Estas aquí =>

Un pan dulce fue la única víctima por bala perdida

Anunciábamos bastante, la policía no paraba de realizar recomendaciones, sin embargo continúa la irresponsabilidad de algunas personas, quienes por algún motivo todavía creen que está bien realizar tiros al aire. Por año nuevo, un pan dulce que se presentó como postre en una mesa de Ciudad del Este, afortunadamente fue la única víctima de fin de año por este tipo de situación.

El inusitado suceso ocurrió a las 23:30 del lunes, mientras se recordaba la noche vieja, en un domicilio del barrio Remansito, de Ciudad del Este perteneciente a la familia Román, quienes perdieron totalmente el apetito al ser testigos de una bala llegada del cielo que en su caída previamente rompió el techo de zinc del domicilio, justo a la hora que se preparaban para realizar la última cena del 2018.

Fátima Román, dueña de casa, dijo que el proyectil estuvo a centímetros de donde se encontraba sentada su madre en ese momento.

Un hecho similar ocurrió en la madrugada de la navidad, cuando familias del barrio Trinidad de Asunción, pasaron por la misma situación, generada por algún inconsciente realizó este hecho criminal por donde se lo mire.

Leer mas...

Debido a malos momentos vividos en Navidad, piden no usar armas en Año Nuevo

Los organismos encargados de seguridad realizaron un llamamiento para que los ciudadanos no disparen al aire durante la celebración de la nochevieja, ante el número de incidencias registradas en los últimos años por impacto de balas perdidas y en especial por los hechos ocurridos en barrio Trinidad en la madrugada de Navidad donde varias familias denunciaron haber estado muy cerca de tragedias a causa de balas perdidas.

El Ministerio del Interior alertó en un comunicado oficial de que los disparos al aire son una práctica que se repite con mayor frecuencia durante la Navidad y recordaron que en el país está prohibido portar armas de fuego sin autorización.

Existen normas básicas de seguridad que deben ser observadas rigurosamente, ya que de ello depende la posibilidad de evitar lesiones a terceros y a nosotros mismos, explica el comunicado.

El Ministerio del Interior recomienda que, en caso de presenciar una situación como esta, se dialogue con las personas implicadas y se llame inmediatamente al número de teléfono “911” de la Policía Nacional.

En 2011 se contabilizó el mayor número de víctimas mortales por disparos al cielo con una cifra que asciende a 12 fallecidos, según datos oficiales.

Sin embargo, la comisario María Elena Andrada, vocera de la Policía Nacional, puso en duda este dato y señaló que en los últimos dos años no se produjeron muertes por esta causa. Más allá de los disparos al aire, los datos policiales reflejan que se produjeron un total de 13 homicidios en el país durante el transcurso de los pasados festejos de navidad.

Finalmente informaron que se llevaron a cabo 58 detenciones y se incautaron 37 vehículos y 425 motocicletas.

Leer mas...

Irresponsable vecino causa susto con balas perdidas en barrio Trinidad

La alegría y felicidad a la espera de festejar el nacimiento del niño Jesús se convirtió en un momento traumático para algunas familias en el barrio Trinidad de Asunción. Pese a las constantes recomendaciones, todavía hay personas que actúan inconscientemente y realizan disparos de arma de fuego al aire, peligrando la vida de inocentes en estas fiestas.

Un desagradable momento lo vivieron vecinos de Trinidad cuando una inesperada visita cayó desde las alturas en varias residencias donde se encontraban en pleno desarrollo de los festejos de Navidad. Se trató de las nunca bien recibidas balas perdidas, lanzadas desde la inconsciencia de alguna persona que no midió las consecuencias de sus actos.

Luego de la medianoche y mimetizado entre los estruendos de los petardos, una bala perdida cayó en casa de la señora Sonia Sosa, quien se encontraba tranquilamente disfrutando del festejo luego de brindar por una nueva Navidad en compañía de sus seres queridos cuando de repente se siente que un proyectil aterriza en medio de su padre y un hermano.

La bala aterrizó en su domicilio aproximadamente a las 12:10 y por prudencia no se encontraban fuera de la casa porque presentía que algo así ocurriría.

A pocos metros de la casa de Sonia, vive la familia Amarilla Recalde, que también vivió momentos de pánico cuando otra bala, presumiblemente de la misma arma que alcanzó a sus vecinos, cayó en medio del pesebre que se encontraba a poca distancia del lugar donde se ubicaba una niña de apenas un año.

Jazmín Recalde de Amarilla, manifestó que pasaron el susto de sus vidas ya que la bala cayó cerca de sus familiares donde algunos niños incluso se preparaban para jugar con un globo aerostático.

Nos preparábamos para rezar cuando escuchamos los tiros y al rato cayó la bala sobre el pesebre; llamamos a la Comisaría 12 para dar parte de lo que ocurrió, mencionó la señora afectada.

Aparentemente sigue habiendo personas que todavía creen que es posible realizar el temerario acto de disparar al aire en medio de los festejos de fin de año y pese a las recomendaciones, siguen realizando esta práctica criminal.

Uno de los casos que se recuerdan con tristeza fue el ocurrido el 25 de diciembre de 2012, cuando la niña Paz Valentina falleció a causa de una bala perdida. Las investigaciones pudieron dar con el autor del hecho, el taxista Jorge Prisco Ledesma, quien pese a la gravedad del hecho, sólo fue condenado a cinco años de cárcel.

Leer mas...