirmarse oficialmente supondrían un fuerte revés para el partido de Schulz. Las dos anteriores elecciones regionales de este año, en los estados federados del Sarre (oeste del país), en marzo, y en Schleswig-Holstein (norte), el domingo 7 de mayo, fueron para la CDU de Merkel, con rotundas victorias.

«Así es: ganamos juntos y perdimos juntos. Estas elecciones nos deberán hacer pensar qué cosa debemos cambiar de aquí en Berlín», dijo el candidato de SPD a la cancillería, Schulz, comentando la derrota en las elecciones en Nord Reno-Westfalia.

«Tuvimos 17.000 nuevos inscriptos, hemos convencido a un gran número de personas que vale de nuevo la pena», añadió, mostrando querer ir hacia adelante.

Leer mas...